Alan Garcia, el BCCI y la venta de los MIRAGES

03 marzo 2016

Julio Carmona.

Asunto: La coima más grande en el Siglo XX en el Perú 1985, DESARMANDO LAS FFAA, Caso de la reventa de 14 Mirage 2000 con todo su equipamiento de tierra y armamento de corto, mediano y largo alcance, traición a la Patria considerando que 10 años después perdimos Tiwinza en el Alto Cenepa, por la superioridad aérea de Ecuador frente a Perú y por el apoyo logístico de Chile y Argentina a Ecuador.

COMPRA VENTA DE LOS MIRAGE

Con el sugestivo nombre de PAJAROS DE ALTO VUELO, en diciembre de 
1993 se publicó el último libro de Carlos Malpica Silva Santisteban. 
El ex senador de Izquierda Unida había fallecido un mes antes y por 
diversas razones este trabajo no tuvo la difusión que hubiese 
deseado el infatigable estudioso de la realidad nacional y luchador 
social.
En este fraude, según EL AUTOR, el candidato aprista del "cambio 
responsable" y sus secuaces, se engulleron más de cien millones de 
dólares. 
Durante veintidós años se ha pretendido cubrir con un manto de olvido 
tan 
desvergonzado latrocinio. Ahora, desde la eternidad, Carlos Malpica 
levanta nuevamente su voz para desenmascarar al politicastro 
demagogo y soberbio. 
Este es un resumen de la historia.
En uno de los pasajes del discurso que pronuncio Alan García cuando 
asumió la presidencia de la republica el 28 de de julio de 1985, 
dijo: "anuncio a los pueblos del mundo nuestra decisión de reducir 
sustancialmente las compras de material bélico, comenzando por el 
recorte del número de aviones Mirage, cuya compra actualmente está 
en tramite". Este anuncio arranco el aplauso unánime de los 
asistentes a la ceremonia en el congreso de la Republica entre 
quienes se encontraban presidentes, ex presidentes y numerosas 
personalidades s de América Latina y el mundo. 
Los invitados estaban lejos de imaginar que detrás del anuncio, 
donde también se expresó una falsa preocupación por las necesidades 
del pueblo, se escondía uno de los más escandalosos negociados de 
nuestra historia republicana.

ABDUL RAHMAN EL ASSIR

Fueron muy pocas las personas que sabían que entre los invitados al 
acto de juramentación en el hemiciclo se encontraba un dilecto amigo 
del flamante presidente, Abdul Rahman El Assir, traficante de armas 
de origen libanés cuyos datos biográficos nos ayudaran a entender 
mejor los hechos.
Abdul Rahman o simplemente Abderramán El Assir, era un joven 
economista que el año 1975 trabajaba como agregado cultural de la 
embajada de Líbano en Egipto. Al año siguiente, por una de esas 
casualidades del destino del Perú se conoce con el nombre 
de "braguetazo”, se casa con Samira Khashogui hermana de Adnam 
Khashogui, considerado entonces el hombre más rico del mundo y mayor
comerciante de armas del Medio Oriente.
Es así como Abderramán empieza a conocer lo secretos de este 
lucrativo negocio e incursiona en el alto mundo de las finanzas 
internacional es. Su todopoderoso cuñado se encarga de presentarle a 
los jeques árabes, presidentes, ministros y aristócratas europeos 
con quienes tenía negocios establecidos o por concretar.
Algunos años después y luego de haber vivido en Francia y Chipre, El 
Assir se instala en España al mando de la empresa Alcántara Iberian 
Exports, allí conoce al Rey Juan Carlos I así como a los máximos 
dirigentes del gobernante Partido Socialista Obrero Español como el 
primer ministro Felipe Gonzáles y el ministro de economía Carlos 
Solchaga. Es a través de ellos que conoció al presidente venezolano 
Carlos Andrés Pérez con cuyo gobierno efectuó jugosas transacciones 
en la venta de armamento.
Fiel a su estilo y mientras su cuñado Adnam Khashogui triangulaba 
con Israel una venta de armas norteamerican as a Irán a cambio de la 
liberación de rehenes, El Assir se divorciaba de Samira y volvía a 
casarse con la hija de un diplomático fuertemente vinculado al 
gobierno de España.
Corría el año 1985, Alan García había ganado las elecciones 
presidenciales y antes de asumir el mando efectuó un viaje a 
Europa, dizque a recibir la bendición papal.

CONTACTO EUROPEO

El domingo 9 de Junio el mozallón llega a Madrid y almuerza en el 
Palacio de la Moncloa con Felipe González. El lunes 10 tuvo una 
audiencia con el Papa Juan Pablo II a quien le promete que hará "un 
gobierno cristiano al servicio del pueblo".
Por la tarde, Alan se reúne con el Canciller Giulo Andreotti 
(probable primer contacto para la obtención del préstamo de su 
famoso Tren Eléctrico), y el martes 11 se entrevista con el jefe del 
gobierno Betino Craxi. Ambos personajes que le fueron pródigos en 
halagos y consejos, serian poco después defenestrados de sus cargos 
por haber recibido sobornos y por sus vínculos con la sanguinaria 
mafia italiana.
Sin embargo la actividad más importante efectuada ese día por García 
Pérez, fue la reunión que sostuvo en una trattoria romana con el ex 
presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez.
Luego, del jueves 13 al domingo 16 Alan García salio de circulación 
y reaparece en Paris el lunes 17. ¿Dónde estuvo esos cuatro días? Ni 
más ni menos que en la paradisíaca isla de Capri donde posee una 
mansión el mismísimo Carlos Andrés.
En Capri y con la mediación del ex mandatario venezolano se produjo 
el primer contacto con Abderramán El Assir y su nuevo jefe, Asaf Ali.

"NO SEAS COMO HAYA DE LA TORRE"

Cabe destacar que en este periplo europeo, García tuvo como 
acompañantes inseparables a Héctor Delgado Parker y al ex diputado 
Carlos Roca Torres. Por versión de ellos se llegó a conocer los 
sabios consejos que le diera Carlos Andrés Pérez a su futuro 
compadre espiritual: "No seas como Haya de Torre a quien nunca le 
preocupó hacer dinero, pero cuando necesitó recursos económicos para 
sus campañas políticas tuvo que humillarse y solicitarlo a sus 
amigos ricos. Si quieres continuar en política y reelegirte debes 
hacer tu propio dinero".
Encabritado por la emoción, dicen que Alan pregunto sobre el monto 
de dinero que debía acumular, recibiendo como respuesta: "cuando 
menos unos diez millones de dólares". Alan García superó los 
consejos de su maestro y guía, porque su fortuna según amigos y 
enemigos, oscila entre 100 y 200 millones de dólares.
Pero sigamos con la historia real. El 21 de junio del mismo mes y 
año (1985) a Alan y su comitiva nuevamente los en Madrid. Ese mismo 
día parten a Marruecos en el jet particular de Abdul Rahman El 
Assir. Concretamente a la ciudad de Rabat.
El círculo se iba cerrando

CORTINA DE HUMO

Para esconder las oscuras negociaciones que García había iniciado 
con Abderramán apelaron a una maniobra distractiva. Presentaron al 
libanés como un empresario interesado en invertir en los fosfatos de 
Bayóbar y en la actividad pesquera.
A este juego se prestó el Comando de Campaña del APRA y ello se 
comprueba con las declaraciones que tiempo después brindaría a la 
Comisión Investigadora del Senado los ex ministros apristas de 
Pesquería José Palomino Roedle y de Energía y Minas Wilfredo Huaita 
quienes fueron enviados a Madrid por el Comando de Campaña para 
explicar a El Assir sobre los beneficios que obtendría invirtiendo 
en estos sectores.
Envuelto en esta cortina de humo llego Abdul Rahman a Lima, a la 
Asunción de mando el 28 de julio y fue instalado en el Palacio de 
Gobierno.
Luego vendría el discurso de Alan García anunciando que se reduciría 
de 26 a 10, el número de aviones Mirage a ser comprados por el Perú 
a las empresas: MARCEL DASSAULT, SNECMA Y THOMPSON. (Ver discurso 
presidencial en diario El Peruano del 29 de julio de 1985).
Justo el día del aniversario patrio, se cierra en Lima el círculo 
del infame negociado.

JUPITER Y JUPITER II

La historia de la adquisición de los Mirage se remonta a 1981 cuando 
estalla el conflicto de la Cordillera del Cóndor y el Consejo de 
Defensa nacional a solicitud de la Fuerza Aérea del Perú acuerda 
adquirir un escuadrón de dieciséis aviones F-16 de fabricación 
norteamerican a o similar.
Enterados los gringos de esta necesidad de compra ofrecieron sus F-16 con motores reciclados de la segunda guerra mundial.
"Nos querían dar un Mercedes Benz con un motor de Volswagen, lo cual 
era inadmisible" supo decir con claridad y en su debido momento el 
entonces Comandante General de la FAP, Teniente General Hernán 
Boluarte.
Para tener una idea del gato por liebre que nos quería endosar los 
norteamericanos, baste decir que los F-16 originales tienen motores 
de 25 mil libras de empuje y los que ofrecían a la FAP eran de mil 
libras y por si fuera poco del año 1953. (INFORMACIÓN TÉCNICA NO 
PROBADA)
Es así que el Perú opto por los franceses Mirage 2000 por ajustarse 
a nuestras necesidades.
De esta manera nace el convenio Júpiter I.
En abril de 1982 cuando se desata la guerra de las Malvinas entre 
Argentina e Inglaterra, el Perú mediante una gestión no oficial le 
vende al gobierno argentino diez aviones de combate. 
Esta transacción contó con el visto bueno de la FAP a condición que 
sean repuestos aprovechando las negociaciones que estaban en curso, 
lo cual dio lugar a la firma del convenio Júpiter II. 
Las operaciones se cerraron por 24 aviones monoplazas y dos biplazas 
que alcanzaron la suma de 650 millones de dólares. Ni más ni menos.
Estos convenios no llegaron a materializarse con la prontitud del 
caso, porque se desato una guerra por la repartija de coimas entre 
las mas altas esferas del gobierno y funcionarios del Ministerio de 
Economía, lo cual retrazo su ejecución y cuando menos lo esperaban, 
ya tenían a Alan García como presidente electo.

NEGOCIADOS Y ALTA POLITICA

Como es, cuanto hay?, son las palabras mágicas en el submundo de la 
coima y corrupción. Son las palabrejas que abren todas las puertas y 
vencen todos los obstáculos. Los impenetrables muros de las 
burocracias ministeriales, regionales y municipales son derribados 
con disparos de misiles que contienen miles o cientos de miles de 
soles o dólares según sea el caso.
A esta podredumbre moral que corroe la patria no escapa ninguna 
institución pública entre ellas, las universidades. Licitaciones 
fraudulentas, sobre valuaciones, nepotismo, nombramientos amañados, 
son pan del día. A estos se añade la estructura de redes mafiosas 
donde abundan pandillas de mediocres e incondicional es hueleguisos.
En este terreno, tenemos que reconocer, el APRA. Se lleva las 
palmas, setenta y seis años de presencia política en el país han 
procreado generaciones enteras de succionadores profesionales de las 
ubres del aparato estatal.
Pero hay coimeros de baja estofa, pirañitas, peseteros de a dos por 
medio. Los más destacados usan terno y corbata y los mejores, llegan 
a ser congresistas que juran "por Dios y por la plata", ministros o 
presidentes de la Republica.
En este alto mundo a la coima se le llama coima se le llama comisión 
y según el patriarca social cristiano Luis Bedoya Reyes, al 
delincuente se le conoce como pecador.
Al parecer personajes que se mueven en este mundo, como Carlos 
Andrés Pérez, Alan García, El Assir y tantísimos otros, en algún 
momento hasta llegan a considerarse inmunes a los alcances de la 
justicia terrenal y es común entre ellos creer que: Ofrecer dinero a 
un gobierno para influir en sus decisiones, es corrupción. Recibirlo 
por los servicios prestados es una comisión. Al menos, eso pensaba 
Abderraman (El Assir).

LA TRIANGULACION

Era catorce el número de aviones Mirage que nuestro país iba a dejar 
de comprar según el anuncio de García Pérez. Como ya existían dos 
convenios de por medio, al Perú –para decirlo de manera sencilla-, 
le asistía en gran parte el derecho a participar en la decisión 
final sobre el destino que iban a correr los 14 aviones que dejaba 
de comprar, la otra parte interesada era la empresa fabricante.
De por medio estaba el gobierno francés entonces dirigido por el 
socialista Francios Miterrand, que ha mitad de las negociaciones fue 
derrotado electoralmente y tuvo que esperar el cambio de gobierno 
para retomarlas. Así llegamos a 1986.
Con el aval de los gobiernos peruano y francés y el visto bueno de 
la empresa fabricante a El Assir le fue fácil colocar ese lote de 14 
aviones –y a un precio alto - en los países árabes que por entonces 
y hasta ahora, navegan en petrodólares. 
El multimillonario negociado se vio favorecido por el hecho que los 
países de Europa Occidental y los Estados Unidos tenían acuerdos de 
no vender material bélico a los países árabes, mucho menos a los que 
estaban en conflicto.
En esta operación Alan Damián, Abderraman, y otros se embolsicaron 
más de 100 millones de dólares.
Atrás quedaron los años mozos de Paris y el restaurancito del señor 
Hassan donde Alan García cantaba rancheras mejicanas para ganarse la 
vida. Atrás, igualmente, la casita playera de Naplo y las dosis de 
litio.
Había llegado el momento de disfrutar de las mieles del poder. Del 
departamento en los Campos Eliseos y de la buena vida.
"PAJAROS DE ALTO VUELO" es un testimonio con abundantes e 
irrefutables pruebas sobre este caso que muchos pretenden acallar. 
Carlos Malpica fue uno de los principales miembros de la Comisión 
Investigadora del BCCI que se ocupó de este tema. Lo curioso es que 
se ocupó de este tema. Lo curioso es que este libro ha desaparecido 
de las librerías desde ya varios años, convirtiéndose en un 
ejemplar de colección que muy pocos poseen. 
El Sr. Abdul Rahman El Assir era el dueño del Banco de Crédito y Comercio Internacional BCCI con sede en Luxemburgo, donde se depositaron el total de las reservas en oro y en dólares americanos, banco donde se monopolizaron las operaciones de comercio exterior del Perú durante el primer gobierno del nefasto y corrupto Alana García Pérez.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...