TEXTO DEL DISCURSO DE PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE ORO DE LA PROVINCIA ANTONIO RAIMONDI, EN EL CENTRO CULTURAL JOSÉ MARÍA ARGUEDAS - CAFAE SE, EL 1 DE DICIEMBRE DE 2014

06 diciembre 2014

Por Walter Vidal Tarazona


DIGNA CONCURRENCIA A LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO DE ORO DE LA PROVINCIA DE ANTONIO RAIMONDI, SEÑORES DE LA MESA DE HONOR...

 Cuando en todo el mundo, hoy, los ojos de los hombres preocupados por la contaminación ambiental y su efecto: el cambio climático, están puestos en Lima, un incendio –al parecer  provocado- devastaba parte de los pantanos de villa, precisamente, ad portas de la vigésima Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el cambio climático y, al mismo tiempo, de la décima Sesión de la Reunión de las Partes del Protocolo de Kioto. 

 Señores, los países, culturalmente mal llamados desarrollados, que manejan las tecnologías de punta a su antojo, son los más responsables de la emisión del dióxido de carbono, sin embargo, ellos están más preocupados en la acumulación del poder, y varios ni siquiera han suscrito el protocolo de Kioto para bajar progresivamente las emisiones de gases tóxicos que originan  el calentamiento global.  

 Nuestro país, no es responsable ni del 0.09 % de la emisión de gases contaminantes, sin embargo es el tercer país más vulnerable a los efectos del cambio climático, básicamente en su biodiversidad; digamos, como ejemplo, sus nevados que representan el 30% del mundo, están en peligro, y como si eso fuera poco, estamos cerca al millón de hectáreas de tierras desertificadas allí donde antes había bosques en la Selva y verdor en nuestras punas.  

 Son contundentes las evidencias de que la causa de los gases tóxicos responsables del calentamiento global, es el Hombre, no la naturaleza. Entonces, el único camino que tiene el Hombre para su salvación es la educación. Dicho de otro modo: sin educación no hay desarrollo social sostenido y sustentable.  

 El Perú, posicionado como uno de los países más ricos en  biodiversidad, está muy lejos del desarrollo. El desarrollo jamás llegará si no se prioriza la educación y su principal producto: la cultura, como tablas salvadoras de muchos males fácticos como la contaminación y males morales como la corrupción que tanto daño están causando básicamente a nuestra economía.  

Nuestra región ancashina no es ajena a estos males, al contrario, podríamos decir que es protagonista. En este contexto es lejana la preocupación por la calidad de la enseñanza- aprendizaje, la investigación, los hábitos formativos como la lectura, etc. etc.  

 Este panorama desolador de nuestra educación y cultura, sin embargo, en lugar de amilanar, sirvió como una puya y reto a este equipo de seis raimondinos que, como quijotes del siglo XXI, emprendió la edición de un libro en homenaje a su terruño por sus 50 años de vida como provincia. 

Con la realización de este sueño, se ha cumplido básicamente  con  los cinco objetivos que nos trazamos:  

1. Escudriñar el pasado histórico desde sus orígenes de lo que hoy es la provincia de Antonio Raimondi. 

2.  Difundir la vida y obra del sabio italiano y su periplo por  sus tierras hoy raimondinas.  

3. Rescatar para la historia regional los aportes que en los diferentes campos del conocimiento y la actividad humana, directa o indirectamente, han hecho sus hijos por el desarrollo del pueblo raimondino. 

4. Difundir y profundizar los estudios sobre la realidad geográfica, económica,  educacional y vida costumbrista de la provincia; y 

5 . Contribuir a la investigación con miras al  sostenimiento de un crecimiento armónico para su desarrollo, en base a sus potencialidades económicas, ecológicas y de pertinencia social. 

Aquí está, pues, el Libro de Oro de la Provincia de Antonio Raimondi, tal vez... no terminado por la terca ambición de desear un contenido enciclopédico, pero con nuestro lema que  parafrasea el pensamiento del sabio raimondi, decimos: “nos alienta la dulce esperanza que la juventud continúe escribiendo y leyendo”. 

 Hemos tenido la satisfacción de entregar este libro, primero a nuestra tierra colorada el pasado 26 de octubre, en sus Bodas de Oro, el 21 de noviembre lo hemos hecho en la hermosa ciudad huaracina, y hoy lo estamos presentando en esta casa de la cultura muy bien designada como Centro Cultural “José María Arguedas”; agradecemos por esto a su personal directivo que nos acoge generosamente; nuestra gratitud, principalmente, a la presencia invalorable de ustedes amigos, que estamos seguros van a tener que leerlo, criticarlo, comentarlo. Si eso no sucede no habremos cumplido con nuestro principal  cometido como editores.  

Un agradecimiento, en particular, a los que han tenido la amabilidad de presentarlo  magistralmente en esta fiesta cultural:  al Dr.  Wilfredo Kapsoli Escudero y al Dr. Miguel León Gómez, quienes también han aportado con sus excelentes escritos; igualmente  las gracias, a nuestros invitados que han prologado cada uno de los siete (7) libros en los que hemos dividido el libro de oro: el director  del Museo Raimondi Luis Felipe Villacorta Ostolaza; el Maestro Julio Rolando Villanueva Sotomayor, el Dr. José Antonio Salazar Mejía, el antropólogo señor César Ramos Aldana, el doctor Elmer Neyra Valverde, el ingeniero y Maestro Sulpicio Vicuña  Vidal, el doctor Edmundo Morales Bayona; a nuestros invitados, escritores ingeniero Lionel Fídel Small, historiador señor Manuel Reina Loli, profesor Leonel Menacho López.  Nuestra gratitud también a los 88 raimondinos que han escrito los diferentes temas específicos, y a los que nos han hecho llegar sus excelentes y valiosísimos testimonios; a nuestros paisanos residentes en esta capital por su aliento que en cada momento desde  hace  tres años  no nos hicieron faltar. 

De manera especial a los Padrinos del Libro de Oro por su  valioso aporte económico,  y que esta noche queremos retribuirles  en algo, haciéndoles entrega de un ejemplar de lujo a cada uno de ellos.  

Finalmente, y reiterando, a todos, sinceramente,  a todos ustedes hermanos raimondinos y amigos ancashinos peruanos y extranjeros, muchas pero muchísimas gracias.  

Eso es todo, en palabras; en actitudes, nuestra gratitud será imperecedera. 




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...