Los sombreros de Dayana

23 noviembre 2017


Novela del autor peruano José Pablo Quevedo


POR: RAUL GALVEZ CUELLAR
Esta es una novela cruda, rudimentaria si se quiere, pero de enorme trascendencia histórica.

Bertolt Brecht dijo que "no hay nada más importante que aprender a pensar toscamente. El pensamiento crudo es el pensamiento de los grandes hombres" Brecht anotaba en su Diario sus reflexiones aplicando la dialéctica del contraste para hallar la verdad y combatir el dogma. Hoy, el escritor piurano José Pablo Quevedo que tenía guardadas durante 30 años sus anotaciones de estudiante, asume su propia dialéctica del pensamiento regresivo, da vuelta a la manga de la historia y publica sus experiencias que devienen en este testimonio veraz y digno de ser evaluado en su contenido perspectivista. Los sombreros de Dayana aparece con precisión temporal, ni antes ni después: espejo inolvidable del pasado que se repite miles de veces, y del cual el propio autor había vaticinado que "el río en su regreso nos traerá el espejo donde perdimos nuestros rostros".

En efecto, no se han perdido los rostros de Dayana, Elisa, Kerstin, Elena o Anne; ni los de Sergio, Mateo, Aníbal, Felipe o Eduardo, que son algunos de los personajes de este libro que vuelven en la cuenta regresiva del poeta, quien al plantear su circuito dialéctico había escrito que "ese río será el que pase por todas las orillas".

Los sombreros de Dayana es una novela más social que literaria, verosimilista y con elementos autobiográficos, que narra en 23 capítulos y un epílogo todo lo que puede ocurrir a un círculo de jóvenes becarios de ambos sexos y de diversas nacionalidades, que provienen de las canteras progresistas para residir en el fenecido Estado de la RDA desde los años setenta, cuando el Gobierno Peruano del General Juan Velasco Alvarado restablece relaciones diplomáticas con los países socialistas, situación que permite al narrador-protagonista (Sergio) viajar primero a Cuba y luego afincarse en Alemania donde hasta hoy reside.


Los sombreros de Dayana produce un disloque en la novelística tradicional y aún en la narrativa político-social de los últimos tiempos, porque revive un capítulo de repercusión mundial que no había sido visto desde sus interiores, como es la división de Alemania antes de su Reunificación. Quevedo reivindica a las Letras con su discurso realista, veraz, serio y responsable contra la avalancha de novelas del imaginario y de puro entretenimiento. El escritor mexicano Carlos Fuentes ha dicho que "las civilizaciones necesitan la novela para recuperar verdades y realidades perdidas. Para redescubrirse". En el raconto de José Pablo los actores son reales si bien figuran con otros nombres: en su trama prevalece la verdad sin disfraz, lo que nos lleva a las palabras de Efraím Medina Reyes, quien al analizar la novela "Esta Salvaje Oscuridad" de Harold Brodkey, dice que "la verdad es el punto de partida, la apuesta esencial, sin ella ninguna literatura importa" (Revista Alhucema, Granada, N
15, Junio 2006).


De las aventuras de cada estudiante podría escribirse otro libro, debido a la riqueza temática del contexto del que ya se ha leído en idioma Alemán cuatro de sus capítulos, y en cuyos auditorios se han reconocido algunos de los biografiados que actualmente viven en diversos países, compaginando la prolongación de sus propias historias. El autor tiene la ventaja de conocer Alemania, antes, y después de la caída del muro; y en este orden de consideraciones tenemos que decir que este primer tomo corresponde al Socialismo Rea
l de un Estado ya desaparecido pero más humano que los de los países capitalistas; en tanto que el segundo tomo –que desde ya anunciamos-, se vive con los cambios en el país de los pinos, desde que se abren las fronteras y las multitudes salen por los largos corredores de la estación Friedrichstrasse hacia el sector occidental: desde que la gente va y viene por el puente, cruzando día y noche la calle Bonholmer.

José Pablo Quevedo es doctor en filosofía por la U. de Humboldt, es poeta, ensayista y ahora novelista. Autor de numerosas piezas de teatro, lleva publicados más de diez libros entre poesía y antologías bilingües. También prepara un Tratado de Filosofía que parte de una nueva óptica en el campo de la filosofía de la historia; obra que por su singular dialéctica marcará en este siglo un valioso aporte en la historia de la filosofía. Pero volvamos a esta novela:
El lector tendría que ser llevado por la fuerza hacia una ducha, y ser puesto violentamente bajo un chorro de agua semihelada, para comprender el impacto que sufrió Sergio al ser catapultado desde su cálida provincia hasta la exacta Alemania, donde una madrugada fue obligado a bañarse desnudo entre desnudas en el mar de Prerow, al punto que en esa misma tarde su compañero "el Sapito Luis" le dijera "has entrado en el paraíso pero no te has comido la manzana".

En el internado de las escuelas superiores de Dresde en la RDA, los estudiantes hombres tenían sus dormitorios separados de las mujeres: una muralla y una guardianía los distanciaba, y entonces los muchachos "cocinaban huevos en sus propios cerebros" para burlar la guardia y llegar hasta las hijas de Eva, convirtiéndose para ello en gatos techeros que trepaban árboles para ingresar por las ventanas a los cuartos de las damas impacientes, quienes formaban cadena estableciendo "vigilancia" que permitiera la entrada de varones. Para estos fines se lanzaba golpes de tambor, señales de encender o de apagar la luz en los aposentos, tirar piedritas con una liga o emitir algún silbido, hasta que un día el saldo fue de un hombre desmayado y una mujer con el brazo roto, que fueron conducidos a la enfermería de emergencia.

El relato fluye en lenguaje cartesiano, sin preocupaciones técnicas ni de forma: su autor muestra capacidad descriptiva y dotes de retratista en la caracterización de los personajes cargados de ensueño y de emoción social, mas con defectos propios de la juventud: el poeta, el filósofo, el germanista, el historiador, el cubano, la estafadora, el hegeliano, la religiosa, la pintora, la lesbiana, la revolucionaria, etc. etc., estructuran el texto fundamentalmente dialógico donde el narrador se esconde o aparece en segunda o tercera persona, e inesperadamente en primera persona.

No todo es entretenimiento ni búsqueda de nuevas sensaciones en una etapa en que se quiere cambiar al mundo y ayudar a sus países de origen como Perú, Cuba, El Salvador o Nicaragua, sino que en los argumentos se registra situaciones de angustia, dramas de muerte súbita, y escenas de intensas pasiones de amor. 
No olvidemos que José Pablo Quevedo es ante todo poeta y que ha trasladado el más fuerte erotismo de los incas a los poemas de sus libros Variación de la Luz, Las Márgenes Ocultas de la Lluvia, y Orillero Mar, en los que inmortaliza a sus musas de ojos verde-caña.

A la lectura del libro se revive las tertulias de la Saülenmensa (cafetería de las columnas) o las del Café Viena de la avenida Schönhauser Allee, donde los estudiantes entre cafés, cognacs y empanadas proclamaban su solidaridad con las masas populares del mundo, con un cigarrillo en la boca, -que quizá por puro exhibicionismo-, activaban largas conversaciones en los mejores años de la vida de todo hombre y de toda mujer (los años universitarios).

Este heterogéneo pero unido grupo de alumnos nos pasea en los trenes urbanos para contemplar la nieve, las lluvias aritméticas contra las ventanas, o la caída de las hojas en el otoño. Nos llevará por el Banco Vallejo a orillas del Spree, por la plaza Franz Mehring, la avenida Unter den Linden, o hasta la Estación de Lehrter Bahnhof a gran velocidad. En suma,
 Los sombreros de Dayana es el diálogo con el río que regresa pero que no llega sólo a las orillas, sino que nos trae el espejo de su alma, que es asimismo el alma de su autor, plena de sabiduría y de proyección de hermandad universal.

RAUL GALVEZ CUELLAR: Peruano, Poeta, narrador y crítico. Abogado, pedagogo, ex-magistrado, ex-profesor de Derecho, Filosofía, Lingüística, Literatura e Idiomas.
Tiene diez libros de cuentos publicados, también tiene un libro de poesía y muchas publicaciones de comentarios en el Perú y el extranjero.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...