ZAIDA CRISTINA REYNOSO : Poemas

11 julio 2014


POEMA I
Una gota,
un hilo,
un chorro,
un caudal escarlata

fluye de mi ser,vaso,
copa,
filtro,
ánfora atada,
ligada,
encadenada,
a esa cauda,
y al capricho
de una mágica luna,

también mujer.


ALLENDE LA FRONTERA
Si es tiempo de cosecha,
para nuestros hermanos
la puerta está dispuesta
allende la frontera,

mas luego son cazados
en calidad de fieras
y en ataud enviados
acá a nuestra tierra.

De yerba y polvo blanco
la gente está sedienta
allende la frontera,

y su tránsito deja
una huella sangrienta
aquí, en nuestra tierra.

Los bolsillos se llenan
fabricando armamento
allende la frontera

y su metralla germina
en cruces de madera
aquí, en nuestra tierra.


SIMBIOSIS
Porque tus dedos rompen
las hebras de mi sueño
y tus hombros comparten
el fardo que fatiga,
porque en mi lengua habita
el sabor de tu saliva;

para ti sigo horneando
el pan de cada día.

Porque has sembrado plata
en mis sienes marchitas
y has cosechado rosas
para aliviar mis cuitas;
porque sé de memoria
los surcos de tu frente
y esperamos a Orión
juntos cada noviembre,

por eso no eres tú,
ni soy yo,
somos uno
y en nuestro abrazo cabe
la infinidad del mundo.

Porque es tu voz el eco
del rezo cotidiano
y tu mirar sendero
seguro de tu mano,
porque ya no hay pasado
que tu nombre no lleve,
y coloreo el futuro
sobre tu trazo breve;

por eso no eres tú,
ni soy yo,
somos uno
y en nuestro abrazo cabe
la infinidad del mundo.


POEMA IV
¿Quién eres tú?
que resumen no eres nada.

Eres mil rostros, mil objetos.
Eres lo que otros son,
un puñado de luces y destellos,
pulida placa,
lago vertical,
luna alcanzable,
pozo superficial.

Engañoso, traidor,
y sin embargo,
siempre honesto y veraz,
sin indulgencia frente a mí,
muestras la ineludible decadencia.

CANTO A  SUSANA CHÁVEZ

El año apenas despuntaba
y al albor de madrugada
tu joven cuerpo, como hilacho,
desechado.

Susana,
mujer hacha,
mujer noche,
renegada de la castidad
que impuso el nombre.

Susana,
la del verbo de fuego,
la insumisa,
la que gritó a voz en cuello
por las muertas,
la que aró con las uñas el desierto,
plantando cruces y sembrando duelos.

Susana,
Libertad es tu nombre y tu bandera,
la Justicia tu lucha y tu obsesión.
“Ni una más” tu proclama y tu demanda.
“Ni una más mujer muerta en el desierto”.
Ni una víctima más que quede impune,
y tu grito rompió toda barrera.

En tu lucha escupiste a los de arriba,
partiste la luna
y retaste al pudor,
en la noche de baile y de parranda
cuando en un trago de alcohol
te bebiste las estrellas
y sedujiste a la muerte,
muerte azul, enamorada
de tu canto y tu palabra.

Tu sangre implacable desafió la conciencia;
sangre dolorida por la herencia
que se volvió un río de canto.
Canto por las hembras mancilladas,
canto por tu mano mutilada,
fúnebre canto por ti misma
que fuiste una más asesinada.

Mas, en cruel premonición,
tu poesía arrebatada
fue oráculo de tragedia:

“porque has dejado preñada
a la eternidad de tu presencia”.

ZAIDA CRISTINA REYNOSO (Zacatecas, México)

Nacida en Zacatecas, Licenciada en Letras por la UNAM, ganadora de múltiples premios, preside en la ribera de Chapala (Jalisco, México) el Colectivo Cultural El Quijote que ha realizado diez encuentros de escritores bajo el nombre “Chapala, puros cuentos”. Dirige Ediciones Clavileño con más de doce títulos en su haber. Autora de Mis estampas, Aunque la justicia es ciega, Chavos, Los jugadores de pelota, Bajo el signo de Selene y El Chapala de Natalia. Conferencista y tallerista reconocida en toda la región. Junto con su esposo, el Arq. Conrado Contreras, dirige un grupo de teatro con más de 30 años de trabajo continuo.
Actualmente es miembro de POETAP y coordinadora de esta organización en México.
Poeta y Escritora Mexicana que estará presente en el II Encuentro Internacional de Poetas y Escritores "Jose Pablo Quevedo"  que se llevara acabo desde el 14 al 17 de Agosto en la ciudad de Huacho.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...