XVIII. CITA DE LA POESIA 2014

25 febrero 2014

Evento Internacional: Berlin-Lateinamerica: POR LA TIERRA Y EL AGUA
Berlín, del 15-16 de mayo del 2014 (Evento de apoyo al Primer Festival Internacional de Poesía en París, en Junio del 2014)
 
"Para qué nos sirve la poesía, sino convertimos el escritorio en el laboratorio de nuestras ideas y ellas las plasmamos en la lucha real." "El hombre, la idea y la acción es una unidad indivisible." (Raúl Gálvez Cuéllar).

"Pues señores ‘defensores de los Derechos Humanos’, mírenlo bien por entero, que en la Amazonía se saca el petróleo y el oro, y la ‘Texaco-Chevron’ mata a mansalva contaminando el ambiente y las aguas." (Arte Regresivo).
 
 
Similitudes y objetivos de los intelectuales de nuestra América en la lucha por los cambios, hacia una consciencia ambiental en el mundo actual.
Algunos artículos que nos explican las contradicciones polarizadas por una política neoliberal y la defensa del agua para la existencia de nuestros pueblos.
 

Introducción:

Dice Marx, en el 18 de Brumario de Luis Napoleón Bonaparte, que la historia se repite a veces como comedia o como tragedia en los escenarios mundiales, pero lo es también en la historia de nuestro Continente Americano, con sus subsecciones históricas y las metamorfosis que se dan en nuestra clases dirigentes, ya que éstas, desde la ‘Independencia Formal’, solamente copian los modelos netamente europeos, pero no los aplican o los mejoran en nuestra realidad para la felicidad de nuestros pueblos, sino que sus conceptos son usados para establecer el dominio de las clases  dirigentes o en  favor de los monopolios y de las empresas trasnacionales enclavadas en muchos de nuestros territorios; y, últimamente, con el peligro de exterminar la Naturaleza, las aguas, y muchas naciones y pueblos originarios.
 
En muchos de nuestros países, estas calcomanías de los nefastos modelos neoliberales, resultan hechos y transformaciones bizarras, vistas así, en relación con el desarrollo de las estructuras económicas, sociales, políticas y culturales diferentes entre unos y otros continentes, en donde se ve una clara dependencia y dominio de algunos países de América Latina por los países industrializados y altamente desarrollados.
Algunos de nuestros países, todavía en dependencia económica y política y alineados exclusivamente con el sistema neoliberal, han quedado solo como productores de materias primas de los países  industrializados, como los engranajes de la producción de una rueda gigantesca que transforma nuestras materias primas y las mercantiliza para el consumo mundial.  Bajo las condiciones de ese dominio y dependencia, las clases gobernantes consideran que no  existe alternativa que no sea la de vender los recursos existentes al peor precio posible: una explotación desmedida de los mismos a cambio de arruinar la salud y la vida de todos los seres que pueblan la Tierra. 
Estos ‘virreyes sin corona’,  prosiguen con ese cúmulo de políticas neoliberales sin cabeza, lo que conlleva la  traición de los propios ideales de sus pueblos y su soberanía, de su independencia y de sus valores de fraternidad e igualdad.
El espíritu de estas clases criollas es conservador y es regresivo y retardatario, pues su ideología contiene elementos de adoctrinamiento pernicioso e irracional ‘modernismo’, propios de conductas represivas y de violencia inusitada para seguir oprimiendo a las clases más desfavorecidas. Su espíritu es contrario  al progreso social y, sobre todo, contrario a las soluciones democráticas frente a los nuevos desafíos tanto en los campos de la economía y la ecología, como ante el nuevo comportamiento social en las sociedades comunitarias establecidas como naciones libres, desde milenios antes, denominados territorios de Ecuador, Chile, México o El Perú.
Hoy en día, los neoliberales aplican una política de capitalismo salvaje, como lo manifiesta el otrora Canciller alemán, Helmut Schmidt; para mantener la geopolítica de sus intereses y lo que proclaman en sus propios territorios, sus empresas lo hacen de otra manera en nuestros países, donde existe un exacerbado clientelismo politicastro, tanto por parte de los partidos llamados ‘democráticos’ como de los gobernantes, que mercadean los territorios nacionales a cambio de sus intereses bastardos.
Toda esa filosofía neoliberal de los gobernantes ha traído muchos efectos negativos a nuestra economía y al medio ambiente, reflejándose en el marco de las contradicciones antagónicas polares que están viviendo nuestros pueblos en su lucha contra la destrucción ecológica que practican masivamente las multinacionales y su salvaje sistema de dominio. Política neoliberal que, paulatinamente, está siendo conscientemente identificada por sectores importantes de la intelectualidad progresista mundial, que se manifiesta en defensa de un medio ambiente sano y sostenible y de las naciones originarias (caso de los ‘Texaco-Chevrones’) que, con el Primer Festival Internacional de Poesía, se va a celebrar en París entre los días __ y __ de Junio del 2014.
José Pablo Quevedo,
Filósofo, ensayista y poeta, organizador de la ‘Cita de la Poesía de Berlín’, y Secretario Ejecutivo del Consejo Coordinador Internacional de POETAP (‘Poetas de la Tierra y amigos de la Poesía’) en Alemania.
 
-------------------------. 
NOTA.- Este artículo fue publicado por primera vez en la Revista ‘VULCANUS’ (Berlín, 2011).
 
---------------------------------------------------------------------------------------------------.
Los artículos que vienen a continuación aún muestran su actualidad, los cuales dejo a las apreciaciones y comentarios de  los lectores:
 
1.- La comunidad, el elemento agua, y las empresas trasnacionales, la lucha política y sus consecuencias:
Danilo Sánchez Lihón: EL AGUA PARA LA SED, Y NO PARA LA VORACIDAD DE LAS MINAS
 
2.- Proyecto de Hidroaysen y las represas de agua en la Patagonia con sus connotaciones geográficas y ecológicas:
CARTA ABIERTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, D. Sebastián Piñera.
 
3.- La represa del Xingu es "una puñalada al Amazonas":
Por Gorka Lasa Tribaldos, *9Signos (Grupo Editorial)*
 
4.- La introducción de las empresas transnacionales en el Amazonas, el exterminio de los pueblos originarios, y la contaminación del ambiente:
Walter Trujillo: El exterminio de los pueblos ocultos en Ecuador
 
-----------/:
1.-     La comunidad, el elemento agua, las empresas trasnacionales,
         la lucha política y sus consecuencias: 
           Danilo Sánchez Lihón:
           EL AGUA PARA LA SED, Y NO PARA LA VORACIDAD DE LAS MINAS (Fragmentos).
 
El agua sana, da vida y salva. Es dócil, es buena, es entrañable y servicial al hombre. Sin embargo las aguas que calman la sed de mi pueblo acaban de ser vendidas, rematadas al martillo, han sido enajenadas y puestas tras las rejas. Han sido encarceladas tras alambres de púas, para servir a las minas, quitándolas y arrebatándolas de su función de calmar la sed de la gente. Y siendo así esta es una hora aciaga, en que yo debo denunciar. Y denuncio. Y hago de esta una condena a un hecho criminal y macabro. Hay una mano perversa en todo esto. Y lo perpetra a todas luces alguien que fue elegido para defender el bien público.
-  ¿Quién, el Gobierno?...
- Quizá por eso Dante Alighieri confinó en el círculo más atroz y vergonzoso del infierno, enterrándolos en hielo que arde, mucho peor que el fuego, a todo tipo de traidores, desde Caín.
 
Pero mucho más, hizo una alquería especial más espantosa para los que traicionan a la patria.
 Todo se acalla con amenazas, con desapariciones, con:
– “Vas a ver lo que le pasa a tu familia”.
– “Cuida nomás a tus hijos cuando van o salen del colegio”.
– “No creas que los accidentes son casuales”.
Siendo así este es un Estado delictivo, una mafia y un cartel del delito.
 
 Es del pueblo
– Quiero conocer la Laguna del Toro. –Le dice a uno de los guachimanes, que cuida la entrada–. ¿Me han dicho que queda por aquí, es cierto?
– ¿Quién es usted?
– Le estoy preguntando, primero, si queda por aquí la Laguna del Toro, para yo después decirle quién soy.
– Sí, queda. Pero no puede pasar.
– ¿Cómo que no puedo pasar? ¡Esta es tierra de la comunidad!
– ¡Y quién es usted!
– Yo soy hijo de Santiago de Chuco.
– Entonces no puede pasar.
– ¿Y qué debo ser, entonces? ¿Gringo? ¡Pero si esta es propiedad comunal!
– Ahora es propiedad privada; todos estos terrenos han sido comprados, con todos sus aires y sus aguas Ahora son propiedad de la compañía minera.
– ¡Pero si la Laguna del Toro es propiedad del pueblo! ¡Siempre ha sido del pueblo! Y son las lagunas que proveen de agua a la ciudad de Santiago de Chuco.
 
Danilo Sánchez Lihón: (Algunos de los fragmentos de: EL AGUA PARA LA SED, Y NO PARA LA VORACIDAD DE LAS MINAS)
Sábado 14 de mayo 2011, Aula Capulí. Simposio: El agua y la vida.
 
 
-----------------.
2.-     El proyecto de Hidroaysen y las represas de agua en la Patagonia con sus
         connotaciones geográficas y ecológicas.
         CARTA ABIERTA AL SEÑOR PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA, D. SEBASTIÁN PIÑERA.
 
Señor Presidente:
Con el respeto que me merece su persona y su investidura, me permito en mi calidad de ciudadano libre de compromisos políticos, empresariales e institucionales, plantearle algunas preguntas y un comentario en relación al megaproyecto ‘Hidroaysén’, próximo a ser votado en cuanto a su factibilidad.
 
 
Preguntas:
¿Está usted dispuesto a cargar en su consciencia que bajo su presidencia se haya aprobado el más brutal megaproyecto de la historia de Chile, en cuanto a sus devastadores impactos ambientales, sociales y culturales?...
¿Imagina usted el infierno de impacto social y cultural que significará para los asentamientos humanos de la región, vivir diez o doce años rodeados de maquinarias pesadas y de miles de trabajadores no locales, destruyendo y devastando su entorno, su cotidianeidad, sus costumbres y su tranquilidad familiar?... ¿Está usted dispuesto a cargar esto en su consciencia?...
¿Piensa usted que una línea de transmisión de 2.300 kilómetros con torres de 70 metros de altura (equivalentes a edificios de 20 a 25 pisos) cada 400 metros, y que, según análisis preliminares basados en peticiones mineras realizadas por y para los interesados, fragmentaría 6 parques nacionales, 11 reservas nacionales, 26 sitios prioritarios de conservación, 16 humedales y 32 áreas protegidas privadas, es algo liviano como para cargar en su conciencia?...
¿Ha pensado usted que una franja de 2.300 kilómetros de largo por 100 metros de ancho para instalar las torres, significan 23.000 hectáreas de total deforestación?... Cuatro veces más que las presuntas hectáreas que serán inundadas por las represas. Y, en adición a lo anterior, ¿ha reflexionado usted sobre la descomunal destrucción de Naturaleza que significará trasladar, desde unos pocos puertos, 5.750 torres de esa magnitud a su lugar de emplazamiento?... ¿Vale la pena esto en su conciencia?...
De concretarse la construcción de dicha línea, Chile podrá sentirse ‘orgulloso’ de haber generado la cicatriz más grande del planeta. ¿Cabría tal “orgullo” en su conciencia?...
Es un hecho que, a pesar de la desinformación, la publicidad maliciosa, las presiones y las tácticas de seducción locales a través de ‘regalitos’ realizados por la Empresa, una clara mayoría ciudadana se manifiesta contraria al proyecto. Siendo nuestro país una presunta democracia, ¿cabe en su conciencia que esta ciudadanía, que hizo posible que usted fuera Presidente, no sea respetada?...
Muchos sabemos, y desde luego usted bien conoce, los múltiples vicios que se han cometido en el Estudio de Impacto Ambiental; no sólo por haber despreciado e ignorado totalmente la participación y las observaciones ciudadanas que la ley garantiza. Ha habido mentiras, descalificaciones y adulteraciones de todo tipo, que resultan inaceptables para una ciudadanía responsable y preocupada por un futuro digno para el país. El resultado final, de aprobarse el proyecto, sería el de constatar una vez más que vivimos en un país que practica toda clase de rituales democráticos falsificados y enmascarados, de tal manera que el poder y el dinero acaben siempre siendo los vencedores… ¿Estaría usted dispuesto a corroborar esta verdad con su conciencia?...
El hecho de que la construcción de las represas se presente como un proyecto distinto y separado del de la línea de transmisión, es no sólo una bofetada al sentido común, sino una grave ofensa a la inteligencia ciudadana; la más elemental honestidad y transparencia institucional (de que tanto se habla como propósito del Gobierno), obligaría a evaluar lo que realmente corresponde, es decir, un solo proyecto que incluye represas y línea de transmisión. El hecho de que no se haga como corresponde es obvio; el rechazo del proyecto sería casi seguro. ¿Está usted dispuesto a legitimar este tipo de truco en su consciencia?...
 
 
Comentarios y más interrogantes:
Permítame aclararle, señor Presidente, que no soy un “terrorista del ecologismo” ni un fundamentalista fanático. Tengo un prestigio internacional bien ganado y consolidado como intelectual que ha trabajado en el diseño de alternativas económicas y de desarrollo que eviten los desastres locales y globales que estamos experimentando tan duramente en las últimas décadas. Para mí, respeto a todas las formas de vida, amor a la Naturaleza, belleza, felicidad, dignidad, bienestar y calidad de vida, son componentes que no pueden ni deben estar marginados del concepto de desarrollo. Es más, sostengo con toda mi fuerza que ningún interés económico, bajo ninguna circunstancia, puede estar sobre la reverencia por vida, de todas las manifestaciones de la vida. ¿Cuántos de estos principios respeta el monstruo de “Hidroaysén”?...
Señor Presidente, usted ha manifestado en múltiples oportunidades que Chile está próximo a ser un país desarrollado. ¿Cómo entiende usted el desarrollo?... ¿Se trata de alcanzar un determinado PIB per cápita?... En mi opinión se trata de cumplir con las condiciones que acabo de enumerar; y, para cumplirlas, nos falta mucho, muchísimo, señor Presidente. Desde luego que favorecer proyectos como “Hidroaysén”, que prioritariamente contribuyen al enriquecimiento de corporaciones trasnacionales que no le deben ninguna lealtad a Chile, nos aleja aún más del verdadero desarrollo que necesitamos.
Aun y cuando no existe entre usted y yo una amistad profunda, hemos mantenido cordiales relaciones personales desde hace muchos años. He apreciado su inteligencia y sus capacidades; del mismo modo me fui formando la impresión de que usted era uno de los pocos políticos sensibles al medioambiente y amante de la Naturaleza; a pesar de que no voté por usted, me sentí contento de que tendríamos un Presidente capaz de concebir un desarrollo armónico entre Economía y Naturaleza. Me apenaría mucho, no sólo por mí, sino por usted, el hecho de haberme equivocado.
Hago votos, señor Presidente, porque inicie usted un diálogo profundo con su conciencia. Quienes realmente amamos la notable belleza de nuestro país, sinceramente, así lo esperamos.
Saluda a usted cordial y respetuosamente,
Prof. Dr. h. c., Manfred Max-Neef
Ex Rector,
Director Instituto de Economía de la Universidad Austral de Chile.
Mon, 09. May 2011.
 

-----------------.
3.-     La represa del “Xingu” es ‘una puñalada al Amazonas’.
         Por Gorka Lasa Tribaldos (*9Signos, Grupo Editorial*).
 
*Altamira, Brasil, Washington, DC, *— El 1 de abril pasado la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de la Organización de Estados Americanos (OEA), oficialmente solicitó al Gobierno de Brasil suspender inmediatamente el licenciamiento y construcción de la gran represa de Belo Monte, en el estado de Pará, Brasil, argumentando que el proyecto podría perjudicar los derechos humanos de las comunidades tradicionales de la cuenca del río Xingú. La CIDH determinó que el Gobierno debe realizar procesos de consulta “previa, libre e informada con buena fe y culturalmente adecuados”, con las comunidades indígenas involucradas, antes de la construcción de la hidroeléctrica. El Gobierno brasileño recibió un plazo de quince días para informar a la CIDH sobre el cumplimiento de la resolución.
La decisión de la CIDH responde a una denuncia presentada en noviembre de 2010 por el Movimiento “Xingú Vivo Para Siempre” (MXVPS), la “Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Amazonía Brasileña” (COIAB), la “Prelazia del Xingú”, el “Consejo Indígena Misionero” (CIMI), la “Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente” (AIDA), la “Sociedad Paranaense de Derechos Humanos y Justicia Global”, en nombre de varias comunidades tradicionales de la cuenca del Xingú. De acuerdo con la denuncia, entre otros, estas comunidades no fueron consultadas de forma adecuada sobre el proyecto que, si se lleva a cabo, causará daños socio-ambientales irreversibles, desplazamientos forzados de miles de personas y amenazará una de las regiones de mayor valor para la conservación de la biodiversidad en el Amazonas.
“Al reconocer los derechos de los pueblos indígenas a la consulta previa e informada, la CIDH solicita que el gobierno brasileño paralice la construcción de Belo Monte y garantice el derecho de decidir de los indígenas”, dijo Roberta Amanajás, abogada de SDDH. “De esta forma, seguir con las obras sin realizar las consultas indígenas, violaría el derecho internacional y el Gobierno sería responsable internacionalmente por los impactos negativos causados por el proyecto”.
La CIDH también resolvió que Brasil debe adoptar medidas urgentes para proteger la vida e integridad personal de los pueblos indígenas en aislamiento voluntario en la cuenca del Xingú, además de medidas para prevenir la diseminación de enfermedades y epidemias entre las comunidades tradicionales afectadas por la obra.
“La decisión de la CIDH envía un mensaje claro que las decisiones unilaterales del Gobierno y la Justicia brasileños, en busca del crecimiento económico a cualquier costo, constituyen una afronta a las leyes del país y a los derechos de las poblaciones tradicionales locales”, dijo Antonia Melo, del MXVPS, añadiendo: “Nuestros gobernantes no pueden continuar excusándose en el crecimiento económico para violar los derechos humanos e impulsar proyectos que promueven la destrucción de nuestros recursos naturales y la muerte de los pueblos del Xingú y del Amazonas”.
La represa no sólo ha sido criticada por comunidades y organizaciones de la sociedad civil, sino también por científicos, investigadores y expertos de las agencias federales brasileñas.  Sólo el Ministerio Público Federal ha presentado diez demandas que están pendientes de resolverse.
“La decisión de la CIDH de la OEA es una alerta para el Gobierno de Brasil y de todos los países de la región, para que discutamos ampliamente entre todos este modelo de desarrollo autoritario y altamente predatorio que se está implementando en el hemisferio”, afirmó Astrid Puentes, Co-Directora de AIDA; y cita algunos ejemplos de violaciones de derechos causadas por las grandes obras del Programa de Aceleración de Crecimiento del Gobierno brasileño: “Son muchos los casos de desalojos forzados de familias que nunca fueron indemnizados, grandes impactos ambientales, destrucción social de comunidades y aumento de la violencia y pésimas condiciones de trabajo alrededor de los trabajadores de obras”.
“Estoy muy conmovida con esta noticia”, dijo Sheyla Juruna, líder de la Comunidad Indígena ‘Juruna del km 17’, afectada por el proyecto, añadiendo: “Hoy, más que nunca, tengo la certeza de que estamos en lo correcto en denunciar al Gobierno ante la Justicia, por las violaciones contra los derechos de los pueblos indígenas del Xingú y de todos los que están juntos en esta lucha en defensa de la vida y del medio ambiente. Continuaremos firmes y resistentes en esta lucha contra la implementación del Complejo de Belo Monte.”
La decisión de la CIDH, ordenando la suspensión inmediata del proceso de licenciamiento y construcción de Belo Monte, se fundamenta en el Convenio 169 de la OIT, en la Declaración de la ONU de los Derechos de los Pueblos Indígenas, en la Convención de Biodiversidad, en la Convención Americana y en la propia Constitución de Brasil.

 
Más información acerca del proyecto de Belo Monte:
Organización de Estados Americanos solicitó suspender inmediatamente el proyecto de represa de Belo Monte:
*Comisión Interamericana de Derechos Humanos considera que los pueblos indígenas deben ser consultados ANTES del inicio de las obras*
Gorka Lasa Tribaldos
*9Signos Grupo Editorial* | mandala7@hotmail.com | http://mandala7.wordpress.com
http://9signos.wordpress.com | (507)66136173 * *
 

-----------------.
4.-     La introducción de las empresas transnacionales, el exterminio de los pueblos
         originarios, la contaminación del ambiente.
 
Walter Trujillo: El exterminio de los pueblos ocultos en Ecuador
(El artículo de ‘Vulcanus Productions’, Berlín):
 
El 18 de enero  de 2011, “Vulcanus Productions”, presentó en la Casa de las Culturas Latinoamericanas de Berlin, el largometraje del joven cineasta ecuatoriano, Carlos Andrés Vera: “Taromenani, el exterminio de los pueblos ocultos”. Este documental, así mismo, estuvo presente en el Festival de Cine de Berlín “La Berlinale-2008”, y ganó el Premio del público Festival “One World”. Esta obra artística es una denuncia sobre la destrucción y la masacre del pueblo ‘Taromenani’,  que vive en la zona del Parque Yasuní, en la amazonia ecuatoriana.
El fin del productor Vera es sensibilizar al pueblo ecuatoriano para comprometerse a defender sus riquezas humanas, y con ello manifiesta: “luego de que se enteren de esto, se conmuevan y una vez que eso ocurra, entonces se tomen  acciones,  porque podemos hacer muchísimo para erradicar esta desgracia.”
Los ‘Taromenani’  y ‘Tagaeri’ viven en la insolación voluntaria del mundo moderno y son un tesoro humano y cultural, al igual que el entorno ecológico donde habitan, una selva todavía no conquistada de Ecuador; aquí se calcula que existen unos 300 ‘Taromenani’ y unos 20-30 ‘Tagaeri’ sobrevivientes. Estos pueblos no han sido evangelizados por los misioneros, pero su hábitat ha sido destruido paulatinamente desde hace 30 años por los petroleros y desde hace 15 años por los madereros. Los madereros talan los bosques en el corazón del Parque Nacional Yasuní, de manera ilegal e incontrolada y, en muchos casos, esa ilegalidad está  protegida por la policía y los militares.
Los ‘Taromenani’ y ‘Tagaeri’ son clanes descendientes de los ‘Huaorani’ y hablan la lengua ‘huaraní Wao-Terero’. Tanto los ‘Tagaeri’ como los ‘Taromenani’ son reconocidos por sus gigantes lanzas y son considerados como uno de las tribus más bravas de la Tierra. Hay una sangrienta historia de encuentros entre estos dos grupos con los trabajadores de las empresa petroleras, los madereros y los colonos que se han atrevido a invadir sus tierras…
El sacerdote capuchino, Miguel Ángel Cabodevilla, que viene estudiando desde hace 30 años la situación de los  indígenas de la Amazonía, ha denunciado la matanza de 30 ‘Taromenani’ y ‘Tagaeri’ en el año 2006, hecho que tuvo muy poca resonancia y solidaridad de parte de la opinión mundial. Recientemente, el 15 de Febrero de 2008, el Gobierno ecuatoriano, ordenó una investigación de la matanza irracional del 2006, matanza efectuada por los ‘Huaoranis’ y pistoleros pagados por los madereros; pero hasta ahora no se han tomado medidas urgentes de protección de ese tesoro humano y cultural viviente…
Los científicos, etnólogos y antropólogos europeos se preguntan: ¿Cómo es posible que se mate la memoria del último pueblo de la Tierra que no tiene contacto con el mundo moderno, y que ellos sean cazados -30 seres humanos- como animales salvajes en pleno siglo XXI por grupos de madereros ilegales?... ¡Esto es un crimen de Lesa Humanidad!... Acciones de ese tipo no pueden ser toleradas ni comprendidas ni perdonadas. Los madereros, colonos, petroleros o misioneros, no tienen nada que hacer en estos territorios, los cuales pertenece desde siempre a estos dos grupos étnicos únicos en el planeta. Treinta vidas de un pueblo, que como decía García Márquez: “nunca más tendrán una segunda oportunidad sobre la Tierra”…
Carlos Andrés Vera, cineasta, dice: “lo más importante es entender que estamos hablando del exterminio de pueblos no contactados. El comercio ilegal de la madera es lo que puede determinar o no en este momento la extinción de los ‘Taromenani’”. ¡Absurdo!... Los madereros talan el cedro en el Yasuní que, finalmente, venden en el mercado negro a 12 dólares el tablón…
La solidaridad y ayuda a estos pueblos debe ser inmediata y sin compromiso alguno. ‘Tagaeri’ eran parte de los ‘Huaorani’. Después de la evangelización agresiva de los años 60; los ‘Tagaeri’, al mando de Tagae, renunciaron al contacto  con el mundo moderno, con las petroleras, y con otras comunidades indígenas y se propusieron defender su territorio; al comienzo fueron unas 30 personas, pero fueron aumentando con los ‘Huaorani’, que renunciaban a la evangelización…
Se han dado muchos enfrentamientos con los petroleros, y con indígenas que intentaron varias veces apoderarse de sus mujeres, como el caso de Omatuki, muchacha ‘Tagaeri’, que fue secuestrada por un grupo ‘Huaorani’. Los ‘Tagaeri’ tuvieron enfrentamientos con los  madereros que explotan los árboles de ‘aguano’, ilegalmente en zonas o territorios que pertenecen exclusivamente a los ‘Tagaeri’…
En la época actual, quizá ya no existan los ‘Tagaeris’, tal vez y acaso, algún niño ‘tagaeri’ se halle integrado a algún grupo indígena… En la década de los 90, los petroleros utilizaron a los ‘Huaorani’ para defenderlos de los ‘Tagaeri’ y forzarlos al contacto con los ‘Tagaeri’…
‘Taromenani’, un grupo cercano a los ‘Huaorani’, pero con características diferentes en el lenguaje y la forma de trabajar las casas y sus armas, han tenido encuentros bélicos desde hace unos cien años atrás. Los ‘Taromenani’ están instalados en la frontera con Perú, en zonas totalmente despobladas. Se sabe muy poco de los ‘Taromenani’, pero sus referencias se hallan en los relatos antiguos de los ‘Huaorani’, donde se les pinta como guerreros tan rápidos como el jaguar y con unas armas precisas y muy grandes…
En abril del 2003, los ‘Taromenani’ fueron masacrados por  un grupo ‘Huaorani’, el clan ‘Babeiri’. Ellos alentados por los petroleros y madereros, hacían incursiones en territorios antiguos de los ‘Tagaeri’, más al no encontrar a sus guerreros, pero sí a una familia ’Taromenani’, estos fueros ejecutados. El saldo fue la muerte de 30 nativos entre niños y mujeres. Este crimen étnico, hecho en las sombras de la ilegalidad, fue  interpretado por el periodismo ecuatoriano como un acto tradicional, de la “justicia indígena”…
Todos los pueblos del mundo tienen derecho a existir independientemente o por haber decidido mantenerse fuera de cualquier tipo de contacto con el mundo tradicional externo. Lastimosamente, en Ecuador se conoce muy poco sobre los pueblos ‘Taromenani’ y ‘Tagaeri’; las investigaciones que han realizado los misioneros y el Instituto Lingüístico de Verano, no han quedado en el Ecuador, sino que fueron entregadas exclusivamente a las empresas petroleras y mineras para que se valieran de esos documentos con fines inefables…
No podemos defender a un pueblo tratando de aplicar una Constitución o leyes que no son aptas para estas sociedades. Cualquier tipo de contacto de ellos con la llamada ‘civilización’ es peligrosa, ya sea por las enfermedades desconocidas que son llevadas a estos lugares, pero también las regulaciones e impedimentos morales impuestos por las sectas religiosas y la misma aplicación de leyes judiciales que no son aptas para estos pueblos. La explotación petrolera en América del Sur no ha sido un factor decisivo para el desarrollo cultural y social, más por el contrario, la explotación del petróleo, en más de un caso ha significado la miseria, la dependencia económica, la desintegración social y política y el retroceso en el campo educacional y en la medicina.
Si queremos ayudar a los pueblos ancestrales a seguir subsistiendo, tenemos que contribuir a que la opinión mundial se sensibilice para que se respete esa determinación sobre sus territorios, y que ellos no sean condicionados a las empresas petroleras y madereras. Debemos hacer cumplir, en Ecuador y  el resto de nuestra América, el Convenio 169; es decir, la aplicación del Convenio de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en favor de la legalización y el amparo de sus territorios y que su aplicación sea un deber de todos los estados.
Actualmente, en Ecuador se ha propuesto la Iniciativa ITT, y con ella se propone al mundo dejar debajo de la tierra el petróleo de la reserva ecológica ‘Yasuní’, que es de 1,5 billones de barriles de petróleo... La ganancia que se calcula obtener se halla entre los 3,5 y los 11 billones de dólares. Ecuador es una de las 19 mega diversidades del mundo; además, posee una variedad de culturas indígenas impresionante.
El ‘Parque Nacional Yasuní’, que fue creado en 1979, ha sido declarado por la UNESCO, en el año de 1989, la Reserva Mundial de Biosfera. El parque ‘Yasuní’ está localizado en la parte occidental del Amazonas y tiene un superficie de 928.000 hectáreas; se encuentra enclavado en una región cerrada por la Cordillera de los Andes, además, tiene un clima único con temperaturas uniformes.
Si se evita la explotación del petróleo en el ‘Yasuní’, se evitará también que cerca de 400 millones de toneladas de CO2 sean emitidas a la atmósfera… Sin embargo, pensamos que la defensa del ‘Parque Yasuní’, que es un santuario natural y paraíso de los últimos hombres libres, no se debe tocar, independiente de recibir o no el apoyo financiero; y es nuestra obligación social y moral velar para que esa región se mantenga intacta.
Su destrucción puede equivaler a la destrucción del último rincón verde que el Ecuador posee, así como la muerte de los verdaderos habitantes originarios de nuestro territorio.
 
 
Entrevista realizada a Carlos Andrés Vera, cineasta ecuatoriano, el 19 de enero 2011:
¿Como se encuentran actualmente los ‘Tagaeri’ y ‘Taromenani’?...
-      Mal. La realidad que denuncia el documental no ha cambiado. Si bien el gobierno al inicio de su gestión mostró interés en el tema, ha privilegiado la política ‘extractivista’ por sobre la conservación del parque y de los ‘Taromenani’.
 
¿Se a logrado avanzar en la defensa de su territorio?...
-      En la retórica, algo. En el terreno, nada.
 
¿Tu mensaje a los asistentes al documental?...
-      El Gobierno tiene todo listo para explotar el campo ITT, zona de migración de los ‘Taromenani’. La única razón por la que no lo ha hecho aún es la desaprobación general de los ecuatorianos, que han mostrado un creciente interés en los últimos años por conservar el ‘Yasuní’. Desde afuera - la presión internacional- para no explotar más crudo en el campo debe incrementarse. No sólo hablamos de vidas humanas, sino de una de las zonas más biodiversas del mundo.
 

Libros de consulta:
“Pueblos no contactados ante el reto de los derechos humanos”, por Miguel-Ángel Cabodevilla (2005); y “El exterminio de los pueblos ocultos”, por Miguel Angel Cabodevilla (2004).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...