ESTEBAN RAMOS HUAMÁN

17 abril 2019


Nació el 04 de agosto de 1961, docente en el área de comunicación en el colegio Emblemático Luis Fabio Xammar de Huacho, Magister en educación, área de Gestión Educativa.
Dedicado a la investigación pedagógica, y al asesoramiento en consultoría en Gestión Educativa y Pedagógica así como al desarrollo de proyectos de innovación Pedagógica.
Autor de Textos de Ortografía y Lingüística.
A recibido numerosos reconocimientos en merito a su destacada labor de Docente por parte del Ministerio de Educación, la Dirección Regional de Educación Lima, la Unidad de Gestión Educativa Local, la Federación de Periodistas del Perú, Marina de Guerra del Perú, diario el Comercio, Congreso de la República, Municipalidad Provincial de Lima y Huaura y la Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión de Huacho.

Asesor de Clubes de Periodismo Escolar y de publicaciones como: “Crisol Xammarino” “Huellas Xammarinas”, “Semillas Xammarinas” y el “Heraldo”
Coautor del libro “Luis Fabio Xammar: Peruano Paradigmático”
Rescatándolo del Olvido. 1911 – 2011 – Centenario de su Nacimiento.

LOS GALLINAZOS CAMALEROS DE HUACHO

Es algo cotidiano para los pobladores de los alrededores del Camal Municipal de Huacho, observar la bandada de oscuros gallinazos que parecen vigías incansables, posados en un altillo de una de las casas que rodean el local camalero.
Son más de una docena de estos enormes animales de carroña que, en hilera, observan fijamente, sin demostrar cansancio, como los hábiles carniceros van sacrificando, una a una, todas las reses que los ganaderos han llevado hasta allí para el sacrificio.
Y así, bajo la supervisión aérea obligada de estos animalitos, van entregando su vida los infelices cerdos, los mansos corderos, las mugientes vacas y los envalentonados toros. Corre sangre y, poco a poco, van quedando colgados de los ganchos, listos para sellarse y trasladarse al mercado.
¿Y qué esperan, con tanta paciencia, los señores gallinazos? Pues, es indudable que esperan su COMIDA. ¿Y qué comida esperan estos enlutados animales? Ya lo hemos dicho… son animales carroñeros, esto es, se alimentan de carroña, de animales muertos…, y allí es el Camal Huachano, en pleno centro de nuestra capital de provincia, están estos señores. Se acercan velozmente y se llevan algunos pingajos de carne o menudencias que los carniceros y las lavadoras de menudencia dejan caer al suelo. Es común vernos disputando con los feroces perros callejeros un pedazo de pellejo sanguinolento o unas tripas que son tiradas.
Antaño, estos animales eran atrapados por los curanderos y “brujos” para preparar el famoso “caldo de gallinazos” que curaba la tuberculosis o enfermedades del pulmón. Algunos, según cuenta nuestro recordado Isaías Nicho Rodríguez, bebían la sangre fresca de estos animales y lograban curarse de sus enfermedades cuando ya habían sido desahuciados por los médicos.
Y cuando los vemos, allí, en las alturas del Camal Municipal, prestos a lanzarse a disputar algún trozo de comida, nos preguntamos: ¿Terminarán sus días en algún “delicioso” caldo de gallinazo?



No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...