Alegorías desde Huacho para el mundo

23 agosto 2014

Señoras y señores invitados todos:
Esta es nuestra palabra, desde los versos de Flor de María Drago, Valle Buendía, Isaías Nicho poetas que albergan el Olimpo de Dios y a los hoy presentes que creen en la cultura y la literatura.
A nombre de la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima y sus filiales, reciban mi más fraterno saludo desde esta villa hospitalaria de Huacho, capital de la Provincia histórica de Huaura, al mismo tiempo permítanme darles la bienvenida a este II Encuentro Internacional de Poetas y escritores 2014 “José Pablo Quevedo”, a mis hermanos poetas y hombres de cultura embajadores de la pluma y la paz de Ecuador, Brasil, Argentina, Chile, Colombia, México, Alemania, España y de la regiones de nuestro Perú, a ustedes todo mi afecto y consideración franca que pueda darnos la sintáctica definición del diccionario.
Memorables hombres y mujeres de las letras del mundo que han andado mucho y hoy están conjugando el plural de las fuerzas como verdaderos soldados de la belleza testimoniada en la grandiosidad de su palabra, pulcros en sus ideales, sinceros en la confesión de sus sentimientos que emana del silencio de sus corazones.
Hombres que se han propuesto correr tras  el tren del tiempo con el afán de fortalecer el diálogo intercultural a través de la literatura en esta región, apéndice de un país complejo con una gran riqueza cultural como es el Perú, un potencial americano todavía con limitaciones sociales, prejuicios, paredes y goznes que viene de la indiferencia y desidia que nosotros mismos hemos creado. Pero los poetas ante este desafío nos aproximamos a cumplir un compromiso más que literario, educativo por la niñez; siendo la educación el arma con poder para cambiar el mundo –lo dijo Nelson Mandela; y el más alto cargo que un ciudadano puede desempeñar en una democracia es la de maestro de escuela en palabras del educador peruano José Antonio Encinas, estas pequeñas cosas que enaltecen a todo humano, aunque los dioses terrenales no crean que el pueblo y las comunidades del mundo deban educarse y mantener viva su cultura como la ruta del alma que sin ella los pueblos seguirán siendo instrumentos ciegos de su propia destrucción; siendo cierto esto la literatura será siempre ese vuelo creativo de toda lengua, una metáfora elegida por la poesía como un río que fluye lo humano y divino.
Por ello este siglo XXI de revolución tecnológica, ha permitido en su Clic, traer desde la latitud terrestre de Alemania a nuestro compatriota de vena piurana José Pablo Quevedo, para darle un merecimiento justo al hombre de orillera poética y acaracolada existencia como testigo confesional y empedernido caminante por las travesías humanas que ante sus ojos se han desmoronado tantas inocentes vidas  en torsos de guerras, un drama que hoy es visible y Pablo levanta su voz de protesta con esa arma invisible que tiene la poesía que más allá de su evocación a la belleza, exhortan  junto a nuestro universal César Vallejo de los Poemas humanos y su Trilce, como todos, la humanización del hombre cuya razón ha sido ensombrecida por la ceguera del dinero y el poder, pero las páginas que hasta hoy fueron silenciadas, mañana se escribirán con los trazos de la pluma de los poetas y escritores dibujando el mundo con el polvo del tiempo, poblando imágenes en el paciente laberinto de los años, inventando paisajes llenos de luz para iluminar los oscuros rincones del alma de los lectores, voces encontradas por la misma causa en el fragor de sus creencias que escriben en cada verso, en este dulce vicio que no castiga más bien une a los hombres con la misma sintonía por la voces que aún siguen calladas. A la juventud, que de la abrigadora energía de sus corazones no salga fuego para matar, sino esa magia soñadora de amor para triunfar y prosperar. A mis hermanos mayores de la literatura que con el trajín de su experiencia han hecho del camino una avenida poética impulsando todo este universo escrito en la lectura como soporte espiritual del conocimiento desde Homero en la épica de su troyana Ilíada, en la quietud tolerante que inspiró a Dante en su declaración de amor, en ese viaje poético de Heraud que se inmoló por la causa social, en ese octubre de Oswaldo Reynoso que no hay milagros pero que la fe encontrará en su morada búsqueda, por este mundo ancho y ajeno de todos y de nadie de Ciro Alegría, en nombre de todas las sangres y de su Warma Kuyay de José María Arguedas , en nuestro vivo nobel literario de la casa verde Mario Vargas Llosa…en tantos más, pero sobre todo en ese libro del supremo decálogo como es La Biblia, esa fábula que en toda la dimensión divina nos enseña a ser sencillos y sublimes donde data todo ese lenguaje cotidiano que sirve para sintonizar los oídos del mundo.
Por ello cuando llegue la hora de partir humanamente, el paraíso que eternice al poeta sea la poesía y su voz sea un canto continuo para las regiones de lo que se conoce y apenas se sospecha de la existencia.

Gracias
Augurando y agradeciendo que este encuentro quede guardado en el corazón de todos los poetas presentes, en nuestros socios de la SPNRL; a nuestras autoridades, líderes sociales y honorables vecinos de Huacho y la región, les decimos una vez más bienvenidos a esta patria de la civilización Caral, Bandurria, del eterno Machu Picchu, felicitando a nuestro hermano de las letras y Presidente de la Comisión Organizadora de este encuentro, un poeta que hace latir el corazón de Huacho Julio Solórzano Murga y a todos los que hemos trabajado hombro a hombro, verso a verso creyendo en este proyecto literario-cultural que se realizará cada dos años con el único objetivo de reafirmar nuestra convicción, que en la dimensión estética de la literatura está el aprendizaje pedagógico de cada obra y su autor, y en cada lector la construcción posible de una sociedad más equitativa y armoniosa para todos.




Lic. Oscar Castillo Banda
Presidente de la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima
oslee15@hotmail.com


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...