VELISARIO SANABRIA ACEVEDO

17 abril 2019


Nació en el Anexo de Aiza el 28 de junio, pertenece al Distrito de Tupe ubicado en la zona sur chico de la Provincia de Yauyos Departamento de Lima. Situado entre los 2.700 y 2.800 metros de altura sobre el nivel del mar en la región quechua.
Proveniente de una familia pobre, humilde, Fueron sus padres, Don Crisóstomo R. Sanabria Payano y Doña María M. Acevedo Vivas. Realizo sus estudios primarios en su tierra natal Aiza, Kuna y Capital de la Lengua Jaqaru? Kawki? Y la secundaria en la Provincia de Cañete en el Distrito de Imperial, en el Colegio Nacional Público de Menores (C.N.I.) donde culminó la secundaria.
En 1998 vuelvo a su tierra natal biológico donde lo vio nacer, integró a un grupo de jóvenes para formar parte de una agrupación político independiente, donde figuraba como secretario general de su comunidad campesina del pueblo de Aiza. Su labor como secretario general del dicho lugar lo lleva a conocer la pobreza que atravesaba los 33 distritos de su Provincia de Yauyos.
Ese dulce y apacible pueblecito de una fresca habla, aquí es donde se conoce las costumbres, vestimentas Típicas, y el Idioma de la Lengua Jaqaru (Kawki). Kuna y Capital de la Lengua Milenaria del Perú, está a cinco horas en camioneta desde Lima a Aiza mi tierra natal y de Aiza a Tupe es una hora en mula imponente y serpenteante río Yauyos, río Tupe,

EL TROVADOR CANTANDO
Tras la torrencial lluvia de la tarde,
el perezoso sol que no asomaba
la tierra convertida en fango y lodo,
humedece cortezas con verdín.

Aspecto de miseria al panorama,
más falto de azucenas y amapolas
desabrido paisaje, sombras frías
que fatigan el aire y se apoderan,
de penumbras que bailan distraídas.

El trovador de los andes cantando vacilaba,
entre turbios recuerdos levitaba
y con ansias de eterna primavera,
suplicaba piedad y suspiraba.
Los arbustos que ebrios se estremecen,
al cristalinas gotas descender
entre hojas y troncos olvidados,
como lágrimas que llaman el ayer.

Imaginan pañuelos temblorosos,
que pudieran en pómulo absorber
el rocío de duelos, que alimentan,
la esperanza de un día florecer.



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...