ANIBAL GUERRERO MIRANDA

12 octubre 2018



Hacía muchos años que no leía a mi gran amigo Aníbal Guerrero Miranda. Lo último fue “ODA A HUACHO”, si mas no recuerdo fue en el año 2015. un poema que debería releerlo.
Esta vez recibí la llamada telefónica de Aníbal, ya jubilado en sus labores cotidianas y dedicado exclusivamente a lo que le gusta, la literatura. Aníbal después de estar laborando en Huancavelica, ya esta radicando en la capital Lima, vía Z buss, me remitió cuatro de sus libros para poder conservarlo en mi humilde biblioteca.
Quiero agradecer su amable atención y sobre todo la deducción de las mismas. Sus libros nos hacen disfrutar de unas bellas creaciones poéticas que se desenvuelve sutilmente suave y romántico.
La pluma fina de nuestro poeta Aníbal, llega como música melancólica a nuestros oídos, un manojo de flores literarias que nos entregan sus frescas fragancias de abril, en un atardecer de verano cuando el sol se oculta mas allá del horizonte mientras lees las historias de esperas, encuentros, desencuentros y amores, que encontramos en sus poemarios.
Poemas de amor, Reflejos del alma”, “Melodías de la Azucena”, “Rosalía” y “Luz y Niebla” son los libros de poesías, que hoy tengo el alto honor de presentarlos, poemarios que son y serán derroteros para una generación habida de la lectura romántica de nuestros poetas provincianos, como lo es Aníbal Guerrero Miranda, poeta natural de la Provincia de Barranca, Región Lima.
Me gustó mucho leer a mi gran amigo Aníbal, el poeta de la ternura como lo dijera Jorge Luis Borges al referirse a Pablo Neruda.


Huacho 12 de octubre de 2018

Julio Solórzano Murga

CANTO AURORAL A HUACHO

Va desplazándose las nieblas invernales
por las playas abrigadas y los recios roquedales,
escalando por las breñas, los esteros y las dunas,
encendiendo pensamientos, en los vientos celestiales.

Cual si fuera cisnes de luz ornados de victoria
inundó la hermosura del cielo azul
y en el encanto del paisaje musical
se juntó las esencias, en los muelles del litoral.

Habrá un día en el edén huachano
nuevamente la humanidad ilumine la vida.
Es ciudad ciclópea dirán todos con ternura
y los siglos contestarán ¡Aquí hicimos historia!

Los arenales ocultó en las pampas mensajes
y sepulcros. Es el oro de los ojos los luceros
y el fuego, el espíritu inmortal de las olas del mar
hechas desde la alborada hasta el ocaso del final.

Y en el fondo están las brumas, el mar, el lago y el aire frío
desplazándose sin alaridos por las playas y los valles
¡Ahí la piedra y el barro huachano es vida!
vida junto a las llanuras, acantilados y lomas.

Entre miles de años las huellas han quedado
bandurria es más que el aire, el lirio y las estrellas
es paso triunfal de vestigios en el cielo y la tierra
misterio inmortal y vesperal de la raza humana

Aquí el mar y las aves tienen aliento y agonía,
aquí el tesoro es más que el oro y la esmeralda
cada paso de la niebla encapotada, gris y fina
deja gotas de lluvia sin tempestades ni tormentas.

Bandurria pintoresca y poderosa fortaleza,
cada peldaño es ingenioso tesoro de gloria.
En ti encontró el hombre círculos de Roma,
contigo convivió las pirámides triunfales de Mayas.

En ti Huacho el alba es oración sin blasfemias
canción de Bandurrias y gaviotas, música de divinos tesoros,
a veces te pareces a la senda de luz de honor de paladines
y eres verso de estas lejanías, de memorias y laureles.








No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...