DUETO POÉTICO PERÚ - PUERTO RICO

09 enero 2016

De repente tú

Ahí estas,
como queriendo escapar a mi mirada,
tratando de ocultar bajo la sombra
tu adormecido cuerpo,
 que susurra de amor por mi
sin darte cuenta que yo al acecho,
me pierdo lentamente en mis pesares.

El brillo de mi mirada me delata,
mis labios, se estremecen por un beso tuyo,
mi cuerpo tiembla,
cual estadillo de una bomba atómica
despedazando mi ser lentamente.

Pero no, !No! No tienes tú la culpa
de todo este infierno que estoy pasando.

De mis ojos negros que te ven,
 y tus ojos ciegos que no me quieren ver,
la culpa la tiene el destino, si el destino,
aquel que a fuego ardiente, calcina mis sentimientos
dejándome en la vida, el hondo pesar...
de no poder amarte.

                                                                                  Julio Solorzano Murga

De tus ojos y mis ojos ciegos

Y qué pasaría si tus dos luceros me iluminaran tiernos,
pintando de azul mi adormecido cuerpo.
Qué podría pasar si muy despacito me pierdo
susurrando delicias en secretos bosques de ébano.
No quiero pensar que sería de nosotros
si el brillo en  tu  mirada estallara en besos.
No tienes la culpa del mar que se posa  
en tus ojos de cielo.
No eres culpable del sutil anhelo
que devora mi centro,
ni de este apasionado corazón loco,
ni de estos ojos negros que te buscan ciegos.
La culpa la tiene el bendito universo.
Ese que conspira siempre junto al fuego
que abraza mis sentidos cada vez que te veo
dejando la vida guardar el secreto
de mis ojos ciegos.
                                                                                  Carmen Amaralis Vega Olivencia

Dicen por ahí

Dicen por ahí, que estas loca
que tus miradas se pierden
a la luz de la luna,
dicen que te ven reír,
 mirándote al espejo,
¡Si !,  en el espejo que te dio la vida,
como regalo fatal de nuestro encuentro.

Dicen que escondes tus labios,
a la luz radiante del día,
que no soportas las miradas de la gente
que con descaro quieren tocar tu bello cuerpo.

Dicen que eres un aloca apasionada,
que escondes en las cavidades de tu alma
aquellos besos de locura que un día me regalaste
aquellos besos apasionados que guardaste para mi,
privilegio que solo para mi me guardo el destino.

Dicen que estas verdaderamente loca
!Si! Loca,!Loca!  Tan solo por enamorarte
de un hombre ajeno, prohibido de amar,
mientras yo a lo lejos sueño,
con los enfurecidos besos
que un día me dio, mi romántica loca.

                                                             Julio Solorzano Murga




Verdaderamente loca
Está loca, sí.
Posee la rareza de la soledad.
Se mira al espejo de la luna, y ríe,
Contempla con extrañeza sus surcos nuevos,
Esos que se van formando
cada vez que ríe a carcajadas
escondiendo sus labios.
Sabe sospechar de los que la tocan con descaro.
Los aparta con furia de su cuerpo loco.
Apasionada, guarda ternuras escondidas,
bien escondidas en las cavidades del alma.
Sus labios son hermosos,
privilegio que le regaló la vida.
Labios bellos,
Labios suaves que han dado besos de locura.
Si, besos locos con sabor a risa loca.
Si te besara sabrías de lo que hablo.
Hablo de los besos que sabe dar una verdadera loca,
Loca de delicias,
de delicias locas,
Porque para muchos ella solo es eso, una loca
que se muere de tanto vivir
sostenida de los vórtices de la soledad.

                                                                                          Carmen Amaralis Vega Olivencia








                                                                                 



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...