Ediciones Viernes Literarios de Juan Benavente nos trae una gran obra... "Arte Regresivo II"

23 junio 2015

Por Jorge Aliaga Cacho
 
Un gran libro poético-filosófico acaba de presentarse con gran éxito en la hospitalaria ciudad de Huacho. Sus autores son Raúl Gálvez Cuéllar, José Pablo Quevedo y Andoni K. Ros Soler. La Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima ha tenido a bien presentar este libro que une a autores de tres países: Perú, Alemania y España. Un libro que propone una poesía pensante y actuante para hacerle recordar a los poetas y escritores la verdadera función del arte y los artistas.
"Arte Regresivo II", como lo manifestó el autor de esta nota, es tomar un impulso para alcanzar un desarrollo cualitativo de la palabra, el pensamiento y la acción. Muy bien, José Pablo Quevedo mencionó las Tesis de Abril de Lenin, su "un paso atrás dos pasos adelante", que evidencia que la teoría que proponen tiene sus raíces en la dialéctica que precisamente se nutre de las contradicciones para dar pasos cualitativos. La regresión en este caso no es un retroceso sino un ´tomar impulso´, un alto, una reflexión sobre el camino recorrido. Estas son tesis que también propone el capitalismo aunque con la finalidad contraria: no para liberar al hombre sino para perennizarlo en su condición de explotado. El filósofo, escritor y poeta, Raúl Gálvez Cuéllar explicó a la plural audiencia, en forma didáctica, los alcances de estos conceptos que llevarían a la liberación del hombre.
 
La profundidad del aporte del maestro Gálvez Cuéllar se puede apreciar cuando escribe: "La espiral en su doble sentido, donde nadie sabe si avanza o retrocede, mientras estalla la ola de nuestra espalda que nos empuja inexorablemente hacía donde no existe el tiempo".  Esto es pura belleza de la inteligencia penetrante y total que nos entrega Raúl Gálvez Cuéllar. Ya la cultura clásica nos explicaba acerca de los re-encuentros elípticos o el volver, como el del cometa Halley que orbita alrededor del sol cada 76 años. Arte Regresivo regresa, pues, para decirnos que tenemos que aprender de nuestra historia, de nuestras luchas, victorias y derrotas. De nuestros caminos. En un poema dedicado a José Pablo Quevedo Gálvez Cuéllar anuncia : "Ya si, vuelve y se repite, siendo otra, la misma historia, José Pablo: la del antiguo aborigen vilmente asesinado, la de modernos habitantes astutamente burlados; desde entonces solo quedó el cañón y la pluma."
 
José Pablo Quevedo, al igual que el maestro Gálvez Cuéllar, y Andoni K. Ros Soler, son pensadores comprometidos con su pueblo. Ellos ven como indisolubles la ideología y la praxis que hace posible el cambio social. Gálvez Cuéllar como abogado y juez, José Pablo Quevedo como activista político, vieron y vivieron en su juventud las contradicciones del sistema que en ellos hizo asumir una posición revolucionaria. El manchego Andoni K. Ros Soler complementa magistralmente este libro de naturaleza cósmica. Ros Soler salva a la obra de cualquier sospecha determinista o purista cuando escribe: "La palabra pudiera ser equívoca, nunca corrompida; y ahí queda lanzada por lo que valga, que vale: con sus más y sus menos, para seguir trazando la senda -si cambiamos de actitud- que nos lleve a ser libres". Y Ros Soler le da un acto de magia a la obra cuando en sus versos humaniza a la tierra haciéndole el amor a la montaña tinerfeña, desnuda, sin piel -volcán de pasión canaria. Y es que no se puede concebir vida sin copulación, sin frotación, avance y regresión. Y Ros Soler muy bien lo interpreta: "Y te amo allí, sin piel, al borde mismo del abismo, en el fino hilo de tu luz austera, o acaso ausente -y cruel-, donde nuestra Madre-Tierra no reclama más semblanza ni otro son que no sea la mirada generosa de tu viento y la luz de tu belleza". 
 
José Pablo Quevedo muy bien se refiere a 'un paso atrás, dos adelante', de Lenin, también podríamos referirnos a  "todo con las masas nada sin ellas" o los aportes de lo ecléctico en el desarrollo de las ideas. Esta penetrante obra, "Arte Regresivo II", ha servido pues para despertar esas ideas que han estado dormidas en el subconsciente de los hombres y que hoy estos grandes autores las hacen despertar. Y este arte regresivo se vuelve colectivo al incluir en el libro a poetas de diverso calibre ideológico y diversas perspectivas. Entre ellos encontramos a intelectuales orgánicos que animan la expresión colectiva  y a esfuerzos solitarios que buscan el mismo camino. Seguramente con diferentes ritmos y velocidades. Como en la metáfora propuesta por el autor de esta nota: "como un carro que para cambiar de guía debe aguantar para luego tomar impulso". Seguir adelante, seguir el camino que no tiene norte ni tiene sur sino una progresión total.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...