Los sombreros de Dayana

23 noviembre 2017


Novela del autor peruano José Pablo Quevedo


POR: RAUL GALVEZ CUELLAR
Esta es una novela cruda, rudimentaria si se quiere, pero de enorme trascendencia histórica.

Bertolt Brecht dijo que "no hay nada más importante que aprender a pensar toscamente. El pensamiento crudo es el pensamiento de los grandes hombres" Brecht anotaba en su Diario sus reflexiones aplicando la dialéctica del contraste para hallar la verdad y combatir el dogma. Hoy, el escritor piurano José Pablo Quevedo que tenía guardadas durante 30 años sus anotaciones de estudiante, asume su propia dialéctica del pensamiento regresivo, da vuelta a la manga de la historia y publica sus experiencias que devienen en este testimonio veraz y digno de ser evaluado en su contenido perspectivista. Los sombreros de Dayana aparece con precisión temporal, ni antes ni después: espejo inolvidable del pasado que se repite miles de veces, y del cual el propio autor había vaticinado que "el río en su regreso nos traerá el espejo donde perdimos nuestros rostros".

En efecto, no se han perdido los rostros de Dayana, Elisa, Kerstin, Elena o Anne; ni los de Sergio, Mateo, Aníbal, Felipe o Eduardo, que son algunos de los personajes de este libro que vuelven en la cuenta regresiva del poeta, quien al plantear su circuito dialéctico había escrito que "ese río será el que pase por todas las orillas".

Los sombreros de Dayana es una novela más social que literaria, verosimilista y con elementos autobiográficos, que narra en 23 capítulos y un epílogo todo lo que puede ocurrir a un círculo de jóvenes becarios de ambos sexos y de diversas nacionalidades, que provienen de las canteras progresistas para residir en el fenecido Estado de la RDA desde los años setenta, cuando el Gobierno Peruano del General Juan Velasco Alvarado restablece relaciones diplomáticas con los países socialistas, situación que permite al narrador-protagonista (Sergio) viajar primero a Cuba y luego afincarse en Alemania donde hasta hoy reside.


Los sombreros de Dayana produce un disloque en la novelística tradicional y aún en la narrativa político-social de los últimos tiempos, porque revive un capítulo de repercusión mundial que no había sido visto desde sus interiores, como es la división de Alemania antes de su Reunificación. Quevedo reivindica a las Letras con su discurso realista, veraz, serio y responsable contra la avalancha de novelas del imaginario y de puro entretenimiento. El escritor mexicano Carlos Fuentes ha dicho que "las civilizaciones necesitan la novela para recuperar verdades y realidades perdidas. Para redescubrirse". En el raconto de José Pablo los actores son reales si bien figuran con otros nombres: en su trama prevalece la verdad sin disfraz, lo que nos lleva a las palabras de Efraím Medina Reyes, quien al analizar la novela "Esta Salvaje Oscuridad" de Harold Brodkey, dice que "la verdad es el punto de partida, la apuesta esencial, sin ella ninguna literatura importa" (Revista Alhucema, Granada, N
15, Junio 2006).


De las aventuras de cada estudiante podría escribirse otro libro, debido a la riqueza temática del contexto del que ya se ha leído en idioma Alemán cuatro de sus capítulos, y en cuyos auditorios se han reconocido algunos de los biografiados que actualmente viven en diversos países, compaginando la prolongación de sus propias historias. El autor tiene la ventaja de conocer Alemania, antes, y después de la caída del muro; y en este orden de consideraciones tenemos que decir que este primer tomo corresponde al Socialismo Rea
l de un Estado ya desaparecido pero más humano que los de los países capitalistas; en tanto que el segundo tomo –que desde ya anunciamos-, se vive con los cambios en el país de los pinos, desde que se abren las fronteras y las multitudes salen por los largos corredores de la estación Friedrichstrasse hacia el sector occidental: desde que la gente va y viene por el puente, cruzando día y noche la calle Bonholmer.

José Pablo Quevedo es doctor en filosofía por la U. de Humboldt, es poeta, ensayista y ahora novelista. Autor de numerosas piezas de teatro, lleva publicados más de diez libros entre poesía y antologías bilingües. También prepara un Tratado de Filosofía que parte de una nueva óptica en el campo de la filosofía de la historia; obra que por su singular dialéctica marcará en este siglo un valioso aporte en la historia de la filosofía. Pero volvamos a esta novela:
El lector tendría que ser llevado por la fuerza hacia una ducha, y ser puesto violentamente bajo un chorro de agua semihelada, para comprender el impacto que sufrió Sergio al ser catapultado desde su cálida provincia hasta la exacta Alemania, donde una madrugada fue obligado a bañarse desnudo entre desnudas en el mar de Prerow, al punto que en esa misma tarde su compañero "el Sapito Luis" le dijera "has entrado en el paraíso pero no te has comido la manzana".

En el internado de las escuelas superiores de Dresde en la RDA, los estudiantes hombres tenían sus dormitorios separados de las mujeres: una muralla y una guardianía los distanciaba, y entonces los muchachos "cocinaban huevos en sus propios cerebros" para burlar la guardia y llegar hasta las hijas de Eva, convirtiéndose para ello en gatos techeros que trepaban árboles para ingresar por las ventanas a los cuartos de las damas impacientes, quienes formaban cadena estableciendo "vigilancia" que permitiera la entrada de varones. Para estos fines se lanzaba golpes de tambor, señales de encender o de apagar la luz en los aposentos, tirar piedritas con una liga o emitir algún silbido, hasta que un día el saldo fue de un hombre desmayado y una mujer con el brazo roto, que fueron conducidos a la enfermería de emergencia.

El relato fluye en lenguaje cartesiano, sin preocupaciones técnicas ni de forma: su autor muestra capacidad descriptiva y dotes de retratista en la caracterización de los personajes cargados de ensueño y de emoción social, mas con defectos propios de la juventud: el poeta, el filósofo, el germanista, el historiador, el cubano, la estafadora, el hegeliano, la religiosa, la pintora, la lesbiana, la revolucionaria, etc. etc., estructuran el texto fundamentalmente dialógico donde el narrador se esconde o aparece en segunda o tercera persona, e inesperadamente en primera persona.

No todo es entretenimiento ni búsqueda de nuevas sensaciones en una etapa en que se quiere cambiar al mundo y ayudar a sus países de origen como Perú, Cuba, El Salvador o Nicaragua, sino que en los argumentos se registra situaciones de angustia, dramas de muerte súbita, y escenas de intensas pasiones de amor. 
No olvidemos que José Pablo Quevedo es ante todo poeta y que ha trasladado el más fuerte erotismo de los incas a los poemas de sus libros Variación de la Luz, Las Márgenes Ocultas de la Lluvia, y Orillero Mar, en los que inmortaliza a sus musas de ojos verde-caña.

A la lectura del libro se revive las tertulias de la Saülenmensa (cafetería de las columnas) o las del Café Viena de la avenida Schönhauser Allee, donde los estudiantes entre cafés, cognacs y empanadas proclamaban su solidaridad con las masas populares del mundo, con un cigarrillo en la boca, -que quizá por puro exhibicionismo-, activaban largas conversaciones en los mejores años de la vida de todo hombre y de toda mujer (los años universitarios).

Este heterogéneo pero unido grupo de alumnos nos pasea en los trenes urbanos para contemplar la nieve, las lluvias aritméticas contra las ventanas, o la caída de las hojas en el otoño. Nos llevará por el Banco Vallejo a orillas del Spree, por la plaza Franz Mehring, la avenida Unter den Linden, o hasta la Estación de Lehrter Bahnhof a gran velocidad. En suma,
 Los sombreros de Dayana es el diálogo con el río que regresa pero que no llega sólo a las orillas, sino que nos trae el espejo de su alma, que es asimismo el alma de su autor, plena de sabiduría y de proyección de hermandad universal.

RAUL GALVEZ CUELLAR: Peruano, Poeta, narrador y crítico. Abogado, pedagogo, ex-magistrado, ex-profesor de Derecho, Filosofía, Lingüística, Literatura e Idiomas.
Tiene diez libros de cuentos publicados, también tiene un libro de poesía y muchas publicaciones de comentarios en el Perú y el extranjero.

Un campesino peruano gana una pequeña batalla

Un campesino peruano gana una pequeña batalla contra un gigante energético alemán


El campesino peruano Saúl Luciano Lliuya obtuvo una pequeña pero significativa victoria en su demanda contra el gigante energético alemán RWE, al que acusa de contribuir con el cambio climático que afecta a su ciudad natal, Huaraz.
Tras escuchar los argumentos orales de ambas partes, el tribunal superior de la ciudad alemana de Hamm declaró este lunes que la demanda de Lliuya es "admisible", lo que significa que el proceso judicial sigue en marcha, según reseñó Digital Journal declaraciones recogidas por AFP.
El sudamericano, quien es asesorado por la organización ecologista Germanwatch, demanda por daños y prejuicios a RWE. Reclama, en particular, que esa empresa es una gran emisora de dióxido de carbono, lo que ha provocado el deshielo de los Andes y por ende pone en peligro la vida de los habitantes de Huaraz, población situada a unos 400 kilómetros al norte de Lima.
"Durante dos años y medio, hemos estado luchando por nuestros derechos y protección contra los peligros en Huaraz, y ahora se hace evidente que incluso las grandes corporaciones deben asumir la responsabilidad de las consecuencias de sus acciones", dice Lliuya, citado por Germanwatch.
El demandante exige a la compañía un aporte de unos 17.000 euros para financiar medidas contra el deshielo, como pago por las defensas para frenar las inundaciones en su ciudad, provocadas en especial por las condiciones climáticas existentes en la laguna glaciar de Palcacocha.
El monto fue calculado en base a las emisiones de CO2 de las que sería responsable en el mundo RWE, a partir de un estudio que indica que la firma alemana participa con 0,5 %  en las emisiones globales de dióxido de carbono, desde el inicio de la industrialización.
Además, exige el reembolso de 6.384 euros que Lliuya gastó en medidas de protección en Huaraz.
"Me gustaría regresar a casa, a las montañas, y decirle a la gente que pude hacer algo por ellos", dijo el campesino, de 37 años de edad y padre de dos niños.
Ambas partes tienen hasta el 30 de noviembre para presentar otros argumentos al tribunal, antes de que se decida cuáles serán los siguientes pasos en el proceso. De ser necesario, se convocaría a pruebas orales.
La abogada de Luciano, Roda Verheyen, aseguró que el caso puede avanzar aún más y, lo más importante, sentar un precedente en lo que denominó la "justicia climática".
Lliuya había presentado su demanda el año pasado ante un tribunal inferior en Essen (oeste de Alemania), pero fue desestimada, por considerar que carecía de fundamento. Por ello presentó esta apelación en Hamm.


RWE, al igual que el año pasado, mantuvo que la demanda es "inaceptable" e "injustificada", con el argumento de que no se puede acusar a una sola empresa como responsable del cambio climático.
De acuerdo a Germanwatch, en los últimos 40 años los glaciares peruanos han perdido 40 % de su superficie.

VERSOS CON GARRAS

22 noviembre 2017


I
Y destruiste las variantes de mi vida
Solo números impares y crucigramas
Sin resolver, me queda de ti.

II
Te lloré tantas veces y sin reparos,
Que terminé tallando tu nombre
en la piedra que tienes como corazón



III
Fijé en mi corazón tu domicilio
Para remitirte
Las notificaciones de mi alma.

IV
Anoche sin querer seguí otro sueño
caminé junto a el en silencio
tratando de olvidar tus recuerdos
V
Caminé bajo el intenso sol de tu indiferencia
Buscando la tenue sombra de tu amor.


VI

Es tu amor la fragancia
Que baña mi cuerpo
De felicidad.

“Mi Amor Por ti”

Como estrellas que brillan en el universo
Como el aire que nos toca y no lo podemos palpar
Así es mi amor por ti, que no lo puedes imaginar.





CENTRO SOCIAL DEPORTIVO HUAURA

CENTRO SOCIAL DEPORTIVO HUAURA
MI CLUB QUERIDO
En el antiguo seminario de Santo Toribio de Mogrobejo
nació mi legendario y mi querido Club Huaurino
Centro Social Deportivo Huaura, “Boca Juniors”
De la mano del párroco y maestro Manrique Cervantes
fue por largo tiempo la voz Huaurina, 
Institución amiga que albergó entre su seno 
a grandes personajes del arte y la literatura de nuestra Provincia.
Isaías Nicho Rodríguez y Jorge Nicho Zamudio
dos de sus grandes socios hoy en la santa gloria
Jorge Nava Pittaluga y Cesar Lucho Vasconcellos
dos excelentes poetas que aún están pregonando sus versos.
Hoy que estas cumpliendo 80 años de Gloria
me acerco a ti con suma reverencia
para rendirte mi más sublime pleitesía
porque eres y serás eternamente parte de mi vida.
Huaura, 08 de Enero 2,012
BOCA JUNIORS
Bendito sea el Dios de Abrahán y Jacob
Ofrenda divina a Huaura nos regalo
Campanas de Libertad y Balcón histórico
Agua viva en su río y mi Club Querido
Juventud y experiencia se juntaron
Uniendo la Fe, la cultura y el deporte
Novicios de Santo Toribio Fueron 
Imagen y sabiduría del creador tuvieron
Orientando sus pasos por sendos caminos
Rotulando con letras de oro los pergaminos
Sobresaliendo “Boca Juniors” de Huaura.

H
uaura, 08 de Enero 2,012

TEAM DIVINO
Hay en el fútbol Huaurino
un equipo divino
que juegan al fútbol
con garra y pundonor.
Cada domingo a domingo
se enfrenta a rivales 
entregando en el campo
vergüenza deportiva a su hinchada.
Recuerdos muy gratos
me llegan a la memoria
de aquella victoria
frente al Municipal de Mazo.
Que gol, golpazo de cabeza
del “Pato Loco” José Torres
tras certero pase del Flaco García
era el uno a cero, llegarían más y más.
Las manos divinas del chino Cavero
siempre primero, ágil y seguro en el arco
y que decir de los demás integrantes
de tan fenomenal equipo de mis amores.
Luis Grados, Respeto en el área 
Santiago Cuba, señor del medio campo
Héctor Verano y Arturo Nicho
grandes baluartes del Fútbol Huarino.
Jorge y Guillermo Nicho Zamudio
Néstor Chang y Víctor Camones
Juan y Ángel Navarro, gambeta asegurada
Boca Juniors, Boca Juniors, Ra, Ra, Ra.


Huaura, 08 de Enero 2012


AL: CLUB JORGE CHAVEZ DE HUAURA

AL JORGE CHÁVEZ DE HUAURA.

Dios quiso que en la histórica ciudad de Huaura,
Un 20 de junio, naciera el club de mis amores
De amarillo y rojo coloreó el cielo de gloria,
Colores que con mucho orgullo lucieron los campeones,
Del 26 sobre su pecho, levantando la copa divina,
Muy en alto, celebrando junto a su fiel hinchada el titulo.

¡Jorge Chávez Campeón! ¡Campeón! Gritaban llenos de emoción
Los acérrimos y fervientes seguidores del cuadro aviador…
Jorge Chávez es la esperanza, es la pasión del fútbol Huaurino
Es la nueva sangre, garra y pundonor del fútbol provinciano
Once guerreros dignos para una selección, once muchachos de oro
Solía decir el popular “Canastero” don Jesús Lucho Bedoya.

Los veo a todos tomados de la mano en el centro del campo,
Están ahí, posando para el recuerdo con el flash que ilumina el alma,
Juntos están retozantes de alegría nos dice don Enrique Velásquez Anaya;
Moisés Núñez, Jesús Lucho, Isabel Champa, Teódulo Velásquez, José Garrido,
Samuel Bisso, Melquíades Zapata, Miguel y Eladio Verano, Gregorio Salinas y Zenobio Zapata en el arco, Todos ellos soberanos del fútbol macho en Huaura
Hoy me siento cual niño, pegado a la redonda, vociferaba “Galladita”
Me veo vestido de corto luciendo con orgullo la seda Chavista
Quiero gritar a todo pulmón un gol tuyo, salidos de los pies
De tus magistrales medio campistas, Melquíades Zapata y Samuel Bisso.
Quiero que todo el estadio salte junto a mí de alegría, de emoción
Y juntos vitorear el gol del popular “Goyo” Gregorio Salinas.

Quisiera volverlos a ver juntos, si juntos, acariciando a la redonda
Con sutil elegancia y fino pase cual torero en el ruedo
Escribiendo uno y mil versos con los pies sobre el verde gramado,
Ahí están los maestros, los artesanos del fútbol de mi tierra
Estos tipos eran fenomenales, hacían muy fácil jugar al balompié,
Solía recordar el poeta de Ingenio don Cesar Lucho Vasconcellos.

En mis tiempos sobresalían las gambetas de “Piojito” Velásquez, la soberbia de “Carita” Samanamud como back central, la picardía del popular “Palabrita” Filiberto Zegarra en la zaga y en el pórtico era todo un espectáculo ver al legendario “Zorro” Zapata.
Emulando al popular “Mecho” Pedro Calvo, cuando este le tapó un penal a Chocolatín Heredia del Alianza Lima, en el viejo Estadio Nacional, eran la sensación del fútbol Huaurino, nos contaba don Jorge Nicho Zamudio, hombre de letras, maestro de poetas.

Hoy la mente me trae al recuerdo al famoso “Buche” Calderón
Que con su sola voz estremecía el estadio, gritando a voz en cuello,
La “U” en Lima, el Jorge Chávez en Huaura… no hay mas ¡carajo!
Y el que diga que no…La pita que se partió
¿Quien lo dijo, lo digo yo, y si hay alguna duda al respecto
Ahí está mi amigo Alfredo Lazarte el popular “Lero Lero”.

Arriba, siempre arriba, Jorge Chávez ganara,
Con la bendición de nuestra mamita la Santísima Virgen del Carmen
Y nuestro Patrón San Antonio de Abad, nadie nos ganara,
El Balcón y el Campanario testigos de nuestras Victorias serán,
Nos decía con mucha emoción y lagrimas en los ojos nuestro gran amigo
Luchin” Bisso Velásquez, amante de la natación, fútbol y el Básquet.

Como dejar de lado a don Vitalino Gutiérrez, la Historia viva de mí pueblo,
El Jorge Chávez y el Instituto San Martiniano, son su vida
Víctor Arias Marcos, por muchos años presidente de la liga
A don Juan Fumagalli Pérsico, quien dono el terreno para el estadio
Al “Chino” Kan y “Cachete” Bisso dos grandes referís huaurinos
Nos contaba entre copas de vino Gilmar Solórzano, gran amigo de Luis Hoces

Y que decir del hermano Hugo Barrón, siempre con mucha devoción
Pide a Dios en oración la bendición para su pueblo de Huaura,
Por los niños, jóvenes y adultos Mayores, hombres y mujeres,
Por el día de la Identidad Huaurina y el resurgimiento de sus bases vivas
Por el comité de apoyo y desarrollo al deporte de Huaura
Por un distrito modelo en toda la Región Lima Provincias.

Por el Pacifico del Chururo, Juventud Desagravio, José Gálvez, Municipal de Mazo
Defensor Huaura, Alfonso Ugarte, Mariscal Sucre, el glorioso San Martín, José Gálvez,
Unión y Social Ingenio, San José e Independiente Rontoy, San Antonio de Abad,
Sport Grasa y San Juan de Vilcahuaura, Alianza Humaya y el Boca de mis amores
Por todas las instituciones que dieron y dan vida al liga de fútbol de Huaura
Pido a Dios para sus hinchas, dirigentes y jugadores, Dios eternamente los Bendiga.


¡Viva Huaura!


Huaura, 17 de enero del 2,010.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...