“ESPIPÉTALOS” POEMAS DE LA VIDA DE NARCISO ROBLES ATACHAGUA

23 julio 2015

Por: Julio Solórzano Murga

Cuando se presta comentar el libro de un escritor con la experiencia como la del maestro Narciso Robles, siempre o casi siempre le llega el nerviosismo característico en todo presentador que admira el trabajo del poeta o escritor a presentar.
En esta oportunidad me toca presentar el poemario Espipétalos, de uno de los poetas mas representativos de la Región Lima y de la provincia de Cajatambo como lo es don Narciso Robles Atachagua.

Al tener en mis manos este libro yo meditaba en las palabras del autor en la presentación de la misma, cuando escribe: La vida humana en el correr de los tiempos experimenta diversos accidentes de todo tipo, que a la postre nos deja grandes recuerdos, para aprender el como caminar por las sendas escabrosas o límpidas de la vivencia diaria” palabras profunda del poeta Robles, muchas veces nosotros los jóvenes de la generación actual no contamos en nuestro diccionario diario la palabra experiencia, muchas veces vivimos el presente, mas no valoramos el pasado y hoy en este libro encontramos las vivencias de un hombre que vive la vida con mucho amor y dedicación a las letras, que a la postre deja como un legado cultural para su gente cajatambina y para la literatura de la región Lima

El escritor Narciso Robles en otro párrafo de su presentación escribe: No hay viernes Santo Eterno, siempre amanece la Pascua de Resurrección.   Y eso es muy cierto siempre hay un nuevo día, un nuevo amanecer en cada ser que ama, siente y padece este mundo de superación diaria; Espipétalos, es la obra que marcara un hito en la historia literaria del autor, con una impecable edición, un poemario que consta de 130 paginas y conformada por 120 poemas, que forman parte del testimonio poético del autor. 

Narciso Robles como un gran educador en el poema “Solo la educación salvara al Perú”, escribe estas líneas que penetran como espada de doble filo al inconsciente de todo ser que ama y respeta la educación del pueblo, como la base para la construcción de nuevas generaciones,  en la Pág. 10 textualmente dice: La educación como el corrector de la conducta/  es el gran proceso de enseñanza  casi perfecta/ que puede transformar a sociedades formales/ para su auto desarrollo en todas sus condiciones.

Esto me recuerda al poeta cañetano Héctor Rosas Padilla en su libro la Educación y los Hispanos en los Estados Unidos de América, nos habla sobre la nueva visión del trabajo social en los educadores, de igual manera el escritor y filosofo peruano José Pablo Quevedo en su ultima obra titulado “Torsos de la Guerra” escribe que para el desarrollo integral y sostenible de los pueblos, se requiere de una buena educación, solo así tendremos una excelente sociedad.

El poeta asume el rol protagónico de educador en este libro donde se puede evidenciar su compromiso social con su pueblo y su gente, en su poema “Decadencia socio cultural” Pág. 17, escribe: Ya estamos a puertas de un año más del dos mil / ya está en decadencia nuestra sociedad en general/ persiste una tremenda crisis en la vida social/             muy pocos, casi nadie asiste a un acto cultural.

En la pág. 18, en su poema ¿Cuando se le hará Justicia? es muy claro y tajante en su apreciación sobre la condición de un maestro en el Perú, Así el maestro va por el camino de amargura/ como Cristo en su Vía Crucis, por sendas oscuras/ siguiendo los pasos de su maestro, al calvario/ para ser crucificado como final de su martirio.

El filósofo y poeta tacneño Raúl Gálvez Cuellar en su libro "Pensamientos y Poesía" escribe que ser maestro en el Perú es un acto heroico, es algo así como inmolarse por bien de la sociedad.

Y a nuestro poeta cajatambino Narciso Robles, no le fue nada ajeno sentir todo estas vivencias en su tiempo de maestro en distintas comunidades de nuestra serranía cajatambina y oyonense.

Gran parte del mensaje que nos regala el poeta en esta obra literaria esta referida al maestro, Narciso Robles Atachagua  escribe a manera de dedicatoria estos versos dedicado a sus colegas en la educación, en su poema "Educación y Educador" se  encuentra en la pág. 85 al pie de la letra dice: Ese hombre que tiene título de Educador/ es el que enseña con sacrificio y amor/ por eso el Maestro es un gran Redentor/ con sentido algo Divino, casi un Creador.        
                                  
El maestro sembrador de sana vocación/ no es el que tira la semilla a discreción/ sino el que siembra en el alma del niño/ la sabiduría, el trabajo y amor con cariño.

Profundas letras escritas por un gran Maestro, el Dr. Filomeno Zubieta Núñez, a propósito de la presentación del libro “Tradiciones de mi Pueblo Astobamba 2”  describe  la experiencia de vida del maestro Narciso Robles, siempre ligado a su pueblo; a su vida cultural, social, económica y política; entonces no me equivoco al decir que estamos frente a un hombre que sabe diseminar bien la pluma, sobre la cándida hoja que le da la vida.

Quiero terminar esta presentación del libro Espipétalos de un gran poeta y narrador cajatambino Narciso Robles Atachagua, tocando el tema sobre la lectura, muy venida a menos en estos tiempos, con la aparición de la computadora, el Internet y todo estos adelantos de la ciencia se viene dejando de lado la Lectura y como tal al Libro, el poeta toca este tema poéticamente y en la pág. 89 en su poema el "Libro y la Lectura"  nos dice El libro es el compañero del hombre ideal/ es el Fanal, Crisol y Maestro Universal/ que nos deja una imperecedera enseñanza/ como una fuente inagotable de riqueza.

La lectura es un gran sosiego al trajín/ como reposo mental al trabajo sin fin/ robustece la mas noble condición humana/ prepara al hombre de hoy, para el mañana.
                                                                                 
Me faltarían hojas para seguir hablando de este gran libro, pero quiero que ustedes sean testigos presenciales del contenido poético de esta obra, donde su autor escribe con el alma, nos habla con el corazón y alumbra con su sabiduría el camino a seguir.

No podía faltar un poema a nuestro licor emblemático como todo peruano que ama a su tierra y todo lo que sobre ella brote, le escribe en la pág. 29,  al Pisco Peruano y le dice: El Pisco es un aguardiente nacional/ producto peruano de sabor al parral/ cultivado y elaborado en Ica generoso/ cuyo nombre procede de puerto hermoso.

La Cepa traída desde las Islas Canarias/se sembró y prendió en tierras agrarias/ así se quedó en Ica aquel Mosto sabroso/ debido al clima, agua y sol maravilloso.
   
Armando Alvarado Balarezo, otro gran poeta y narrador de nuestra Región también rinde homenaje al aguardiente peruano, en su poema Etiqueta Azul dice textualmente Preparas sabroso brebaje con ron, cáscara de limón, colahuiru, huamanripa y escorzonera.
Un chinguirito de néctar y fuego, embriaga suavecito al santo y al mujeriego.

Señores la literatura regional esta de fiesta esta noche, un gran representante de ella está aquí, entregando su ultima producción literaria, al igual que en otras latitudes de la tierra donde algún poetas esté presentando su obra, Espipétalos sale hoy a la luz para ser la preferida de todo amante a la lectura.

Recomiendo que adquieran el libro, se llevaran a su casa más que un libro a un gran amigo.


Finalizo dando Gracias a Dios por esta oportunidad que me da el Maestro Narciso Robles Atachagua de presentar su libro, y en honor a la amistad que cultivo de muy joven con mi Padre Alfredo Solórzano Clavarino, quiero terminar diciéndole !Gracias Maestro, Dios lo Bendiga Eternamente!  
                                                                                                                                        
  Julio Solórzano Murga

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...