MOVIMIENTO SINDICAL EN HUACHO AÑO 1916-1917

06 junio 2017

MENTE DE MILESMIR

Unión de Jornaleros de Huacho:

El 28 de agosto de 1916 en la hacienda “Chacaca” se inicia una huelga general por parte de los jornaleros de dicha hacienda solicitando mejoras salariales y la eliminación de los monopolios en la venta de víveres de primera necesidad.
El reclamo de los trabajadores del campo se fue agudizando cada día mas, ya al 31 de agosto del mismo año se unieron los trabajadores de las haciendas: Mazo, Ingenio, Loza, Humaya y Vilcahuaura, haciendo un total aproximado de 3000 jornaleros en pie de lucha.
La situación se fue agravando cada vez mas pues la huelga se estaba generalizando en todo el valle de Huaura y Sayán, el temor y el pánico en los hacendados se acrecentaban por lo que se ven en la imperiosa necesidad de buscar apoyo y protección en la ciudad de Lima.

El 01 de setiembre de 1916 llega a la ciudad de Huacho un tren con 170 militares armados al mando del prefecto de Lima coronel Edgardo Arenas.
El señor Loli Arnao subprefecto de la provincia de Chancay se compromete con los jornaleros a tener una reunión urgente con los hacendados para el día sábado 02 de setiembre a las 09. 00 a.m. donde solo se presentaron los representantes de los jornaleros, mas no los señores hacendados burlándose de la convocatoria de la máxima autoridad de la provincia.
Los jornaleros estaban presentados por los siguientes delegados: Lorenzo Inocente y Pablo Fernández por la hacienda Chacaca, Manuel Grados y Tomás Loza por la hacienda Loza, Félix de la Cruz y Manuel Collantes por la hacienda el Ingenio, Apolinario Saénz y Blas Maturrano por la hacienda Capellanía, Santos Romero y Octavio Aparicio por la hacienda Mazo.
Muerte de Ernesto Villanueva Maturrano y Cayetano Romero Chinga:
Como se puede apreciar gran parte de los jornaleros en pie de lucha eran oriundos de nuestra campiña Huachana, aproximadamente a las 2.00 p.m. los jornaleros exasperados y burlados por los hacendados protestan enérgicamente frente a la oficina del subprefecto donde después de casi una hora de protesta un contingente de militares al mando del alférez Ayarza, intenta reprimir a los manifestantes haciendo uso de sus armas de reglamento se enfrentaron a la masa trabajadora muriendo dos jornaleros campiñeros don Ernesto Villanueva Maturrano de Luriama y don Cayetano Romero Chinga de Hualmay.
Negociaciones entre los Hacendados y Jornaleros en conflicto:
El 16 de septiembre de 1916 en el local de la Liga Agraria, las partes en conflicto representados por parte de los hacendados los siguientes propietarios: Demetrio Aspiazu, Luís Fumagalli, Guillermo Salinas Cossio, J.W.Stockes, José Francisco Crousillat, con sus respectivos abogados. Por parte de los jornaleros estuvieron presente Manuel Collantes. Desiderio Santos, Emiliano Manrique, Manuel Pérez Chumbes y José Santos Romero, acompañados del Dr. Juan C. López Abogado de los Jornaleros.
Luego de un largo debate y vencido el plazo de ley al no ponerse de acuerdo los hacendados nombraron como arbitro al Dr. Manuel Vicente Villarán y los Jornaleros al Dr. Arturo Osores. Luego de 10 días de difícil tensión el 02 de octubre de 1916 se da a conocer el fallo de los árbitros Villarán y Osores, donde se estableció lo siguiente.
a) Ocho horas efectivas de Trabajo
b) Trabajo de tareas sin límite de tiempo
c) Supresión del monopolio del comercio en los fundos y abstenciones del abuso de fichas
d) Ventas de azúcar a sus jornaleros a 0.10 centavos la libra en tanto su precio no se modifique en el mercado
e) No hay lugar a innovación a las multas por faltas en el trabajo
f) Aumento de Salarios en un 10 % pagado a partir del 11 de septiembre.

Al no ponerse de acuerdo en él último punto, Ambas partes designaron un árbitro dirimente siendo este el Dr. Guillermo Seoane, quien se desempeñaba como Fiscal de la Nación. Sentenciando el aumento del salario al 10 % en forma uniforme, cosa que no aceptaron los Jornaleros, pero como se habían comprometido aceptar el fallo arbitral y en cumplimiento al artículo tercero de la ley de huelgas deberían esperar seis meses para presentar su nuevo pliego de reclamos. Asesorados por el Dr. Manuel Quinper y Secada, diputado de la república, denuncian el silenciamiento de la prensa y la censura a las autoridades por la cobarde matanza de dos jornaleros campiñeros Cayetano Romero Chinga y Ernesto Villanueva Maturrano, durante la marcha de protesta del día 02 de setiembre a manos de los Gendarmes que defendían los intereses de los hacendados.
Como es de suponer las autoridades en vez de hacer las investigaciones respectivas y hallar con los responsables de la muerte de los dos jornaleros huachanos, por el contrario se desata una cacería contra los líderes sindicales en Huacho y en Lima, acusándoles de autores intelectuales de los alzamientos en nuestra ciudad recluyéndolos en la cárcel pública de Huacho.
Amnistía para los Presos Sindicales:
Como parte estratégico en su medida de lucha los Jornaleros remiten sendos memoriales al parlamento Nacional solicitando una ley de amnistía como única medida de encontrar la libertad de sus presos, contando con el apoyo del Senador General Cesar Canevaro y del Diputado Manuel Quinper, después de 40 días de constante apremio el 22 de setiembre de 1916, el señor Presidente de la República José Pardo y Barreda, firma la ley de amnistía a favor de los presos de la Huelga de Huacho. El 28 de noviembre de 1916 en el diario oficial El Peruano se publica la ley Nº 2320, que en su artículo único decía: concédase amnistía a todos los enjuiciados de las huelgas producidas en Huacho y Sayán, procediéndose luego por parte de los juzgados militares y comunes a cortar los juicios iniciados por motivo de las huelgas en nuestra ciudad. Fue así pues como después de 67 días de encarcelamiento logran su libertad los Jornaleros huachanos:
Manuel Lucho, Antonio Ramos, Desiderio Salvador, Teófilo González, Benito Marqués, Timoteo Champa, Pedro Arévalo, Manuel Marques, Pedro Conde, Nicolás Gutarra, Víctor Serna, Pedro Ulloa, Roberto Torres y Rómulo Suarez, siendo estos los últimos en recobrar su libertad injustamente arrebatada.
Sociedad Unión de Jornaleros de Hualmay:
Fue fundado el 15 de junio de 1916 por un grupo de trabajadores del campo domiciliados en la campiña de Hualmay, siendo su primera directiva:
Herculano Vargas: Secretario General
Adolfo Canales: Secretario de Actas
Lucio Guerrero Loza: Secretario de Organización
Adolfo Quichiz: Contador
Bernardino Nicho: Tesorero
Félix Manrique: Bibliotecario
Vocales: José Santos Romero, Casimiro Manrique, Adolfo Díaz, Santiago Torres, Florencio Ruiz y Francisco Yontop.
Sociedades de Resistencias:
Ante las constantes persecuciones en contra de los trabajadores del campo sobre todo en sus principales dirigentes en cada barrio de nuestra campiña querida se forman las llamadas sociedades de Resistencias, uniéndose para formar el frente amplio en defensa de los intereses de los trabajadores del campo agrupados en la “Unión de Jornaleros de Huacho” Representados por:
Sociedad de Resistencia de Hualmay: Lucio Guerrero Loza.
Sociedad de Resistencia de Amay: Fermín Chirito
Sociedad de Resistencia de Chonta: Glicerio Grados
Sociedad de Resistencia de San Lorenzo: Dionisio Hunge
Sociedad de Resistencia de Luriama: Manuel Ramírez
Sociedad de Resistencia de Tomaycalla: Claudio Lino.
Andahuasi en pie de Lucha:
El 07 de junio de 1917 los trabajadores de la hacienda Andahuasi, se unen a la huelga en señal de protesta y solidaridad con sus compañeros en pie de lucha, y ante la abusiva presencia del señor subprefecto de la provincia que con una gran dotación de militares logro amedrentar a los huelguistas, provoca en la clase trabajadora la ira y el deseo de hacer respetar sus derechos a la libre manifestación amparados en la ley de huelgas del año 1913. Se unen a los protestantes de Andahuasi los trabajadores de las haciendas San Miguel y Humaya.
Agrupados en la “Central de Jornaleros” presentan al señor Manuel Domingo Torero Zuloaga subprefecto de la provincia de Chancay un memorial donde pedían su mediación con los hacendados, el señor Manuel Domingo Torero Zuloaga desconoce por completo la personería de la Central de Jornaleros y con el apoyo de los militares hostiliza a los protestantes demostrando con sus acciones su parcialidad con los hacendados.Los jornaleros decidieron radicalizar sus medidas de fuerza uniéndose todos los jornaleros del valle Huaura – Sayán en la “Unión de Jornaleros de Huacho” fijando como puntos de concentración la plaza de Santa María y el colegio estatal de Luriama.

Sociedad de Panaderos de Huacho:
Otra importante y poderosa fuerza sindical de Huacho, presidida por el señor Isaac Díaz con mas de 300 representantes panaderos afiliados en el gremio de panaderos en la cuidad de Huacho. Su adhesión a la huelga de los jornaleros fue de mucha importancia, prepararon un paro total en todas sus industrias panificadoras como medida de presión en apoyo a la huelga de los jornaleros.
Sindicato de Peluqueros de la Provincia de Chancay:
Importante base sindical de la Provincia presidida por el señor Teófilo González, se unió a la protesta en solidaridad de sus compañeros del campo, conjuntamente con la sociedad de Panaderos organizaron una marcha pacífica por las calles de Huacho, días después el mencionado dirigente sufrió una tenaz persecución de parte de las autoridades de la Provincia.
Represión en la ciudad de Lima por Huelga general en Huacho:
El 8 de junio de 1917 los jornaleros en conflicto en la ciudad de Huacho entregaban sus pliego de reclamos a los hacendados, mientras en la capital de la Republica, los principales dirigentes sindicalistas son apresados acusándolos de agitadores del movimiento huelguístico en la ciudad de Huacho estos fueron: Delfín Lévano, Isamael Gacitua. Carlos Barba y Francisco Sánchez.
Díaz después fueron apresados en la ciudad de Huacho los huelguistas Francisco Yontop, Alejandro Chumbes. Rufino Changana, Teofilo Quichiz, Pedro Díaz, Buenaventura Nicho, Aurelio Guerrero, Florentino Malasquez, Juan López, Francisco Lino y Carlos Rivadeneira.
Paro total en la ciudad de Huacho:
El 13 de junio de 1917 la huelga se traslada de la campiña a la ciudad, Huacho amanece totalmente paralizado, el mercado de abastos cierra sus puertas, no había pan, la asociación de Peluqueros se plegó a la huelga, los trabajadores de la empresa de tranvía también se unieron al reclamo, los trabajadores municipales, los bancos, las escuelas, los despachos judiciales, la paralización fue total en nuestra ciudad.
El señor Lucas Garbín alcalde del Consejo Provincial de Chancay al ver la radicalización del paro propicia una sesión extraordinaria con la presencia de comerciantes, industriales y vecinos notables, en la oficina del Subprefecto de la Provincia para tomar medidas pertinentes al caso acordando:
a) Solicitar una tregua a los huelguistas, para permitir el ingreso de víveres al mercado de abastos.
b) Citar a los señores hacendados a una reunión para el día siguiente a las 4.00 p.m. después del arribo del tren de Sayán.
c) Terminar con las protestas de los jornaleros llegando a un dialogo entre los huelguistas y los hacendados.
Mujeres de la Sociedad de Resistencia de Huacho:
El 14 de junio de 1917 la ciudad de Huacho amaneció con sus calles completamente paralizada, existía mucha tensión y preocupación por la soledad existente.
En horas de la mañana llegan a Huacho el prefecto de Lima señor Edgardo Arenas acompañado de su secretario señor Oscar Baca Carranza y su ayudante don Pedro Lozada, con un contingente de 80 gendarmes al que se le unieron 150 uniformados más haciendo un total de 230 militares, que se acantonaron en la ciudad de Huacho.
No había visos de solución a los problemas que generaba esta huelga, los manifestante al enterarse de la presencia del coronel Edgardo Arenas prefecto de Lima y de los militares fuertemente armados decidieron tener una entrevista con la mencionada autoridad, siendo las protagonistas de esta manifestación las mujeres de la sociedad de resistencias de Chonta, San Lorenzo, Tomaycalla, Luriama, Santa María, Amay, Tambo Blanco y Hualmay pidiendo a las autoridades su intervención y buenos oficios para dar por terminado la huelga lo más pronto posible.
Marcha Pacífica de las Mujeres de la Sociedad de Resistencia de Huacho:
Ante la negativa de los hacendados por dar solución a los problemas de los jornaleros, las mujeres agrupadas en la sociedad de resistencia de Huacho, marchan en señal de protesta valientemente por las calles de nuestra ciudad, desde la campiña llegaba un contingente de mujeres valientes y decididas a ser escuchadas por las autoridades la señorita Juana Grados La Rosa del barrio de Santa Maria, portando el estandarte junto a Irene Salvador Grados quien lideraba el movimiento feminista de Tomaycalla, cuando se encontraban a la altura de las calles “Cocharcas” y “Malambo” (Mariscal Castilla y 28 de Julio) son interceptadas por los gendarmes produciéndose un enfrentamiento entre ambos grupos. Los gendarmes al no poder resistir la arremetida de las mujeres, por órdenes del del coronel Edgardo Arenas prefecto de Lima rastrillan sus armas de reglamento y empiezan a disparar contra las indefensas mujeres originándose un combate desigual por espacio de 15 minutos aproximadamente.
Muerte de Irene Salvador Grados de Lino:
En este fatal enfrentamiento murieron heroicamente Irene Salvador de Lino, nacida en el barrio de Tomaycalla y Manuela Díaz Chaflojo, nacida en el barrio del Molino.
Hubieron muchos heridos más, luego de este brutal suceso realizado por los gendarmes el sepelio de las víctimas se realizaron en condiciones difíciles, llegándose al colmo de los extremos de no permitir el velatorio ni el acompañamiento de los familiares hacia el cementerio general de Huacho.
Durante el enfrentamiento del 14 de junio de 1917 también fallecieron: Filiberto Cherrepano Chaquilano, Ceferino Ramírez Conde, Manuel Lino Morales y Anselmo Mendoza.

Bilbliografía:
http://juliosolorzano.blogspot.pe

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...