25 marzo 2009

Alberto Bisso Sánchez

Alberto Bisso Sánchez:
Nació en la ciudad de Huacho el 31 de diciembre de 1916, sus padres fueron don Santiago Bisso y doña Grimanesa Sánchez, casado con la dama Haidé Mifflin Janneti, estudio en el colegio Nuestra Señora de la Merced y en el Instituto Huacho.
Terminando su secundaria en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe en Lima.
Se inicia en la literatura en el año 1963 escribiendo su primer cuento “ Los Postes del General”, entre sus obras podremos mencionar:
“ Un Salta pa´tras” 1985
“Revelaciones del ultimo kuraca” 1992
“ Las Huelgas de 1916-1917”
“ Historias de Cacerías”
“ Creación de una nueva campiña”
“ Vivir para contar”

“ Los Postes del General”

El alcalde de Huaura en su afán progresista necesitaba iluminar una nueva plazuela, fruto de sus desvelos edilicios. Pero no tenía postes ni menos dinero para comprarlos. ¿A quién recurrir? Pues el general y diligentes comprovincianos para que los gestione. Y sin más demora viajo a Lima. Se entrevisto de inmediato con él y le planteó el problema. El general sin tardar movilizó sus huestes y consiguió los postes. Dieron una despedida cariñosa al Alcaldito Huaurino y manos a la obra que “ obras son amores”... Los postes fueron enviados en un camión del ejercito con destino “ Chancay, Huaura, Barranca”. El paisanito chofer poco “entendedor” de estos encargos partió, sin embargo muy orondo en su camión; por el camino recibos la guía y se “ enchufo” directo a Barranca. Aquí es mi destino, no hay otro pueblo adelante, dijo. El Alcalde de Barranca, para quien iba una dotación de cemento, recibió jubiloso la demás carga y la almaceno por si “pega”. Transcurridos algunos días el alcalde Huaurino inquieto por la tardanza pidió informe a Lima en vista que ya se acercaban las fiestas patrias. Y se motivó una nueva entrevista al General. ¿ Cómo, los postes fueron remitidos inmediatamente y no han llegado todavía? No, mi General respondió el alcalde a secas. Bueno, que venga el negro Andrés y vamos a mover nuevamente este asunto y váyase Ud. Tranquilo que los postes irán. Nueva investigación. ¿ Dónde pueden estar los postes? Nadie sabe nada. Que intervenga la PIP dijeron. Echas las investigaciones del caso, el alcalde de Barranca con el dolor de su corazón, puesto que lo necesitaba para una plazuelita de su pueblo, tubo que entregar los postes. El chofer militar vuelve a repasar la guía que dice Chancay, Huaura, Barranca y exclama: ¡ que bruto he sido, si los postes son para Chancay y se pasa de largo hasta ese distrito y allá los deja. El alcalde Huaurino ante la nueva demora, vuelve a Lima. El General al enterarse que los postes no han llegado, pega un salto. ¿ No han llegado todavía? Si yo mismo los he embarcado, dice. Y se motivó una nueva movilización para ubicar su destino. Estaban en Chancay. A ver, Andrés vamos inmediatamente a recogerlo y al cholo bruto del chofer que lo manden a disciplina, dijo el General...
Entraban a Chancay... ¡ Qué bonita avenida ésta y qué bien coloreados postes tiene arguyó el General. Su secretario le respondió: Si este negro que está de Alcalde es bien activo, no se duerme... Al verlo, el Alcalde salió a recibirlo y abrazando al General le dice. ¡ Gracias negro, ¿ Cómo adivinaste que los necesitaba? Mira que bellos han quedado!... Andrés y el General, no salían de su asombro... y hacen mutis... disimulan... Ahí estaban los postes bien cementados y en posición de firmes!...
Caro lector: se durmió el Alcaldito Huaurino y... Camarón que se duerme... Los postes se quedaron en Chancay...



LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...