FERNANDO LUNA NEYRA: POEMAS

24 octubre 2018


ADIÓS AL AMOR

Te prometí volver después de mi partida
y viaje confiado hacia el sol
sin saber que me iba a quemar en tu olvido.

Corren lágrimas color vino por mis mejillas
y mi corazón embriagado con tu vid sentimental
se desangra en su fermento agridulce
sabor que tiene la misma vida sin ti.

Aun así te espera este pecho miserable
inmerso en el dolor mundano
buscándote encontrar en ningún confín.



MI NOCHE MÁS TRISTE

Puede ser esta mi noche más triste
desde la última vez que te reíste
de este corazón que te ama de verdad
y de esta alma que te pide sinceridad.

Puede ser mi noche más negra y aciaga
llena de angustia por tu amor mezquino
donde el cielo llora su melancolía
con el parpadea triste de las estrellas.

Más allá del alma y del techo universal
caen nuestras lágrimas sufridas
como soles fugaces y luceros luminosos
que entre sinsabores van buscando la vida.

Esta noche no te has dado cuenta acaso
que tus ojos mustios de tanto llorar
van a llevar tu corazón al ocaso
y que puede ser tarde para implorar
lo que has perdido por dejar de amar,
por eso, ésta puede ser mi noche más triste.



QUISIERA

Quisiera tener
tu cuerpo en mis manos
y tus labios en mis besos
pero no quisiera tener
el corazón que tengo
porque sufro por ti.

Un día vivo
y otro día muero.

Quisiera tener
tus ojos negros
para mirar diferente
este mundo y su gente.

Un día río
y otro lloro.

Un día estás conmigo
un siglo te ausentas
mil años te espero
y así todavía te quiero.


DUELE EL CORAZÓN

Los movimientos telúricos del corazón
saben sorprenderme en esta vida
y cual doloroso martillo golpea
el pálido mármol del pecho
haciéndolo sufrir y quebrándolo en llanto.

Así el sentimiento se encoge y estira
en un rincón de las cavidades
y ya no quiere mostrar el rostro
para dormir eterno su dolor.

Los movimientos nostálgicos y negros
rozan grave el corazón aturdido
abriendo una puerta por donde sangran
penas y desconsuelos de un muerto amor.

Tengo un pobre destino oscuro acaso
que con cruz de palo golpearme quieren
la sárnica espalda de enfermo camello
porque alguien cruzó mi desierto camino.

Ahora es para mí un triste espanto
llevar en lo más hondo del quebranto
algo que espina y que ahueca la suerte
donde la vida se achica y se agranda la muerte.


AMAR Y SUFRIR

Siento una rara sensación
que no la puedo describir
en mi pecho y en mi corazón
es algo que no puedo fingir
y hasta me quita la razón.

Siento una gran alegría
con un misterioso dolor está presente todo el día
y la verdad yo no sabía
que así era el amor.

No te olvido todavía
y creo que no voy a poder
aunque mi pecho te ansía
mi corazón empieza a doler
y sufrir tanto yo no quería.

Pues si así es el amor
con sufrimiento y doloroso
esto no es lo que he querido
porque si muerte es tu calor
lo que yo hubiera preferido
es mejor no haber nacido.


YO NO SABÍA

Yo no sabía que me amabas
porque nunca lo decías
y no supe que tú me querías
porque siempre lo callabas.

Pero el ego recordaba el camino
torturándome con la memoria
el enfermo corazón en su historia
después de beber un vaso de vino.

El tiempo de antes es demasiado
pero también puede ser poco
ya no sé si me estoy volviendo loco
por lo mucho de haberte amado.

O quizás mi amor se haya reducido
y no sé cuánto estoy de herido
solo un momento me queda de vida
por tanto quererte, sin haberlo sabido.


TU SABES

Tú sabes que con tu partida
se me fue la vida.

Yo que te creía enamorada
hoy veo muy triste
que eso ya no existe.

Ahora tengo una herida
que siempre va a sangrar,
con tu nostálgica partida
me has dejado de amar.

La verdad que tú me hieres
en lo más hondo de mi ser
para que vine a nacer
en este triste mundo
si sufro en lo más profundo
donde nadie puede ver.


YA NO ESTOY

Ahora que todavía tienes vida
mírame con tus ojos
todo lo que puedas
y dime con tus buenas ideas
lo que quieras.

Y si puedes articular palabras
entonces declara
di que me quieres, grítalo.

Si todavía tienes movimientos
y sensibilidad
entonces tócame y alócame.

Aprovecha que aún hay materia
porque el alma y el espíritu
ya abandonaron mi cuerpo
ya no estoy
ni quiero estar
porque tú, cada vez que vienes,
amándome, me haces sufrir.



Nació en la capital pesquera del Perú, Chimbote, desde muy niño junto a sus padres y hermanos llegaron a Supe, estudio medicina en la universidad de Córdoba (La Docta) en la República de Argentina.
Poeta romántico por excelencia, actualmente ejerce su profesional de médico en la provincia de Barranca y Cajatambo.
Socio activo de la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...