¿Cómo nos Manipulan?

15 julio 2015

Por: Norma Estela Ferreyra


Todos hemos visto en TV, al ejército de mercenarios de EEUU, disfrazado de islámicos extremistas, cuando ejecutan frente a las cámaras a alguno de sus rehenes.
Lo más notable es la tranquilidad con que el ejecutado se comporta, permitiendo que su cabeza se separe de su cuerpo como si fuera un simple trámite.
Esto se hace, perfectamente, después de que varias veces, se ha realizado con él una decapitación falsa. Una de las formas de manipulación que los agentes del Des- Orden Mundial, llevan a cabo, hasta convertirlos en dóciles corderos.

Entonces, el día menos pensado se realiza la ejecución real, frente a las cámaras, con un hombre que, simplemente, cree que se trata de otra de las tantas que le hicieron falsamente.

Estos Monstruos creados por este Poder Secreto que gobierna al mundo, también pueden manipular a toda la sociedad, a través del acostumbramiento al miedo.
Así, los medios que ellos poseen, nos anuncian tantos falsos desastres, que dejamos de creer que ocurrirán y entonces cuando el desastre ocurre, no hay reacción social, porque nos han vuelto una sociedad de robots sin pensamiento propios.

Hace poco, vi en la TV Española, a un filósofo, cuyo nombre no recuerdo, que habló de esto, como “la técnica del vacío”. Y lo explicaba haciendo referencia a las manipulaciones que se empleaban para provocar el desinterés social para cualquier forma de rebeldía, de lucha y de cambios. Algo que favorece a estos seres poderosos, que quieren alimentarse como carroñeros, o sea, sacándole los ojos a quienes están agonizando o a los muertos en vida, aprovechándose de su debilidad.

¿Y cómo se manipula a una sociedad?

Es simple, se le impide pensar. Porque una sociedad que no piensa, carece de creatividad para dar solución a sus problemas, está quieta y quiere permanecer en el mismo sitio. No quiere cambiar nada, ni piensa en crear algo nuevo. Tampoco quiere luchar, sino disfrutar lo que puede, ante un mundo apocalíptico. Es una sociedad
vacía. Esa es la técnica de la que hablaba este filósofo y que cualquiera puede entender, porque seguramente, es lo que vemos a diario. ¿De qué se trata?

Muy sencillo. Las personas trabajan, llegan a su casa, encienden el TV y encuentran diversión, entretenimientos, gente linda, mujeres desnudas, hombres que parecen inteligentes y que les explican todo sobre economía, política, etc.
Ellos quieren que Uds. aprendan lo que ellos quieren, porque para eso están, dominando a todos los medios de comunicación. Es un lavado de cerebro permanente, que lo desconecta hasta de su entorno familiar.

Claro que su entorno, también está desconectado, ya sea mirando sus mensajes por su celular o con los Chat gratuitos, con la computadora, con amigos virtuales, en fin, nadie le reprochará, que Ud. haga lo mismo. Cada uno se desconecta con lo que quiere. La sociedad se convierte en un conglomerado de individuos sin conexión entre sí-
Por supuesto, que será bombardeado por la publicidad del “compre, compre, en 40, 36 o18 cuotas”, que lo irán convirtiendo en un esclavo, pero se sentirá feliz. Porque tendrá auto, freezer, y hasta vivienda nueva (que tendrá que pagar) y que lo mantendrán esclavizado por la usura bancaria, por mucho tiempo, sin que Ud. lo note.

Cuando llegan las elecciones, Ud comenzará a oír en los medios hegemónicos del Poder mundial, sobre crímenes comunes, genocidios, inseguridad, delincuencia, sobre el cataclismo económico y las guerras apocalípticas. Pero seguirá inerte, tratando de vivir lo que le resta de vida, sin hacerse mayores problemas y no querrá cambiar nada de lo que existe, pues todo le dará lo mismo.

Entonces, Ud será uno más en una “sociedad vacía”, sin diálogo entre personas físicas, comprando cuanto le ofrecen en cuotas, poniéndose cuanta vacuna estén promocionando, cambiando el auto, en fin, Ud. será un soldado del sistema capitalista, que ya fue domesticado por la “manipulación del vacío mental”.
No le importarán ni la política, ni las masacres que se realizan en el mundo, porque Ud. está tan acostumbrado a ello, como el rehén que no se da ni cuenta de cuando le cortan el cuello.
Tanto caos le declaman, que cuando llega de verdad, Ud. no reaccionará.
Una sociedad manipulada es la que le da lo mismo cualquier cosa es un nuevo sistema de esclavitud.

Cuentan algunos amigos del Che Guevara, que cuando fue al ‘Continente Africano intentando que alguna de las colonias se revelara en contra del opresor, se desmoralizó por la apatía de esa gente, que no quería luchar para defenderse. Cuando llegó a Bolivia, algo similar le ocurrió con los campesinos de ese tiempo, claro, porque los de Evo Morales, son luchadores a brazo partido.

Estos últimos ejemplos, son el ejemplo de una sociedad vacía. En estos casos, se han empleado métodos manipuladores un poco más crueles, que los llevaron a creer que no valían nada, que nunca podrían vencer al monstruo y el desánimo los convirtió en cadáveres vivientes, útiles al sistema que los oprimía. Hoy, las mentiras repetidas insistentemente por todos lo medios de des-información también crea monstruos que dominan a través del miedo o el terror.

Hoy daban a publicidad la muerte de un niño, por difteria, en Europa, porque no se había vacunado. Pero nada dicen de la cantidad de muertos que la vacuna ha provocado. El sistema capitalista, sólo dice una parte de la verdad, que es la que más le conviene.
La sociedad reacciona, salen a colocarse un refuerzo de la vacuna y el monstruo agazapado de la Industria farmacéutica, sale con una buena ganancia en sus bolsillos.

Así se manipulan a las sociedades de todo el mundo, incluso al mismo pueblo estadounidense.
Recuerdo, cuando el Antrax les llegaba por correo, mediante sobres contaminados.
El pánico provocado a su mismo pueblo, tenía el propósito de que el Parlamento aprobara un gasto enorme en seguridad, para combatir el terrorismo islámico.
El pueblo de EEUU, es el más manipulado del mundo, a través del terror. Los que hacen negocio, son otros. La fabricación y venta de armas de guerra, se basa en constantes agresiones bélicas a otros países, para vender armas y luego, con el cinismo característico que tienen, ofrecerles créditos usurarios para levantar los edificios caídos y dejarla como estaba antes o mejor. Un negocio redondo que llevan a cabo siempre. Tendremos que despertar y darle valor a otras cosas, si no queremos desaparecer.


normaef10@hotmail.com

Publicación Barómetro 06-07-15
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...