AL INMIGRANTE ITALIANO

23 mayo 2016


Tu, que surcaste el Atlántico
navegando en busca de nuevas tierras
dejaste atrás mil pasiones
a cambio de un futuro promisorio.

Llegaste a puerto chalaco
en el Pacifico peruano
con una maleta de ilusiones
Y tu exigua juventud.

Fue dura, muy dura la travesía
rasgando tu alma,  que triste dormía
soñando con tu Italia querida
con tu vieja Nona y tu Mamma adorada.

Al pisar tierra peruana
guiaste tus pasos hacia tierras huachanas
en busca de lavoro y así un salario ganarte
y  una nueva vida empezar.

Al cabo de unos meses
junto a otros jóvenes inmigrantes italianos,
enrumbaste a tu tierra prometida
Ámbar, la sucursal del cielo.

Tus deseos y ansias de superación
fueron el sostén en tus años de sacrificio
dándole al lavoro sin sosiego  cada día,
para un futuro  con paz y felicidad edificar.

Cuantas veces lloraste a escondidas
al pensar en tu Italia querida
cuantas veces abrasaste tu bandera
y gritaste a voz en cuello ¡Forza Italia!

Dedicado a todos los inmigrantes italianos que poblaron el suelo peruano, desde 1798.
A la memoria de mi bisabuelo Luigui (Luis ) Clavarino, llegado de Génova en 1810.         

                                                                                                                      Huacho 17 de Mayo de 2016.


1 comentario:

Jorge Aliaga dijo...

Bellos versos en homenaje a aquellos hombres que viniendo de tierras y mares lejanos se fundieron como el acero en la historia social del pueblo peruano. Felicitaciones apreciado Julio Solórzano por enlazar las letras y la historia de pueblos hermanos.
Jorge Aliaga Cacho

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...