JUAN SALVADOR: POEMAS

07 noviembre 2018


MI SER CON DIOS

Dios me habita,
elijo conectar con El,
elijo sintonizar con El,
elijo sincronizar con El,
elijo escucharlo a El.
Vivir desde ahí,
desde un tú a tú.
Desde el asombro ante el Trascendente.
Desde la fascinación ante el Absolutamente Otro.
Desde la admiración ante el Inconnoscible.
Desde la sorpresa ante el Inconmensurable.
Desde el pasmo ante el Santo.
Desde la alucinación ante el Omnipotens.
Desde el estupor ante el Misterium Tremends.
Desde la intuición de la Presencia.
Desde el encantamiento ante el Ser.
Desde el deslumbramiento ante la Luz Eterna.
Desde el hechizo del Gran Sagrado.
Desde el magnetismo del Gran Espíritu.
Desde la belleza de la Fuente de todo.
Desde la maravillosa fantasía del Enmanuel.
Desde la imaginación loca del “Dios con nosotros”.
Desde la sugestión arrebatadora del Niño-Dios.
Desde el arrobamiento del Dulce Huésped.
Desde la quimera del Dios encarnado.
Desde el descubrimiento de un Dios escondido.
Desde la ilusión de un Dios-Amor.
Desde la visión del Altísimo.
Desde el deleite del Dios-Amigo.
Desde la irrealidad del Dios-Pasión.
Desde la magia del Dios-Creador.
Desde el embrujo de Dios-Hombre.
Desde el consuelo de un Dios-Misericordia.
Desde la debilidad sostenida por el Fuerte.
Desde la nada llena por el Adonai.
Desde la sumisión al Autoexistente Jehová.
Desde el resplandor de la Gloria del Padre.
Desde la paz del Jehová-Shalom.
Desde la justicia del Príncipe de la Paz.
Desde el encuentro inefable con el Innombrable.
Así vivo mi ser con Dios.

Juan Salvador
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú

EL CAMINO DE LA PAZ

Toma el camino de la menor resistencia a la realidad, a lo que es, al ahora. No busques otro estado que no sea el que experimentas ahora. De lo contrario, provocarás un conflicto interior, una resistencia inconsciente y un sufrimiento más.
Vivir en estado de gracia significa vivir sin ofrecer resistencia a la vida, vivir sintonizado con el Ser interior, vivir alineado con el Ser – Yo Soy-, vivir sincronizado con la corriente de vida del Universo. Cuando desaparece tu dependencia de tus ideas, esquemas, registros, pensamientos y emociones,…la vida tiende a mejorar y llega la paz.
Tú sabes perfectamente cuando estás alineado y cuando estás descentrado y alienado.
Estás alineado cuando te encuentras a gusto contigo mismo, cuando dices a cada rato : ¡ qué bien me siento ¡, cuando encuentras chispa a la vida, cuando tienes una alegría interior inexplicable, cuando tienes la certeza que estás en el lugar correcto a la hora oportuna, cuando estás en el centro de tu Ser, porque nada te impele hacia arriba y nada te oprime hacia abajo, estás en el centro de tu verdad y tu espíritu halla quietud y descanso. Que cuando en algo te inquietas, en eso mismo te fatigas.
No busques el amor en lugares equivocados, no pierdas el tiempo pensando en lo que no quieres, libérate de tus miedos, expulsa fuera tus demonios y llénate de amor. Libera tu rabia, tu resentimiento y tu odio, perdona a todos y envía amor a raudales al Universo y a la Humanidad.
Has venido al mundo para ser libre y autónomo, no para depender de otra persona. Dentro de tí tienes todo lo necesario para vivir una vida palpitante, útil, divertida, alegre, ilusionante, sana y en paz. La Fuerza Divina que está en tu interior es la Fuente de tu Bienestar, que te puede proveer de la energía pura, positiva y amorosa suficiente para que vivas en el amor, con amor, por amor y enviando amor a todos los seres.
Así serás un Ser de Luz y cumplirás alegremente la misión que has venido a realizar a la Tierra.

Juan Salvador
Marzo A.D. 2017
Hualmay, Perú

SOBRE EL ARTE DE AMAR

EL AMOR ES :
Un acto de fe en uno mismo y en el otro.
Una actividad del espíritu que usa los poderes propios para el bien del otro.
Un sentimiento de responsabilidad por el prójimo.
Un sentimiento de unidad con el prójimo.
La única respuesta satisfactoria al problema de la existencia humana.
La necesidad fundamental y real de todo ser humano.
Un arte que requiere conocimiento y esfuerzo.
Una facultad del alma.
Un poder activo que une con el otro preservando la propia integridad e individualidad.
Una solución a la angustia del aislamiento y la separatidad.
Es, fundamentalmente, dar.
Un acto de darse, entregarse, donarse, por un ideal noble.
Un poder que produce satisfacción profunda.
Requiere : disciplina, concentración, paciencia e interés.
Implica cuidado, responsabilidad, respeto y conocimiento.
La preocupación activa por la vida y el crecimiento de lo que amamos.
Una actitud y una orientación del carácter.
Conlleva amar a una persona, a todas las personas, a la creación, a la vida.
Un acto de la voluntad, más allá del sentimiento.
Un compromiso de vida, un juicio, una promesa.
Requiere la práctica de la fe racional : convicción personal basada en la propia experiencia y conocimiento.

CONDICIONES PARA AMAR :
Aprender a estar sólo.
Cultivar el interior.
Evitar conversaciones triviales.
Evitar personas tóxicas.
Practicar la escucha activa.
Convivir con personas maduras y amantes.
Superar el narcisismo.
Ver la realidad tal como es.
Conocer a personas con cualidades espirituales sobresalientes.
Ser humilde, objetivo, racional.
Tener una relación productiva con el mundo.
Fe en sí mismo: creer en sí mismo es condición para ser fiel a los demás.
Fe en el otro y en la humanidad.
Vivir desde el yo mismo.
Desarrollar las potencialidades y habilidades propias.

ERRORES SOBRE EL AMOR
Todo consiste en ser amado, no en amar.
Pensar que todo lo demás : poder, éxito, prestigio, dinero, tiene más importancia que el amor.
El amor tiene beneficios tangibles, materiales.
No hay nada que aprender sobre el amor.
Amar es encontrar un objeto para amar.
Es una sensación placentera que dura siempre.
No hay ninguna empresa que empiece con tan grandes expectativas y fracase tan a menudo.
No es rico el que tiene mucho, sino el que da mucho y da de sí mismo.
El ávaro es un indigente, un empobrecido, por mucho que posea.

Juan Salvador
10 septiembre 2017
Hualmay, Perú.
De Eric Fromm

EL SENTIDO DEL SUFRIMIENTO

Ante la inquietante cuestión de por qué tanto sufrimiento en el mundo, tanta injusticia, tanta crueldad y por qué Dios permite que todo suceda así, quiero aportar unas reflexiones de luz y sentido.
La vida no ha sido concebida para atravesarla cómodamente, en un estado continuo de perfección y felicidad.
Toda la lucha por evitar el sufrimiento es la que nos hace pensar, progresar, esforzarnos, llevarnos a nuevos niveles de consciencia, a nuevos horizontes de sentido.
Los retos nos ayudan a crecer desde la insatisfacción del estado actual. Los acontecimientos, aparentemente negativos, traen beneficios a largo plazo. Así reza el sabio refrán popular . “No hay mal que por bien no venga”. Y san Juan de la Cruz lo entendía así : “ Qué sabes tú el bien que saca Dios de los casos adversos del siglo”.
El sufrimiento es parte de la ecuación de tu vida y del mundo. Sin esa incógnita no hay una acertada solución de la ecuación.
En algunas personas, el sufrimiento empuja al ego hacia actitudes destructivas y actuaciones malvadas. A veces, la fuerza del instinto y de las emociones pueden silenciar los deseos del alma y la intuición del corazón, y acallando la conciencia y los deseos profundos del ser, desviar una vida llamada a grandes proyectos y realizaciones.
Elegir nobles proyectos, mayores riesgos y tomar el camino más difícil es tarea de almas grandes y evolucionadas. Somos seres en proceso y el sufrimiento es el espoleador del crecimiento personal y comunitario. Cada uno va eligiendo, en sus libres decisiones, su vida y su destino.
Por medio de la meditación, la reflexión, el autoconocimiento y la ayuda divina, nos hacemos más sensibles para escuchar las sutiles llamadas del Espíritu y vivir de acuerdo con los deseos más profundos de nuestra alma.

Juan Salvador
Junio A.D. 2017
Hualmay, Perú

VIVIR INSPIRADO

Ser o no ser, esa es la cuestión.
Vivir inspirado o vivir sin inspiración.
Vivir desde el Espíritu o vivir por vivir.
Cuando vivo desde el Espíritu, vivo con la sensación de no estar solo, siento la presencia de Alguien junto a mí. No siento la necesidad de cambiar a las personas o cosas que me encuentro en la vida. Dejo que el mundo sea realmente como es y siga el curso que debe seguir.
Cuando armonizo con el odio, el rencor y el resentimiento, me desubico, pierdo mi lugar en la creación, me hundo en mi propia miseria y me convierto en egocéntrico y malvado. Desconecto de la vida del Espíritu.
Cuando vivo desde el Espíritu, vivo lleno de amor, de tolerancia, compasión y aceptación de las personas, las cosas y los acontecimientos. Confío en el hacer del Hacedor desde el convencimiento que cuanto hace está bien. Todo es perfecto y necesario. Desde “ lo que tenga que ser, será” vivo en un estado más pacífico y ya no necesito ganar a cualquier precio. Estoy en paz con el sentido de la oportunidad del desarrollo de la existencia. No exijo que el calendario de mi ego coincida con el fluir del espíritu.
Me preocupan menos los objetivos, los resultados, las victorias y ganancias, y mucho más disfrutar del proceso de los acontecimientos. Alcanzo el éxtasis en cada presente, dejando el pasado con sus
condicionamientos y el futuro con sus expectativas.
Mi vida pasa de ser una cadena de obligaciones a un misterio que se me revela y sorprende en cada momento. Y me sorprende siempre gratamente.
Así me siento cuando estoy en sintonía con el Espíritu : el mundo se convierte en mi hogar y considero a todos los hombres mis hermanos. Feliz en mi interior porque he descubierto algo que pocas personas han llegado a descubrir, y humilde y asombrado ante el misterio que se presenta ante mí. Mi vida se colorea y llena de luz.
Veo la vida en positivo : cuando algo parece ir mal, observo que la mayoría de las cosas en mi vida van bien. Me alejo de lo que va mal y me centro en lo que va bien, lo que está en armonía con el espíritu creador de las cosas. Mi fuente creadora es una fuente de bien. He nacido desde la inocencia y el amor.
Vivir inspirado es vivir con energía intensa cada día, es sentirme bien conmigo mismo, con los demás, con la creación y con su Hacedor. Es hacer lo que me gusta y amar lo que hago. Es llevar amor y energía a lo que hago y no pretender llenar el corazón con las actividades y con las cosas externas.
Es vivir agradecido con la Fuente de la Vida, que me envía en cada momento lo que me conviene, incluídos los acontecimientos desarmónicos y sincrónicos de mi vida.
Es vivir con la sensación que todos mis sueños se irán cumpliendo en el tiempo, que mis deseos están en camino de realizarse. Cada día se acorta más el tiempo entre el pensamiento o el deseo de algo bueno y su manifestación material.
Mientras mayor armonía con el Espíritu, mejor descubro que quiero hacer más, trabajar más, servir más a los demás. Esta generosidad y magnanimidad de corazón me impide juzgar y condenar a los demás,
incluso a aquellos que son enemigos de un mundo inspirado y feliz por ignorancia.
Me convierto en una fuerza de cambio, en un agente dinamizador de un mundo más divino y más humano. Sé que declararle la guerra a la violencia, a la pobreza, al sida, a las drogas no es la solución, pero también sé que no me puedo quedar de brazos cruzados.
¿Qué haré? Vivir cada día más unido al Espíritu siguiendo sus inspiraciones. Es la mejor manera de ayudar a la solución de los problemas del mundo. Cambiar mi interior para que el mundo cambie. Trabajar cada día con amor aportando mi granito de arena en la construcción de un mundo más humano, más feliz.
¡! Sé valiente, ten ánimo, busca vivir desde el Espíritu, vivir inspirado.¡¡

Juan Salvador
11 de febrero de A.D. 2008
Hualmay, Perú

EL DOMINGO, CORAZÓN DEL CRISTIANISMO

El domingo, el día del Señor, el día del hombre libre que vive en la gloriosa libertad de los hijos de Dios.
El día para recuperar el sentido de la vida, retomar el tiempo, disfrutar del alma, tomar consciencia del lugar del ser humano en la creación.
Nuestras manos y trabajos pertenecen al mundo, pero nuestra alma pertenece a Dios. Durante seis días luchamos con la materia para sacarle sus ganancias, el domingo nos dominamos a nosotros mismos cuidando la semilla de eternidad plantada en nuestras almas.
Creando una atmósfera espiritual lejos de las preocupaciones y ansiedades de la rutina diaria, disfrutamos de la participación en la sinfonía de la creación. Descubrimos la vida como un misterio que se revela en cada momento en lugar de una cadena de obligaciones.
Durante seis días utilizamos el tiempo, el domingo nos enseñoreamos del tiempo y el espacio.
Desde la contemplación del Dios que me habita y prepara todo con amor, preparo mi espíritu para vivir con mayor calidad el resto de la semana.
Un tiempo de calma, de quies gozosa, de reposo espiritual reconociendo mi sintonía y sincronía con Dios, que me eleva al plano del ser frente a la obsesión del tener y el hacer.
Hoy no hay nada que hacer, sólo ser. Y estar con…..
Recuperar el domingo para el crecimiento interior, el esclarecimiento de la mente y la pacificación del alma es tarea para el hombre muy atareado post-moderno. Aunque sólo unos pocos místicos lo disfrutarán.
Quizás, llevaba razón el sabio francés Blas Pascal cuando escribió : “ Toda la desdicha del hombre moderno se debe a su incapacidad para permanecer quieto en una silla un rato”.

5. Julio. A.D. 2017
Hualmay.Perú.


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...