NN- Desaparecido

25 agosto 2009

La tarde expira ya
No aparece tu nombre
En la relación que fijaron
En el muro de la vergüenza.

Desapariciones, fosas comunes
Cuerpos calcinados, desmembrados
Convirtieron la palabra en silencio absurdo
Como quien dice, los muertos no hablan.

Madres, Padres, esposas, hijos
Rostros gastados de mirar muertos
Hasta cuando con huesos ajenos
Intentaran armar el tuyo para darte descanso?

De poco vale la ciencia forense
Si el cuerpo es una lista de desaparecidos
Si ante la vergüenza de esqueletos varados
Sella con NN, no reconocidos.

Dicen que fuiste culpable de tu desaparición
¿Dónde está tu cuerpo?
¿Dónde se perdió tu llanto?
¿Dónde tu voz calló para siempre?

Mientras no llore la piedra
Y la memoria del hombre no te traicione
Se escuchara tu voz emergente
Y en tu voz, el clamor de los inocentes.

Los ojos de los asesinos
Los verán claramente
Como fantasmas que vienen del olvido
Clamando justicia, justicia.
Cada vez que se escuche

La maldita palabra ¡GENOCIDIO!

5 comentarios:

Maria Fischinger dijo...

Julio
El esconder el cuerpo del delito no es algo nuevo, gracias por ponerlo en verso.

Un beso

Maria

Anónimo dijo...

Julio,
Un poema humano como diría el gran poeta santiaguino.
Tú eres uno de esos intelectuales orgánicos del que nos hablará Grsmsci. Tú intelecto va unido a los órganos vitales de esta humanidad que se desangra pero no claudica. Tus versos son un homenaje a los que les apagaron las voces y los intelectuales de avanzada debemos hacer eco de tu sentimiento que es un llamado a la acción liberadora de nuestros pueblos.
Te abrazo con el cariño de siempre.
Jorge Aliaga Cacho

Anónimo dijo...

Mis congratulaciones hermano Julito por tremendo Poemón, digno de publicarse en las mejores Vidrieras
Un abrazo:
Raúl Gálvez Cuellar

Anónimo dijo...

Julio
..."Dicen que fuiste culpable de tu desaparición
¿Dónde está tu cuerpo?
¿Dónde se perdió tu llanto?
¿Dónde tu voz calló para siempre?"...

Poema que cala en el alma en el que cada verso es una lágrima de dolor, de rabia e impotencia, ante el sufrimiento de tantos hermanos que han pasado y aún pasan por este calvario.
Gracias por compartir tan emotivo poema. Felicitaciones, me ha encantado leerle.
Un abrazo
Alicia
Caracas
Venezuela

Anónimo dijo...

Julio, escribí algo, espero te guste y quizás lo relaciones acon algo que ya no funciona en nuestro Huacho. Chicuelo.

La tarde ve caer el sol en el horizonte
y una leve brisa inunda mis pensamientos.
Sólo, en medio del silencio, espero con ansias
que suene el pito de la fábrica que anuncie la seis.

Pero tantos años han pasado desde que la gran fábrica
luce sola como yo, esperando que alguien toque el pito
para anunciar que aun vive y que lo recuerden,
a pesar de que el oxido y la herrumbe lo carcoman poco a poco.

La tarde ve caer el sol y el mar se pinta de amarillo,
como las paredes de la fábrica que brillan aún.
Sólo, en medio de la brisa que refresca el verano,
veo los barcos en el puerto, anclados, moverse en un ligero vaivén,
cuyo compás sigue mi corazón.

Cae el sol y en el cielo reina el lucero que ahora acompaña
mi soledad.

Extraño, recuerdo, pienso.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...