Poema en Homenaje a Raúl Gálvez Cuéllar y a su nuevo libro de Décimas.

30 enero 2015

Poema en Homenaje a Raúl Gálvez Cuéllar y a su nuevo libro de Décimas. El poema saldrá en la Antología Arte Regresivo 2015, y ella contiene a varios poetas peruanos, españoles y latinoamericanos. La Antología será editada por lo poetas Andoni K. Ros Soler (Madrid-España), José Pablo Quevedo , peruano que vive en Berlín, y Raúl Gálvez Cuéllar (Tacna-Perú).
 
 
 
 
DIÁLOGO DE ORILLAS

(Para Raúl Gálvez Cuéllar)

El disparo de tu blog Muymullero
Gana la imagen deseada con certero puño
Enciende el aire con mariposas limoneras
Condensa yoes en nosotrados vuelos
Tú pasas por la nube con tu alfombra

Para hallar los nuevos disparos de tu júbilo
Advierte a tus amigos que las enseñanzas
Son orilleras, y orillas orilladas por las olas

Raúl, sé que un niño hace pompas de jabón
Y retrotrae su mirada
Él halla su rostro con su destino de ser nube
Puede encontrase con Platón-mancebo
Que ahora adulto, pide mil perdones
Por el mito de la caverna
Cuandos tus pompas de jabón le ganan la partida
Ellas alcanzan las torres de las grandes avenidas
Y entonces, hay musas que vienen a la fiesta de tu mesa
Y llenan de globos los tramos de la Panamericana
En ruta de camión a Huacho en pantalones largos

-Te digo, Rául- El Perú no necesita
La invención de esta realidad disparatada
Que son como narices al dedo pegadas-
Lo dijo Quevedo, Príncipe de los Dinamiteros,
Según la versión de nuestro Vallejo-
El Perú necesita del aleteador del alba
Los cóndores sólo anidan en lo alto

Alisa tu barba -entonces- en uno de sus lagos altos
Allí están los vuelos de montañas, los volcanes atentos
El sol se levanta por doquier roturando la nube
Te acompañará el día prestándote sus sandalias
Ir en uno de sus rayos
Es como tenerlo al Tercer Día en tu sombrero
O peinando tu barba en bizantino vuelo

En cada viaje de tu fantasía
Respira el aire a pleno pulmón
Mantén el equilibrio de tu hidalguía
Ya sé que los molinos eólicos son más altos
Y dan contienda doble a los Rocinantes
Por eso, ofrece la buena vecindad a los amigos
Nada en cualquier océano con tu pluma
Sabes – que el solo ojo que hila la democracia
hila en la mesa de la omnipotente burocracia-
Entonces, escarba las barrigas de déspotas y mentirosos
Extiende tus caminares sobre las arenas
La luz huellea cuando en ristre llevas tu adarga
En el tanto tanto que es el corazón de todos.
 
José Pablo Quevedo
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...