MARIO ESPINOZA ANICAMA: POEMAS

20 enero 2012

LUZ POLARIZADA


Otra vez bajaste a levantar tu sombra.
A dar de comer las tripas de tus yerros
A los buitres hambrientos
Que a tus ojos velan.

Usurpada tu belleza, tu ternura desollada
Qué capricho te amarró de la cintura para abajo
¡Alma taciturna! En tu morada prisionera.

Nada te dejaron los verdugos. Ni siquiera
El óxido voraz de tu silencio.

Sobre grietas de naufragios
Como llanto prohibido
El amor ahora se desliza inconsolable
por tus venas
Y entre brumas fermentadas unas gotas granas
Cuelgan al abismo.

Y el tiempo pasa...y pasa...
Y se ofuscan los caminos cuando avanzas.

 MANDOLINA

Amores que siguen todavía
sacudiéndose al alba.

Ah, virtudes cautivas
que se cubren del frío.

Gemebundas luces...atorándose de sombras
pululan dentro de mí como un delito
sin castigo.

Y las calles estropeadas, huérfanas se agitan
como hembras del ensueño, moviéndose
Desnudas;
Abriéndome sus puertas solamente a costa
de no verme más entristecido.
¡Callad pues miseria! ¡Heme aquí
continuando la senda!
Un trágico deslloro me lleva a las montañas.

Allá os espero. La tempestad
me arrastra
Ah, Señor...
En cada trecho del camino siento
Que hay huellas que ladran a la vida.



Poeta y pintor publicitario, Mario Espinoza Anicama nacío en Pisco en el año 1943.
Entre sus principales públicaciones tenemos:
Los Vientos Malditos (1972) y Huellas del Mundo (1981)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...