Teodoro "Lolo" Fernández Meyzán

19 febrero 2011

El gran “Lolo” Fernández, el máximo ídolo del club Universitario de deportes y del fútbol peruano; nació en la Hacienda Hualcará de Cañete. Sin lugar a dudas, Teodoro Fernández Meyzán, sintetiza todo lo que ha caracterizado a Universitario durante toda su historia; garra pundonor, lealtad, sacrificio, visión y servicio. Tras pasar toda su niñez en Cañete, “Lolo” es enviado a Lima a sus 16 años para continuar sus estudios.
Su padre, Don Tomás Fernández, quería que sus hijos tuvieran un mejor futuro y por eso, uno a uno fue enviado a la capital, donde ya se encontraba Arturo el hermano mayor de “Lolo” quien por esos años defendía la camiseta del Ciclista Lima Association, el equipo “tallarinero” decano de los equipos nacionales.
Debido a sus buenas actuaciones en su posición de zaguero, fue contratado por Universitario de Deportes. Eran los tiempos de Plácido Galindo. Eduardo Astengo, Tito Denegrí, y otros. Nadie imaginaba en ese momento la trascendencia que tendía ese “jale”. Toda una dinastía Fernández al servicio de la mejor institución deportiva del Perú. Seguirían a Arturo, Teodoro “Lolo”, Lolín, José, Jorge. Pero nadie llegaría a la cima como Teodoro el gran “Lolo”. En marzo de 1930, “Lolo” vistió la casaquilla “crema” por vez primera. Inicialmente entró a la reserva, pero sus faenas lo harían titular y de allí en adelante, jamás dejaría los colores cremas. “Lolo” se convertiría en el símbolo de la “U”, la que al mismo tiempo lo llevó a la fama del fútbol peruano. Como hecho anecdótico, cabe señalar que el primer contrato de “Lolo” Fernández con la “U” fue por la suma de 120 soles mensuales. Con ello, tenía para pagar sus estudios y poder cubrir sus gastos. Sin lugar a dudas el gran apoyo de sus hermanos Arturo y José fue muy importante para su desarrollo tanto personal como futbolístico. Para la gran mayoría siempre fue un excelente jugador, sin embargo, nunca faltaron aquellos que señalaban que solo sólo se trataba de un “cañonero” y que no tenía técnica. Pero con sus grandes actuaciones, sobre todo a nivel internacional les tapo la boca a sus detractores. Basta con recordar su primer partido internacional con la casaca crema que fue ante el Magallanes de Chile (29 de noviembre de 1931). Junto a Mario Pacheco, José Fernández, Jorge Góngora y Luis Souza-Ferreyra, conformaron una tremenda delantera. El cotejo, jugado el 29 de noviembre de 1931, terminó con un triunfo de Universitario con gol de cabeza del gran “Lolo” Fernández. En el sudamericano de Lima de 1935, “Lolo” Fernández vistió por primera vez la blanquirroja. Despues vendría el combinado del pacifico, la gira con Alianza Lima a Chile, el equipo al que “Lolo” reforzó junto a su hermano Arturo. En esa gira derrotaron al Magallanes, al Colo Colo, al audaz italiano y finalmente al Wanderers. Luego vendrían los juegos OLÍMPICOS DE 1936 En Berlín, donde las mejores actuaciones fueron ante selecciones consideradas como favoritas como Austria, o ante Finlandia. En los juegos bolivarianos de Bogotá en 1938, Perú dio una lección de fútbol, donde se pasearon con Colombia, Bolivia, Venezuela y Ecuador. A su vez, “Lolo” fue el goleador de la selección peruana.
En 1939, en Lima, se organiza el campeonato sudamericano de fútbol. Se debutó ante Ecuador al que derrotamos 5 – 2. a Chile se le venció por 3-0. A Paraguay se le derrotó por 3-0 y por el titulo vencimos 2-1 a Uruguay en duro encuentro. Este sudamericano fue muy importante para “Lolo”, no solo porque fue el goleador del seleccionado peruano ya que se derroto en el último partido a Uruguay que era ya campeón olímpico y mundial. La figura de “Lolo” ya era conocida a nivel internacional es por eso que Arturo Crenovic, en ese entonces presidente del Colo Colo de Chile le entregó un cheque en blanco diciéndole:”fíjese Teodoro, aquí le doy un cheque en blanco, usted póngale la cantidad que Colo Colo se lo paga. Nosotros queremos tenerlo en nuestro equipo”. Sin embargo, “Lolo” dijo ¡NO! Él solo quería jugar por el quipo de sus amores, Universitario de Deportes. Lo mismo sucedería con el Banfield de Argentina, quién también accedió a reforzar en un partido jugado en Lima, contra el Newell’s de Rosario, haciendo pareja con Campolo Alcalde y René Pontoni. Despues vendrían los 5 goles a Racing de Argentina (24 de diciembre de 1944) a quien la “U” derrotó 5-3, volteándole el partido. “Lolo” salió en hombros en otra tarde memorable. Para él este fue uno de los mejores partidos que había jugado en su vida y uno de los mejores que recuerda de la “U”. Su adiós se produjo el 30 de agosto de 1935, y nada menos que ante el archirrival Alianza Lima. Ese día “Lolo” marco tres goles en la victoria de Universitario por 4-2. Alianza era un gran equipo poderoso. Era la época de Cornelio Heredia, Guillermo Delgado, Heraclio Paredes. Pero la U no se quedaba rezagada. Ya brillaba en esa época, Alberto Terry, “la Saeta Rubia”, Dante Rovay, “La Lora” Gutierrez, “El Quemado” Osorio y Manuel Arce, entre otros. La entrega de su casaquilla número “92 se realiza dos semanas más tarde en un partido frente al Centro Iqueño. Allí “lolo” le entrega su chompa a Manuel Arce y abraza a todos los integrantes de Universitario de Deportes. Los aplausos y sus lágrimas quedarán grabados en las mentes de los aficionados que asistieron al estadio nacional. Sin lugar a dudas, se retiró como un grande.
Palmarés:
Goleador:
Fue 7 veces máximo goleador de los torneos de 1932, 1933, 1934, 1938, 1940, 1942 y 1945.
Títulos:
Obtuvo 5 títulos de Campeón con universitario de Deportes. Primero en 1934, para continuar en 1939, 1941, 1945 y 1946.
En julio de 1952, se inaugura el estadio “Lolo” Fernández en la calle Odriozola y juega en el partido inaugural contra la “U” de Chile, anotando un golazo.
Teodoro Fernández Meyzán dejó de existir el 17 de Setiembre de 1996 a la edad de 83 años.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...