Museo de 'Miguel Hernández'.‏

01 mayo 2015

Una idea en la linea del pensamiento pro-Chino, perdon pro-Confucio:
"MAS VALE ENCENDER UNA LINTERNA, QUE MALDECIR LA OSCURIDAD".
 
Una reflexion politica, tambien es una reflexion cultural, y los grandes literatos reflexionan politicamente y se definen políticamente. ¿Acaso no vamos a poder hablar de politica, de ideas, de formas de hacer, ..., de la obscuridad negra oscura que nos rodea, que nos gobierna...!!!
Los ordenadores sin "acentos" y sin "n"; o mejor dicho, de dificil acceso a ellos, incluso te llevan a una reflexion cultural, y política; y, aunque en el tema de la CULTURA (reflexión cultural), personalmente tengo más mal que bien, o BSOLUTAMENTE NINGUNA CONFIANZA en el pueblo soberano; pero ello no resta que no pueda o deba opinar al respecto; y eso mismo, opinar, es HACER POLÍTICA:
Miguel Hernández, además de ser paisano ilustre de mi padre, con quien compartieron trincheras en tres ocasiones (modestia aparte), fue uno de los más destacados grandes constructores de nuestra lengua, en el caldo de la injusticia de esas gentes 'sin valores', carentes de dignidad porque se la estaba mancillando un 'joputa' dictador militar... 
 
Lees algo, profundizas un poco en la lectura, y te quedas estupefacto al ver que en este 2015 quede tanto por hacer en el mundo de la Cultura de este país miserable. La cuestión económica se queda en una nimiedad, pues una de las provincias de entre las menos favorecidas (Jaén) es capaz de asumir unos costes culturales, y unos dirigentes políticos de un país al que consideran 'potencia económica mundial' dan la espalda a la CULTURA con mayúsculas...
 
Esperemos que una buena decisión política del 'pueblo soberano' permita arreglar tanta incultura. Podemos ir pensando y facilitando el nuevo horizonte...

Bueno, mejor adjunto enlaces y textos entresacados para acercarnos al mundo de Miguel Hernández:

//museomiguelhernandez.es/
 
El Museo abre sus puertas después de una larga polémica, con unos 5.600 documentos entre manuscritos, cartas, fotografías, objetos personales y cuadros. Hace dos años, la Diputación de Jaén adquirió, por tres millones de euros, el legado del poeta que se encontraba en la caja fuerte de un banco de Elche condenado a la oscuridad. El gobierno local ilicitano, del Partido Popular, revocó el acuerdo que puso fin a la estancia dicho legado en el municipio durante 27 años (antes había sido 'expulsado' del municipio natal del poeta, Orihuela, en donde ni la casa de vate ha podido ser conservada en condiciones dignas como patrimonio cultural de España), bajo el argumento de que no podía hacer frente a las pretensiones económicas de los herederos... De vergüenza (esto, solo por esto, cuánto me alegraría que ese partido de ladrones desapareciera de la faz de la nueva Hispania SA)...
 
Sigo trasladando este relato al abierto debate, según los hechos, que respaldo con los documentos que todo el mundo puede consultar en los enlaces adjuntos a este texto que desea clarificar lo que otros desean CALLAR; pero, mientras exista un cadáver en una cuneta en esta Hispania de Caciques de la asesina derechona, nada de eso será posible, ni con un gobierno del PP, con otro del PSOE o con el hipotético de PODEMOS, o 'Ganemos', o 'Perdamos'... ¡Con nadie!:
 
El legado de Miguel Hernández viaja a Quesada. La Diputación de Jaén cede los objetos al futuro museo del pueblo natal de su viuda:
 
 
Lucía Izquierdo, nuera del poeta, agradeció la “sensibilidad” mostrada por la Diputación de Jaén y por el Ayuntamiento de Quesada por hacer realidad un museo en el pueblo natal de Josefina Manresa, que fue la artífice de la conservación de estos documentos.Miguel Hernández alumbró en esta tierra buena parte de su exigua pero brillante producción literaria como miembro del "Altavoz del Frente", órgano de propaganda republicana durante la Guerra Civil. Uno de sus poemas más célebres, "Aceituneros", se ha adoptado como himno de la provincia de Jaén.

El PP ha votado a favor de la cesión del legado al Ayuntamiento de Quesada. Y eso a pesar de las objeciones que puso recientemente en un pleno anterior. El diputado popular Jesús Estrella señaló que era un gasto que “no era prioritario en estos momentos de dificultades económicas”, y cuestionó también la inversión de 500.000 euros en adecentar el Museo Zabaleta de Quesada para crear un espacio donde albergar parte del legado hernandiano.
 
Miguel Hernández (1910-1942), pasó los últimos ocho meses de su vida en la enfermería de la prisión del reformatorio de adultos de Alicante, lidiando contra la tuberculosis, el derrotismo y los sacerdotes que buscaban su arrepentimiento ideológico a cambio de poder tocar de refilón a su esposa y compañera, Josefina Manresa; algo que no le fue autorizado en ningún momento de su injusto calvario. Bregando contra la añoranza de sus hijos y de su mujer: “Transcurrió un mes así, hasta que por fin le pude ver. Lo sacaban entre dos personas, que no sé si serían presos, cogido del brazo, y lo dejaron agarrado a la reja. Llevaba un libro en la mano, eran dos cuentos para su hijo que él había traducido del inglés”, escribió Josefina Manresa en "Recuerdos de la viuda de Miguel Hernández".

Pero no eran cuentos traducidos, sino las últimas obras escritas por el autor, condenado a 30 años de cárcel por su apoyo a los republicanos (tras la conmutación de la inicial pena de muerte): cuatro cuentos infantiles escritos sobre hojas de papel higiénico con las que el poeta armó un precario cuaderno. Este manuscrito, formado por seis hojas pequeñas, cosidas con hilo ocre y con bordes envejecidos, ha sido adquirido ahora por la Biblioteca Nacional...
 
El cuaderno contiene cuatro cuentos ("El potro oscuro", "El conejito", "Un hogar en el árbol" y "La gatita Mancha y el ovillo rojo"), escritos entre junio y octubre de1941 en la cárcel alicantina del barrio de Benalúa (muy cerca de allí vivía mi tío Arturo, hermano de mi padre). Allí, el poeta entregó los textos al periodista y dibujante Eusebio Oca Pérez, que ilustró dos de las historias, "El potro oscuro" y "El conejito".

Los descendientes de Oca relataron años después algunos detalles de aquellos días carcelarios, como las trabas que sufría Josefina Manresa para visitarle por no haber contraído matrimonio eclesiástico... En alguna ocasión, la esposa de Oca entraba a la prisión con el hijo de Miguel Hernández (aprovechando que tenía la misma edad que su hijo) para que el poeta pudiera verle...
 
"Querido Miguelito... Tuyo, Vicentazo"... Así, más de 300 cartas inéditas, depositadas en el legado de Hernández adquirido por la municipalidad de Jaén, ahondan en la gran amistad que unió al poeta con su maestro Vicente Aleixandre.

De JESÚS RUIZ MANTILLA, Madrid 24 DIC 2013:
 
 
Miguelito Hernández Vicentazo Aleixandre, con esa confianza se trataban, vivieron destinos muy dispares. El primero murió en la cárcel, dejado de la mano de los dioses y del régimen, que entonces era más poderoso que aquellos... El segundo, se recluyó en un exilio interior, con sede en esa meca poética madrileña que fue el chalet de la calle Velintonia 3 (hoy, vergonzosamente en ruinas), y eso que ¡acabó ganando el premio Nobel de Literatura!... Pero, ambos se cruzaron antes, mucho antes, y desarrollaron una amistad honda, entregada, en la que los dos poetas se reconocieron en el afecto más íntimo, tal vez haciendo poesía de 'arte regresivo' antes de que mis amigos José Pablo Quevedo y Raúl Gálvez Cuéllar decidieran que había que reivindicarlo...

Las cartas que exaltan aquella relación habían permanecido ocultas hasta que la semana pasada se anunció el destino final del legado de Miguel Hernández, después de que el Ayuntamiento de Elche rescindiera el pacto con los herederos del escritor por desacuerdos políticos y económicos... (ya sabemos lo que les importa a estos neo fascistas el legado cultural de los hijos del Pueblo)...
 
La unión se despliega en múltiples facetas. De mentor a pupilo o de hermano mayor preocupado por la suerte del pequeño, comprometido con las armas y las letras, la relación no dejó nunca de crecer. Aleixandre siempre supo ser un faro para el joven, un vigía preocupado por la envidia que comenzaba a cercar la estela de aquel diamante en bruto, llegado del campo de las cabras y de las enrojecidas mieses llorando de amapolas; autodidacta, pero deslumbrante en la verdad y la transparencia nada afectada que desprendían sus versos. Pero sobre todo, hubo entre ellos afecto, cariño, intimidad y apoyo a la familia tras la muerte de Hernández. Todo ello se desprende de estos textos analizados a fondo por Jesucristo Riquelme, doctor en Literatura, catedrático y experto en el poeta alicantino, al que tuve la suerte de conocer en Orihuela en 2010, cuando coincidimos en el homenaje al poeta por el Centenario de su nacimiento.
 
En ellas podemos hallar confesiones muy emocionantes, como la que le hace el Nobel Aleixandre al todavía joven poeta: “¡Qué curioso que siendo tan distintos, en cosas diferentes probablemente accesorias, yo sienta contigo como con nadie la inspiración profunda de la verdad del pecho. De tal modo que si me preguntaran: ‘Entre todos tus amigos ¿quién es tu hermano?’, yo contestaría: ‘Miguel’. Y tú sabes cuáles son mis amigos”..., le escribe el uno de septiembre de 1936.
 
Se conocieron gracias al arrojo de Hernández. Cuando Aleixandre ganó el Premio Nacional de Literatura por su libro "La destrucción o el amor" (1934); el joven levantino, tan franco, tan directo, le escribió una carta que no se conserva. Pero quedó grabada en la memoria del sevillano: “Lo recuerdo perfectamente. Era una cuartilla de papel basto y en ella unas líneas apretadas, escritas con letra rodada y enérgica. No quisiera atribuirle palabras que no dijese, pero sí hago memoria transparente de su sentido: ‘He visto su libro 'La destrucción o el amor', que acaba de aparecer… No me es posible adquirirlo… Yo le quedaría muy agradecido si pudiera usted proporcionarme un ejemplar… y firmaba así: Miguel Hernández, pastor de Orihuela”.

Cuando Hernández muere a los 31 años en la cárcel de Alicante, víctima de la tuberculosis y del abandono premeditado de sus verdugos carcelarios, y de más arriba (tanto militares como eclesiásticos), y es enterrado en el nicho 1009 del cementerio de 'Vuestra Señora del Remedio' (¡qué remedio!...), Aleixandre no solo se encarga de apoyar a Josefina y a su hijo Manuel Miguel, de tres años, a quien están dedicadas las 'Nanas de la cebolla':

http://ep01.epimg.net/cultura/imagenes/2013/12/23/actualidad/1387831922_825940_1387833009_sumario_normal.jpg
Vicente Aleixandre, ante la tumba de Miguel Hernández.- También se esmera y se entrega a la tarea de lograr que fuese apreciada en todo su valor la obra dejada por Hernández, que acabó por ser considerado tanto el trágico y auténtico epígono de la generación del 27 como el líder de la del 36. Y resulta curiosa la relación con su viuda; Aleixandre no la conocía personalmente, de ahí que la tratara en un principio de usted. Una vez se encuentran, pasa a tutearla en una unión que durará hasta su final:
 
 
Desahucio póstumo para la Literatura.- Fundaciones y casas museo de autores viven ahogadas por el recorte de ayudas. En otros países hay fuertes apuestas por su explotación turística (J. A. AUNIÓN Madrid 24 ENE 2015). La Fundación Cultural Miguel Hernández de Orihuela (Alicante) está tirando de ahorros.“Pero claro: quita y no pon, se acabó el montón”, se queja su director, Aitor Larrabide. En el mismo edificio de la Fundación, las goteras crónicas de la Casa-Museo gritan cada vez más fuerte la necesidad de una rehabilitación integral, y unas calles más allá, la casa natal del autor, rehabilitada en 2010 por la Generalitat de Valencia con más de 500.000 euros, sigue cerrada por una sucesión de desencuentros y burocracias incomprensibles si no fuera porque 'hacer política' también se hace con el pan de cada día, y la gente no se entera; la última, porque el Ayuntamiento de Orihuela aún no ha firmado el Convenio redactado por la Generalitat. Mientras, la mayor parte del legado del poeta, vendido por sus herederos, está en Quesada (Jaén) a la espera de la inminente apertura de un nuevo centro de interpretación en el pueblo natal de la esposa del poeta, Josefina Manresa.
 
 
Otro escritor condenó como juez a Miguel Hernández, Manuel Martínez Gargallo, que también sentenció a decenas de periodistas y humoristas gráficos (EZEQUIEL MOLTÓ Alicante 11 MAY 2014)...
 
La condena de uno de los poetas más universales de España, Miguel Hernández (Orihuela, 1910-Alicante, 1942), la firmó un juez que antes de aprobar su oposición de Magistrado había sido un reconocido escritor humorístico, cuyas narraciones se habían publicado en diversos medios. El juez Gargallo firmaba sus relatos como Manuel Lázaro, según ha comprobado y demostrado el catedrático de Literatura y Lengua Española de la Universidad 'Juan Antonio Ríos', que ha buceado en la prensa de la época para profundizar en la identidad de este humorista que condenó a decenas de periodistas y humoristas gráficos durante el franquismo... La dictadura sabe poner en cada lugar al elemento adecuado para llevar a cabo sus felonías.
 
La producción literaria de García Gargallo arranca en la década de los años veinte, y tras su nombramiento como magistrado, 'El Heraldo de Aragón' publicó una nota reveladora: “Manuel Lázaro, fino humorista, es el seudónimo de un sesudo licenciado en Derecho que respondía al nombre de Manuel Martínez Gargallo”. El tema no era un secreto, pero nadie se había detenido en desenmascarar al verdugo del poeta de Orihuela...

Según la investigación de Ríos, durante la primavera de 1939, el magistrado se pasó al bando nacional, una vez iniciada la Guerra Civil, y luego fue el juez instructor de decenas de condenas a periodistas, escritores, humoristas o fotógrafos, como titular del Tribunal Especial de Prensa... “Los pormenores del proceso de Miguel Hernández se conocían pero no el detalle del personaje que ejecutó la pena contra el poeta oriolano”, asegura Ríos, quien cree que el juez y el poeta no coincidirían en Madrid antes de 1936 ya que “sus mundos eran antitéticos”. No obstante, el profesor concluye que el magistrado fue “consciente y sabía perfectamente quien era Miguel Hernández, cuando dictó la condena”...

'El Heraldo' publicó el 1 de mayo de 1930: “Manuel Lázaro equilibra su prosa con su ingenio y agudeza, pero cuando reapareció Manuel Martínez Gargallo y se convirtió en martillo de herejes, muchos de ellos conocidos o contertulios, el colaborador de tantas revistas y antólogo de sus propios compañeros”. Como juez no le tembló el pulso a la hora de condenar a excompañeros suyos de profesión, incluso en algún caso “fue capaz de transformar una pena inicial de 12 años en otra condena a muerte”. Y es que, como recalca el profesor de la Universidad de Alicante, “el encaje de los delitos en los diferentes artículos del Código de Justicia Miliar permitía cualquier arbitrariedad sin el riesgo de la recusación”... Algo de esto aún en nuestros días les gustaría hacer a algunos mastodontes politicastros con el hecho de la Memoria Histórica, y la impartición de Verdad, Justicia y Reparación de las víctimas del franquiusmo...

Una sentencia que llegó al Supremo y al Constitucional (continúo documentándome):

La condena a muerte del poeta Miguel Hernández fue injusta y su proceso estuvo plagado de irregularidades, según los familiares del escritor, que falleció en una cárcel de Alicante, en 1942; y la 'Comisión Cívica para la Recuperación de la Memoria Histórica de Alicante' y la familia de Miguel Hernández, iniciaron en 2010 una cruzada para que un tribunal democrático anulara la sentencia por la que un consejo de guerra franquista condenó a muerte al poeta en 1940. Franco le conmutó la pena a 30 años para evitar que se convirtiera en otro Lorca, pero en 1942, como consecuencia de las duras condiciones de la prisión, fue dejado morir sin cuidado alguno. Los descendientes del poeta acudieron al Supremo con el objetivo de que quedara claro que aquel 28 de marzo de 1942 murió un hombre "inocente", en palabras de su nuera, Lucía Izquierdo.

La Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, un año más tarde, en febrero de 2011, denegó la revisión de la sentencia del consejo de guerra que condenó a muerte al poeta Miguel Hernández. El Tribunal rechazó la petición de la familia del poeta para interponer Recurso Extraordinario de Revisión, frente a la sentencia de fecha 18 de enero de 1940, dictada por el Consejo de guerra Permanente número 5 de Madrid contra Miguel Hernández, como autor de un delito de 'Adhesión a la Rebelión', previsto en el artículo 238.2º del Código de Justicia Militar del año 1890.

La Sala denegó la interposición del recurso por inexistencia de los presupuestos del mismo, "según lo dispuesto en la ley de Memoria Histórica", dado que dicha condena producida por motivos políticos e ideológicos ha sido reconocida por esta ley como radicalmente injusta, y declarada su ilegitimidad por vicios de fondo y forma, careciendo actualmente de vigencia jurídica.
Los familiares no se dieron por vencidos y acudieron al Tribunal Constitucional para plantear la nulidad de la condena a muerte del poeta en 1940. En un auto, del 26 de septiembre de 2012, el Alto Tribunal tampoco admitió a trámite el Recurso de Amparo presentado por la familia de Miguel Hernández en el que solicitaba la inconstitucionalidad de la resolución del Tribunal Supremo inadmitiendo la demanda de revisión de la sentencia que, en 1940 en un juicio sumarísimo y sin ningún tipo de garantías, condenó a muerte al inmortal poeta, según informó la 'Comisión Cívica de Alicante para la Recuperación de la Memoria Histórica'.

El abogado de la familia, Carlos Candela, lamentó que el Tribunal "no examine a fondo el recurso" y se limite en unas pocas frases al "manifestar la inexistencia de violación de un derecho fundamental tutelable de amparo", según dijo el tal abogado Candela.
 
Quede, pues, este documentado escrito, ahí, asimismo, para ejemplar reconocimiento y denuncia, ante la práctica de injusticia totalitaria de unos tribunales que se denominan de lo contrario. Es una vergüenza política y social que estos hechos hayan ocurrido en plena 'democracia' de 'monarquía parlamentaria', donde ya no sólo la mayoría del Poder Judicial, sino el Gobierno y la Jefatura del Estado, y la mayoría también de los llamados 'representantes de la voluntad popular', la mayoría de los apoltronados diputados y senadores en ambas Cámaras, son cómplices directos del crimen imperfecto, y responsables todos juntos de un crimen de lesa humanidad.
 
Dentro de poco, ¿vamos a seguir votándoles?...
¡¡¡Viva la Poesía del Pueblo!!!
¡¡¡Viva MIGUEL HERNÁNDEZ!!!
 
Con mi mayor apoyo,
Andonika Ros Soler,
 
Desde Lima-Perú
He leído los Textos, Enlaces y Reflexiones valiosas  donde se destaca el espíritu combativo y sostenido, sobre todo lo referente a MIGUEL HERNÁNDEZ, y he tomado conocimiento de una Historia plena de luchas y de injusticias, Gracias por la mención de Arte Regresivo que represento de alguna forma con José Pablo Quevedo. Aquí la lucha continúa en medio de la más espeluznante corrupción, ante la cual los Juicios de nuestro gran Pensador Manuel González Prada resultan cortos para aplacar la voracidad de los políticos de turno. No he podido enviarles mis" DÉCIMAS"porque recién estamos vendiendo nuestra casita de tres niveles para mudarnos a otra de una sola Planta y aliviar de la rodilla a mi esposa. En breves días estaremos mudándonos a otra dirección, ya les avisaré mis queridos hermanos.
 
Les decía esto porque en "DÉCIMAS" hay piezas de rebeldía y desencanto social, pues no podría ser de otra manera un Texto salido de mis manos, comparando las viscicitudes que nos narra el Gran ROS SOLER con su valiosísima experiencia, y a quien felicito y abrazo fraternalmente, por las coincidencias en sus juicios y razonamientos históricos,
 
En el Congreso Internacional realizado en la Federación de Periodistas del Perú, me tocó disertar sobre la situación en Europa, teniendo en cuenta el Encargo de Ros Soler y de JPQ, ante una nutrida concurrencia de escritores de diversas partes del mundo, a tal punto de haber recibido varias invitaciones para visitar otros países, sobre lo cual no tengo mayor interés en alejarme de Lima, cuando sí de ir a descansar al Amazonas para desintoxicarme de esta farándula política. De hecho que para las Elecciones Generales del 2016 estaré en mi Retiro si aún vivo, porque tendré que estar lo más lejos posible de la huachafería.criolla que tanto detesto por su falta de honestidad.
 
Mis felicitaciones ROS SOLER Y JOSÉ PABLO, ya les dije que soy el gallo viejo que herido de muerte se levanta y mata, hasta morir como Rolando sobre el escudo o bajo él, pero siempre en la cancha y nunca fuera de ella.
 
Gracias camaradas, me llama mi ñora a la Mesa, Reciban mi emocionado abrazo. VIVA LA POESÍA y todas las armas para luchar con ella
 
       Raul Galvez Cuellar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...