Juan Salvador: Poemas

24 mayo 2017


JUAN SALVADOR



Nacido el Jueves Santo de 1961 en Sevilla, España.
Estudió Agricultura en Sevilla e Israel.
Filosofía y Teología en Sevilla y Roma.
Ingeniero, jardinero, piloto, explorador, empresario, monje, sacerdote, misionero, emprendedor, pero sobre todo, buscador. Buscador de la verdad, buscador de los bienes imperecederos, buscador de una espiritualidad propia, buscador de horizontes infinitos, buscador de la belleza, de todo lo bueno y noble de la vida.
Visitó más de 40 países buscando amigos de Dios y profetas.
Amante de la naturaleza, aficionado a subir montañas y a volar.
Actualmente reside en Perú.
Quiere compartir contigo su búsqueda personal, sus negociaciones con Dios, su inédita poesía mal hilvanada,....

SOY EL QUE SOY


soy un poco poeta……
soy un poco monje……
soy un poco sufí…….
soy un poco libre-pensador……
soy un poco ácrata……
soy un poco bohemio…….
soy un espíritu libre……
soy un poco heterodoxo…….
soy un poco explorador……
soy un poco profeta…….
soy un poco servidor……
soy un alma grande……
soy un poco truhán……
soy un poco señor…….
soy un poco cuerdo…….
soy un poco aventurero……
soy una mente abierta……
soy un poco emprendedor……
soy un poco buscador……
soy un poco pendenciero……
soy un poco trabajador……
soy un corazón solidario……
Del amor he nacido,
con amor fui creado,
al amor tiendo
el amor me toma en sus brazos……
soy el que soy.


JUAN SALVADOR
MAYO A. D. 2017
HUALMAY,PERÚ


VIAJERO DE LA ESENCIA


Mi eternidad empieza ahora.
Todo es perfecto en mi mundo.
Soy un viajero de la esencia.
Nunca nací,
soy un pensamiento del Soñador,
y nunca moriré,
soy un hijo de la Luz.
Mi mente, pobre loca,
no acierta a comprender.
Nunca la entrené para creerlo,
nunca le hablé de locuras infinitas.
nunca viví para verlo.
Con miedo,
moriré cada día.
Con amor,
disfrutaré cada minuto de mi día.
Ya vivo en el paraíso,
El cielo en mi interior.
¡¡ Eureka, lo encontré ¡¡
Volví a nacer.
Dejadme tranquilo,
voy en mi tren hacia el infinito :
viajamos yo y la vida, con sigilo.



Juan Salvador
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú

VIDA QUE CUIDA MI VIDA


Vida que acompaña mi vida: la creación inmensa.
Vida que asombra mi vida: una inmensa nube de gaviotas.
Vida que mece mi vida: la brisa marina dulce y suave del atardecer.
Vida que fascina mi vida: la puesta de sol por el este.
Vida que arrulla mi vida: palomas revoloteando sobre mi.
Vida que pacifica mi vida : la majestuosa serenidad del Mar Pacífico.
Vida que alegra mi vida: la Naturaleza virgen y salvaje de Paraíso.
Vida que calienta mi vida: las arenas doradas de mi Playa Chica.
Vida que mistifica mi vida: mi soledad junto al Océano.
Vida que enloquece mi vida: una nube de gaviotas graznando.
Vida que estremece mi vida: la imaginación de la Mente Divina.
Vida que da vida a mi vida: ser yo.
Vida que da gloria a mi vida: buscar mi destino por libre.
Vida que autentifica mi vida: mi amistad con el Ser.
Vida que encamina mi vida: seguir la intuición del Corazón.
Vida que libera mi vida: convivir con el Gran Espíritu.
Vida que enriquece mi vida: vivir alineado con el Otro.
Vida que hace gozar mi vida: tu Presencia en mi.
Vida que cuida mi vida : el Gran Sagrado.
Vida que alienta mi vida: El Dios de la Vida.



Juan Salvador
Mayo 2017
Hualmay, Perú


COMIENZA HOY


Lo importante es comenzar,
No me importa terminar.
Lo que un hombre comienza,
otro lo terminará.
Todo en la vida es principio.
Y ni aún, la muerte es final.
La audacia viene preñada de poder, gracia y fuerza,
genialidad, magia y poesía.
Empieza a hacer algo hoy:
planta un árbol
siembra un hijo,
suda un libro,
pinta un cuadro,
sube una montaña,
respira profundo,
viaja lejos,
ríe locamente,
pon la primera piedra,
dale a una mujer tu nombre,
dale a un hombre tu amistad,
dale a un niño un beso.
Reinvéntate una y otra vez.
Todo en la vida es principio,
empieza hoy
y todo llegará a su final.




Juan Salvador
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú

EL TIEMPO VENCIDO EN FUGA

Te vencí, oh tiempo.
Envidia mi alma, tiempo fugaz,
consume tu ser en tu huída.
Vanidad de vanidades y todo es vanidad
y apacentarse de viento.
Envejece conmigo y atento:
la eternidad me prepara una cálida acogida.
Vuela al confín del espacio,
hasta que agotes tu vuelo.
Te quedas aquí,
consumiendo horas y largas horas.
Yo me voy,
jubiloso viajero de la esencia,
a los cielos nuevos que anhelé
y a la tierra nueva que soñé.
La envidia te corroe,
vil reloj de arena ensimismado,
tus horas son eternas,
más yo estaré fuera.
Las garras de tu ser, dolor y miseria,
soltarán la pieza,
liberarán mi alma,
que asciende beatífica a la visión celestial.
No pudiste conmigo,
más gané en noble lid.
El júbilo, lo bueno, lo bello
serán mis compañeros.
La verdad, la paz y el amor
eternamente me besarán.
Pasa una generación y llega otra,
pero tú permaneces esclavo, leve, esquivo.
La insostenible levedad de mi ser,
vuelve a Dios que lo dió,
y el polvo torna a la tierra de la que salió.
Voy a mi eterna morada,
por derecho divino ganada.
Llevo mi billete a la eternidad,
en mi tren sólo viajamos
yo y la inmortalidad.
Tu envidia será mi progreso,
y tu progreso será tu perdición.



Juan Salvador
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú.

CON AMOR


Con amor,
mi muerte es mi maestra
y siempre bienvenida.
Con miedo,
es mi verdugo
y siempre temida.
Aprendí que no puedo detener mi muerte.
Ésta, gentilmente se detuvo ante mí.
Ella se quedó y
yo me fui.
Siempre salgo vencedor.



Juan Salvador.
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú

NO PODRÁS JUZGARME


Cómo me juzgarás,
¿como Hombre o como Dios?.
No podrás juzgarme,
aunque el libro sagrado insista.
No soy tan importante,
para que un Dios,
esté esperando
para preguntarme.
No me puedes juzgar,
no has estado en mi pellejo.
No me puedes juzgar,
no has andado con mis zandalias.
No me puedes juzgar,
mi condición es ser hombre,
hombre grande y libre.
Déjame pecar,
todavía tengo tiempo.
Ser hombre es vivir el bello riesgo de equivocarse.
Ser hombre es vivir la estremecedora pasión del amar.
Mejor es amar y perder, que no haber amado jamás.
¿Qué sabes tú lo que es ser hombre?.
¿ Qué sabes tú de la dureza de la vida?.
¿Qué sabes tú del sufrimiento infinito de tu pueblo?.
¿Qué sabes tú de la injusticia vivida?.
No, no puedes.
Lo siento pero no.
Confórmate con prepararme una cálida acogida
llena de besos y abrazos eternos.



Juan Salvador
Mayo 2017
Hualmay, Perú

UNA LLAMADA DE URGENCIA


A buscar lo esencial en un mundo abocado a lo superfluo.
A vivir el silencio en un mundo de incesante ruido.
A vivir la sencillez en un mundo complicado y laberíntico.
A vivir la austeridad en un mundo saciado y satisfecho.
A vivir la humildad en un mundo autosuficiente.
A vivir la libertad en un mundo de esclavos compulsivos.
A vivir el amor gratuito en un mundo con todo tasado.
A vivir la pureza de corazón en un mundo de intereses mezquinos.
A vivir la generosidad de dar por amor en un mundo ávaro y egoísta.
A vivir la locura de un Señor humanizado ante el pragmatismo del escepticismo.
A vivir con el corazón lleno en un mundo de egos vacíos.
A vivir la verdad que me habita en un mundo de mentiras.
A vivir a la intemperie colgado de la Providencia.
A trabajar por amor a fondo perdido y sin exigir nada a cambio en un mundo de desamor e indiferencia.
¡¡ A vivir por Amor ¡¡
¡¡ A existir por Amor ¡¡
¡¡ A soñar por Amor ¡¡



Juan Salvador
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú

MI SER CON DIOS

Dios me habita,
elijo conectar con El,
elijo sintonizar con El,
elijo sincronizar con El,
elijo escucharlo a El.
Vivir desde ahí,
desde un tú a tú.
Desde el asombro ante el Trascendente.
Desde la fascinación ante el Absolutamente Otro.
Desde la admiración ante el Inconnoscible.
Desde la sorpresa ante el Inconmensurable.
Desde el pasmo ante el Santo.
Desde la alucinación ante el Omnipotens.
Desde el estupor ante el Misterium Tremends.
Desde la intuición de la Presencia.
Desde el encantamiento ante el Ser.
Desde el deslumbramiento ante la Luz Eterna.
Desde el hechizo del Gran Sagrado.
Desde el magnetismo del Gran Espíritu.
Desde la belleza de la Fuente de todo.
Desde la maravillosa fantasía del Enmanuel.
Desde la imaginación loca del “Dios con nosotros”.
Desde la sugestión arrebatadora del Niño-Dios.
Desde el arrobamiento del Dulce Huésped.
Desde la quimera del Dios encarnado.
Desde el descubrimiento de un Dios escondido.
Desde la ilusión de un Dios-Amor.
Desde la visión del Altísimo.
Desde el deleite del Dios-Amigo.
Desde la irrealidad del Dios-Pasión.
Desde la magia del Dios-Creador.
Desde el embrujo de Dios-Hombre.
Desde el consuelo de un Dios-Misericordia.
Desde la debilidad sostenida por el Fuerte.
Desde la nada llena por el Adonai.
Desde la sumisión al Autoexistente Jehová.
Desde el resplandor de la Gloria del Padre.
Desde la paz del Jehová-Shalom.
Desde la justicia del Príncipe de la Paz.
Desde el encuentro inefable con el Innombrable.
Así vivo mi ser con Dios.


Juan Salvador
Mayo A.D. 2017
Hualmay, Perú

ALGUIEN, EN ALGÚN LUGAR.

Experimentar lo divino es una experiencia en proceso de extinción.
La fascinación por el misterio llegó a mi vida desde muy joven. Alguien me dijo una vez: El click de la cuestión es cultivar el espíritu.
Cultivar el espíritu se convirtió para mi en una tarea deseada y sugerente. Dedicarme a la búsqueda de los bienes imperecederos resultó ser un desafío atractivo y con futuro. No sabía dónde me metía, pero algo me decía en mi interior, que no iba por mal camino.
No pedí ser tocado por la divinidad. Ella llegó a mí. Me tocó suavemente y me sedujo. Me desvió de mi comodidad cotidiana y guió mis pasos. Me sacó del común hacer de mis amigos y compañeros y me llevó por sendas de soledad y silencio a la búsqueda del misterio.
Desde entonces, seguí la intuición de mi corazón y comenzó mi viaje interior. Un viaje loco, irrazonable, bohemio, ácrata, que sin saberlo, me encaminaría hacia mi paraíso interior, donde voy encontrando todos los bienes que salí a buscar.
El romance con la divinidad no había hecho más que empezar. Un romance como todos los romances, con momentos de éxtasis y de tormento, con tiempos de gloria y de miseria, con etapas de apatía, cansancio, desconcierto y desesperanza y etapas de fuerza, ilusión y esperanza, con sentimientos de amor y desamor, con tiempos de cercanía a la fuente y lejanía absoluta.
Por desgracia, nuestras mentes postmodernas no están predispuestas para percibir el infinito. La infinitud se revela en la medida que encuentra seres pertrechados para semejante experiencia y a la medida de cada uno. La divinidad no es extraña a quien no se extraña con ella. Sale al encuentro de los que la desean y concede descanso a los que hallan sus venas.
El horror de un mundo en manos del mal, de un mundo sin Dios, angustia a millones de personas. La tecnología nos abruma a ritmo superior del que podemos asumir. Los smartphones, las tablets, son los nuevos dioses de las mentes de una generación que los considera imprescindibles para vivir “conectados”. Los reclamos de los mass media gritan con un estruendo difícil de sofocar. Lo divino queda oculto cuando las fuerzas seculares toman la batuta e intentan dirigir la orquesta por sí solas. Pero la fuerza de la espiritualidad es más fuerte que el mundo. El poder de la divinidad no se rinde ante un mundo enloquecido, angustiado y temerosamente desconcertado.
En este momento, en algún lugar del mundo, alguien acaba de despertar y escuchar en su interior un mensaje que parece extraño, como si proviniera de otro mundo. Quienes dan un paso al frente y se entregan a él forman el variopinto grupo de locos, artistas, rebeldes y santos de cada generación.
Siempre habrá alguien, en algún lugar, en soledad, en silencio, que sigue estando dispuesto a escuchar.

“Dios, en cada generación, va haciendo amigos de Dios y profetas”. Sab 7,27



Juan Salvador
Abril A.D. 2017
Hualmay, Perú

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...