Edmanuel Ferreira Mondaca, “Jesús y el Cristo de Elqui”

14 septiembre 2016


Luego de leer el libro “Jesús y el Cristo de Elqui”, no tengo mas que felicitar al escritor chileno y hermano de la literatura universal  Edmanuel Ferreira Mondaca, esta obra cuenta la historia acontecida allá por los años de 1930 en La Serena, la religiosidad puesta en mano de un personaje  de barba negra y larga, con apariencia de misionero, con túnica blanca, sandalias al pie, biblia en mano  caminando por los pueblos y caseríos del Elqui. Este peculiar personaje extraído de una historia o pasaje real acontecidos a los albores del inicio de la era cristiana allá en el lejano continente, por Israel, Jerusalén, Samaria o quizás en nuestras tierras sureñas como en el valle del Elqui, fue nada menos que el enviado de Dios para predicar su palabra en estos lares chilenos Domingo Zárate Vega, llamado por los parroquianos del valle el  “Cristo de Elqui”.

El RP. José María Caro, obispo de la Serena por aquellos años, manifestaba en una carta pastoral la existencia de este personaje, anunciandole como un simple loco o desquiciado que andaba pregonando la palabra de Dios como si fuera el Mesías o enviado de Dios.

Ahora ¡Quien fue Domingo Zárate Vega? ¿Cuando y donde nació?
Cuenta el autor que este personaje nace en víspera de la navidad del año 1898, es decir el 24 de diciembre de aquel año, en río Hurtado, en cuna de familia campesina.

El “Cristo de Elqui” como lo llamaban se hiso muy famoso en el valle, su discipulado duró 22 años, llegando a viajar a Santiago vía ferroviaria, donde ante una multitud de seguidores en la estación Mapocho anunció el fin del mundo, siendo enviado a penas piso suelo capitalino al manicomio, mejor dicho al Hospital Psiquiátrico de Santiago.

En dicho hospital los Galenos determinaron que Domingo Zárate  Vega el “Cristo de Elqui” sufría de delirio místico crónico; Al salir de hospital luego de unos años de internado, restablece su misión y recorre casi todo el país y algunas naciones de América del Sur.

Domingo Zárate Vega, llegó a escribir una docena de Libros en su mayoría autobiográficos, denominándose un Libre Pensador, ideólogo y enviado de Dios.
Zárate Vega fallece en el olvido en noviembre de 1971.

El Escritor chileno Nicanor Parra, en el año 1977 publica su undécimo poemario al que titulo “Sermones y prédicas del Cristo de Elqui”, como un reconocimiento al predicador callejero, al que había visto en su juventud. Posteriormente en el año 1979 escribiría el libro “Nuevos sermones y prédicas del Cristo de Elqui”.
Volviendo a nuestro también escritor chileno Edmanuel Ferreira Mondaca, el en su libro “Jesús y el Cristo de Elqui”, nos recrea al mítico personaje de las historias arriba leídos, esta publicación cuenta con anécdotas  acontecidas al gran Domingo Zárate Vega.

Quiero terminar este breve comentario con esta apreciación , cuantos  vecinos como  don Erasmo Cortés, verán a tantos Domingos Zarates, queriendo alzar vuelo y verlos caer al pavimento, sin lograr su cometido, cuantos personas como en Vicuña, Pihuano y Quebrada de Leiva, serán testigos  de fallidos intentos de ver a un iluso hombre,  querer volar emulando al vuelo del Cristo de Elqui, Domingo Zárate lo intento muchas veces, pero lo que si estoy seguro que el si logró volar,  si señores, el ya voló al cielo y desde ahí sigue gozando de su imperturbable  Fe.

Bien, ahora volveremos a tocar algunos puntos del libro, dejemos ahí las locuras de Domingo Zárate y entremos al maravilloso mundo que nos narra Edmanuel Ferreira, en  donde podemos ver a manera de un teatro imaginario las 119 páginas que contiene el libro, donde el autor pone en escena las comparaciones entre los hechos y acontecimientos reales de la historia, como por ejemplo:

Pág. 15.- Profecías sobre el nacimiento de Cristo.
Pág. 20.- El nacimiento del Cristo de Elqui.
Pág. 22.- La Familia de Jesús.
Pág. 27.- La Familia del Cristo de Elqui.
Pág. 29.- Oficios del Cristo de Galilea.
Pág. 32.-  Oficios del Cristo de Elqui.
Pág. 34.-  La Educación del Cristo de Galilea.
Pág. 40.- La Educación del Cristo de Elqui.
Pág. 44.-  Primeras apariciones del Cristo de Galilea.
Pág. 47.- Primera apariciones del Cristo de Elqui.
Pág. 50.- Los Apóstoles de Jesús.
Pág. 52.- Los Apóstoles del Cristo de Elqui.
Pág. 55.- Financiamiento de la Obra de Cristo.
Pág. 57.- Financiamiento de la obra del Cristo de Elqui.
Pág. 59.- Territorios donde Jesús predicó.
Pág. 64.- Territorios recorridos por el Cristo de Elqui.
Pág. 73.- El Mensaje del Cristo de Galilea.
Pág. 76.- Mensaje del Cristo de Elqui.
Pág. 78.- Los Milagros de Jesús.
Pág. 88.- Los Milagros del Cristo de Elqui.
Pág. 90.- El Posible vuelo de Jesús.
Pág. 91.- El vuelo del Cristo de Elqui.
Pág. 96.- El Cristo de Galilea y sus enemigos.
Pág. 100.- Los Fariseos y Escribas de la época del Cristo de Elqui.
Pág. 106.- Las Profecías del Cristo de Galilea.
Pág. 111.- Profecías del Cristo de Elqui.
Pág. 114.-  Los últimos días del Cristo de Galilea.
Pág. 116.-  Los últimos días del Cristo de Elqui.

Vistos estas comparaciones hechas por el autor, recurrimos a ver en nuestra Biblia algunos textos que bien podría relacionar al personaje de la historia, el Sr. Domingo Zárate Vega, seguidor de Cristo en su época claro está, fue un escogido de Dios para llevar su palabra, en Mateo 16: 24, Jesús dijo a sus apóstoles: Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a si mismo, y tome su cruz, y sígame.

Posteriormente Zárate Vega sufre encarcelamiento por su Fe en un hospital psiquiátrico, en  Mateo 10:17 Jesús dice: Y guardaos de los hombres, por que os entregaran a los concilios, y en sus sinagogas os azotarán.

Entonces en este caso puedo entender lo dicho por Jeremías (1: 5) Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes de nacieses te santifique.
Agradezco al Maestro Edmanuel Ferreira por entregarnos esta preciosa obra que abre nuestro entendimiento y obligándonos a leer la biblia para ver el propósito que tiene Dios para cada uno de sus hijos.
Por que Jesucristo es el mismo de  ayer, hoy, siempre…

Cuantos Domingos Zárates Vegas habrán en el mundo, considerados locos, por el solo hecho de llevar el mensaje de Dios  a los pueblos, cuantos vecinos como don Luis Armando Rivera, verán volar las ilusiones de un predicador queriendo ser un ser alado y poder elevarse como un ángel que vuela raudo al cielo para encontrarse con su creador.

Huacho Setiembre 14 de 2016.

Julio Solórzano Murga.




XIX ENCUENTRO DEL MUNDO DE LA CULTURA‏

09 septiembre 2016


ESTIMADOS:
                    Está todo preparado para recibirlos el lunes 10 de Octubre, por lo que esperamos estén arreglando sus maletas para viajar rumbo a la Carta Región de Chile, tierra de la divina Gabriela Mistral.
                     Un abrazo fraterno
  
                     Edmanuel Ferreira Mondaca
                     Presidente SECH-Coquimbo
                        Cuarta Región - Chile

Discurso de Salvador Allende la noche del 4 de septiembre de 1970 (madrugada del 5 de septiembre) desde los balcones de la FECH.

Hortensia Bussi de Allende junto al Presidente de Chile Salvador Allende
Con profunda emoción les hablo desde esta improvisada tribuna por medio de estos deficientes amplificadores.
¡Qué significativa es, más que las palabras, la presencia del pueblo de Santiago, que interpretando a la inmensa mayoría de los chilenos, se congregan para festejar la victoria que alcanzamos limpiamente, el día de hoy, victoria que abre un camino nuevo para la patria, y cuyo principal actor es el pueblo de Chile aquí congregado! ¡Qué extraordinariamente significativo es que pueda yo dirigirme al pueblo de Chile y al pueblo de Santiago desde la Federación de Estudiantes! Esto posee un valor y un significado muy amplio.
 Nunca un candidato triunfante por la voluntad y el sacrificio del pueblo usó una tribuna que tuviera mayor trascendencia. Porque todos lo sabemos. La juventud de la patria fue vanguardia en esta gran batalla, que no fue la lucha de un hombre, sino la lucha de un pueblo; ella es la victoria de Chile, alcanzada limpiamente esta tarde.
 Yo les pido a ustedes que comprendan que soy tan sólo un hombre, con todas las flaquezas y debilidades que tiene un hombre, y si pude soportar -porque cumplía una tarea- la derrota de ayer, hoy sin soberbia y sin espíritu de venganza, acepto este triunfo que nada tiene de personal, y que se lo debo a la unidad de los partidos populares, a las fuerzas sociales que han estado junto a nosotros, se lo debo al hombre anónimo y sacrificado de la patria, se lo debo a la humilde mujer de nuestra tierra. Le debo este triunfo al pueblo de Chile, que entrará conmigo a La Moneda el 4 de noviembre.
La victoria alcanzada por ustedes tiene una honda significación nacional. Desde aquí declaro, solemnemente que respetaré los derechos de todos los chilenos. Pero también declaro y quiero que lo sepan definitivamente, que al llegar a la Moneda, y siendo el pueblo gobierno, cumpliremos el compromiso histórico que hemos contraído, de convertir en realidad el programa de la Unidad Popular.
Lo dije: no tenemos ni podríamos tener ningún propósito pequeño de venganza, sería disminuir la victoria alcanzada. Pero, si no tenemos un pequeño propósito de venganza, de ninguna manera, vamos a claudicar, a comerciar el programa de la Unidad Popular, que fue la bandera del primer gobierno auténticamente democrático, popular, nacional, y revolucionario de la historia de Chile.
Dije y debo repetirlo: si la victoria no era fácil, difícil será consolidar nuestro triunfo y construir la nueva sociedad, la nueva convivencia social, la nueva moral y la nueva patria.
Pero yo sé que ustedes, que hicieron posible que el pueblo sea mañana gobierno, tendrán la responsabilidad histórica de realizar lo que Chile anhela para convertir a nuestra patria en un país señero en el progreso, en la justicia social, en los derechos de cada hombre, de cada mujer, de cada joven de nuestra tierra.
Hemos triunfado para derrocar definitivamente la explotación imperialista, para terminar con los monopolios, para hacer una profunda reforma agraria, para controlar el comercio de exportación e importación, para nacionalizar, en fin, el crédito, pilares todos que harán factible el progreso de Chile, creando el capital social que impulsará nuestro desarrollo.
Por eso, esta noche que pertenece a la Historia, en este momento de júbilo, yo expreso mi emocionado reconocimiento a los hombres y mujeres, a los militantes de los partidos populares e integrantes de las fuerzas sociales que hicieron posible esta victoria que tiene proyecciones más allá de las fronteras de la propia patria. Para los que estén en la pampa o en la estepa, para los que me escuchan en el litoral, para los que laboran en la precordillera, para la simple dueña de casa, para el catedrático universitario, para el joven estudiante, el pequeño comerciante o industrial, para el hombre y la mujer de Chile para el joven de la tierra nuestra, para todos ellos, el compromiso que yo contraigo ante mi conciencia y ante el pueblo -actor fundamental de esta victoria- es ser auténticamente leal en la gran tarea común y colectiva. Lo he dicho: mi único anhelo es ser para ustedes el Compañero presidente.
 Chile abre un camino que otros pueblos de América y del mundo podrán seguir. La fuerza vital de la unidad romperá los diques de la dictadura y abrirá el cauce para que los pueblos puedan ser libres y puedan construir su propio destino.
 Somos lo suficientemente responsables para comprender que cada país y cada nación tiene sus propios problemas, su propia historia y su propia realidad. Y frente a esa realidad serán los dirigentes políticos de esos pueblos los que adecuarán la táctica que deberá adoptarse.
 Nosotros sólo queremos tener las mejores relaciones políticas, culturales, económicas, con todos los países del mundo. Sólo pedimos que respeten -tendrá que ser así- el derecho del pueblo de Chile de haberse dado el gobierno de la Unidad Popular.
 Somos y seremos respetuosos de la autodeterminación y de la no intervención. Ello no significará acallar nuestra adhesión solidaria con los pueblos que luchan por su independencia económica y por dignificar la vida del hombre.
Sólo quiero señalar ante la historia el hecho trascendental que ustedes han realizado, derrotando la soberbia del dinero, la presión y amenaza, la información deformada, la campaña del terror, de la insidia y la maldad. Cuando un pueblo ha sido capaz de esto, será capaz también de comprender que sólo trabajando más y produciendo más podremos hacer que Chile progrese y que el hombre y la mujer de nuestra tierra, la pareja humana, tengan derecho auténtico al trabajo, a la vivienda, a la salud, a la educación, al descanso, a la cultura y a la recreación, juntos, con el esfuerzo de ustedes vamos a hacer un gobierno revolucionario.
La revolución no implica destruir sino construir, no implica arrasar sino edificar; y el pueblo chileno está preparado para esa gran tarea en esa hora trascendente de nuestra vida.
Compañeras y compañeros, amigas y amigos: Cómo hubiera deseado que los medios materiales de comunicación me hubieran permitido hablar más largamente con ustedes y que cada uno hubiera oído mis palabras, húmedas de emoción, pero a la vez firmes en la convicción de la gran responsabilidad que todos tenemos y que yo asumo plenamente.
Yo les pido que esta manifestación sin precedentes se convierta en la demostración de la conciencia de un pueblo. Ustedes se retirarán a sus casas sin que haya el menor asomo de una provocación y sin dejarse provocar. El pueblo sabe que sus problemas no se solucionan rompiendo vidrios o golpeando un automóvil. Y aquéllos que dijeron que el día de mañana los disturbios iban a caracterizar nuestra victoria, se encontrarán con la conciencia y la responsabilidad de ustedes. Irán a sus trabajos, mañana o el lunes, alegres y cantando; cantando la victoria tan legítimamente alcanzada y cantando al futuro. Con las manos callosas del pueblo, las tiernas manos de la mujer y la sonrisa del niño, haremos posible la gran tarea que sólo un sueño responsable podrá realizar. El hecho de que estemos esperanzados y felices, no significa que nosotros vayamos a descuidar la vigilancia: el pueblo, este fin de semana, tomará por el talle a la patria y bailaremos desde Arica a Magallanes, y desde la cordillera al mar, una gran cueca, como símbolo de la alegría sana de nuestra vida.
Pero al mismo tiempo mantendremos nuestros comités de acción popular, en actitud vigilante, en actitud responsable, para estar dispuestos a responder a un llamado -si es necesario- que haga el comando de la Unidad Popular.
Llamado para que los comités de empresas, de fábricas, de hospitales, en las juntas de vecinos, en los barrios y en las poblaciones proletarias, vayan estudiando los problemas y las soluciones; porque presurosamente tendremos que poner en marcha el país. Yo tengo fe, profunda fe, en la honradez, en la conducta heroica de cada hombre y de cada mujer que hizo posible esta victoria. Vamos a trabajar más. Vamos a producir más. Este triunfo debemos tributarlo en homenaje a los que cayeron en las luchas sociales y regaron con su sangre la fértil semilla de la revolución chilena que vamos a realizar.
Quiero antes de terminar, y es honesto hacerlo así, reconocer que el gobierno entregó las cifras y los datos de acuerdo con los resultados electorales. Quiero reconocer que el jefe de plaza, General Camilo Valenzuela, autorizó este acto, acto multitudinario, en la convicción y certeza que yo le diera de que el pueblo se congregaría, como está aquí en actitud responsable, sabiendo que ha conquistado el derecho a ser respetado en su victoria, el pueblo que sabe que entrará conmigo a La Moneda el 4 de noviembre de este año.
Quiero destacar que nuestros adversarios de la Democracia cristiana han reconocido en una declaración, la victoria popular. No le vamos a pedir a la derecha que lo haga. No lo necesitamos. No tenemos ningún ánimo pequeño en contra de ella. Pero ella no será jamás capaz de reconocer la grandeza que tiene el pueblo en sus luchas, nacida de su dolor y de su esperanza.
Nunca como ahora, sentí el calor humano; y nunca como ahora la canción nacional tuvo para ustedes como para mí tanto y tan profundo significado. En nuestro discurso lo dijimos: somos los herederos de los padres de la patria y juntos haremos la segunda independencia: la independencia económica de Chile.
Les digo que se vayan a sus casas con la alegría sana de la limpia victoria alcanzada. Esta noche, cuando acaricien a sus hijos, cuando busquen el descanso, piensen en el mañana duro que tendremos por delante, cuando tengamos que poner más pasión, más cariño, para hacer cada vez más grande a Chile, y cada vez más justa la vida en nuestra patria.
Gracias, gracias, compañeras. Gracias, gracias, compañeros. Lo mejor que tengo me lo dió mi partido, la unidad de los trabajadores y la Unidad Popular.
A la lealtad de ustedes, responderé con la lealtad de un gobernante del pueblo, con la lealtad del compañero Presidente.
Hortensia Bussi de Allende  junto a Luis Aguilera

Ponte la Roja



Ponte la Roja

No solo te bastarán treinta y unos días
del calendario para ver tú impulso.
Te levantas al alba pensando en tu tierra
Tu tierra Profunda,
Tú bella y amada tierra de La Serena
En tu Región de Coquimbo querido.

Eres el escritor chileno que honras sus ideales
con tu soberana pluma rompes las palabras
Tú no das tregua al descanso,
no pestañeas ante el sueño,
Eres incansable defensor de los derechos del hombre
Eres el típico hombre de sangre Roja,
firme y combatiente.

Heredero de Gabriela Mistral y Pablo Neruda
Gran amigo de los amigos.
Eres el terco obrero de las letras chilenas,
universales,
Eres el amigo del pueblo,
futuro Concejal, de La Serena
Eres mi amigo,
Luis Aguilera.

Julio Solórzano Murga
Escritor - Poeta
Huacho – Perú, 06 de setiembre de 2016.


Saludo. Desde el Perú, mis votos indeclinable para la victoria de este excelso escritor y amigo, futuro Concejal por La Serena.
 Es un orgullo saberse amigo del insigne escritor Luis Aguilera, y este aprecio no solo es de Chile, sino del Perú y de otros países hermanos que valoran su amplia trayectoria y su inquebrantable línea al servicio de los menos favorecidos por la fortuna
Desde el Perú, mis votos indeclinable para la victoria de este excelso escritor y amigo, futuro Concejal por La Serena.
 Con mi abrazo fraterno, revolucionario y siempre combativo
Raúl Gálvez Cuellar,
Poeta Peruano
 El Dr. Raúl Gálvez Cuéllar es un abogado y literato muy reconocido en el Perú, así como en el extranjero, profesor universitario, con experiencia de haber trabajado en París y Nueva York, recientemente ha viajado a Puerto Rico representando al Perú, en la Feria Internacional del Libro de Mayagüez.

III ENCUENTRO INTERNACIONAL DE POETAS Y ESCRITORES 2016 "JORGE ALIAGA CACHO"

05 septiembre 2016

Presentación de mi Libro "Mi Amigo Juan Salvador"

Gracias Norka Brios Ramos por la medalla de Past Presidente de la Sociedad de Poetas y Narradores de la Región Lima.

Con mis hermanos Poetas del Mundo.

Banda de Músicos del Colegio Nuestra Señora de la Merced 

Banda de Músicos del Colegio Nuestra Señora de la Merced 

Bosque de Banderas: alumnos del Colegio Pedro E. Paulet







Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...