CESAR VALLEJO MENDOZA

19 marzo 2018

Casa de César Vallejo en Santiago de Chuco




Cesar Vallejo en París 

César Vallejo en París con Henriette y Carlos More en 1926  

En 1932 César Vallejo se unió al Partido Comunista español. | Foto: Biografías y Vidas  

Cesar Vallejo en París 

           César y Georgette


               César y Georgette


Vallejo hablando con su amigo Ernesto More.


            Cesar vallejo 1929 

En el extremo izquierdo César Vallejo, delante de él Nicolas Guillen, y en cuclillas (con saco y corbata) Pablo Neruda, en el II Congreso Internacional de Escritores para la Defensa de la Cultura, julio de 1937, España.

La “bohemia trujillana” o Grupo Norte, 1916. Vallejo es el cuarto de los sentados, de izquierda a derecha. Atrás de él, Antenor Orrego.

César Vallejo en París con  Carlos More 




Era medianoche de tempestad en el pueblo de Santiago de Chuco el 16 de marzo de 1892, en que llovía intensamente con rayos y truenos. Una de las mujeres que se acurrucaban en el poyo de la casa tiritando comentó.
¡Qué niño será este que nace con tremenda tempestad!
A esto se suma el hecho de que Santiago de Chuco en aquella época no tenía servicios óptimos de salud, ni siquiera carretera para el traslado de vehículos motorizados a Trujillo para atender una emergencia.
Santiago de Chuco era un pueblo ensimismado, un enclave, un paraje y una comarca que se valía por sí misma
No tenía hospital, ni siquiera una Posta Médica. Tampoco había llegado la energía eléctrica. Las casas se alumbraban con lámparas, candiles y mecheros.
Un hecho conmovedor y dramático, coincidente con el nacimiento de aquel niño, es que aquella noche a unos metros del lecho de la parturienta, en la calle de la cual apenas la separa una pared de adobe, se escuchaban gemidos de tormento.
A los quejidos agónicos de la madre que “se moría” y a los alaridos de los familiares, se mezclan los estampidos de los disparos de fusilería, las imprecaciones y los lamentos de afuera.
Algunas de aquellas balas motivadas por el enfrentamiento entre “Los rojos” partidarios de don Nicolás de Piérola, “El Califa”, y “Los verdes” fanáticos de don Andrés Avelino Cáceres, “el brujo de los andes”, que disputaban el poder presidencial, se incrustaron en las paredes y en el tejado.
A consecuencia de ello, apenas al otro lado de la pared en que nacía César Vallejo, moría en ese mismo instante un hombre producto de estos enfrentamientos.
Por eso, en él vida y muerte fueron espacios que siempre estuvieron indisolublemente ligados.
Y quizá por eso, quien nacía en esos momentos diría después, en unos de sus poemas:
Yo nací un día
que Dios estuvo enfermo,
grave.


Fallecimiento15 de abril de 1938, París, Francia
DANILO SÁNCHEZ LIHÓN


No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...