ESCRITORES, POLITICA Y CULTURA

23 mayo 2013




Por Luis Albitres Mendo
.
Se ha dicho que todo acto humano encarna una política, es decir una toma de posición. Los intelectuales no podrían permanecer ajenos a la difícil coyuntura por la que atravesamos.

Duele ver, todos los días y a todas horas, a nuestro alrededor, golpeando nuestra insensibilidad, el rostro del desaliento caminando en plural sus propios desvelos, desandando en inútiles vueltas y andanzas sus cotidianas desventuras.

La desocupación no es más un fantasma. Es una triste y real epidemia de nuestros tiempos. El desempleo campea recordándonos que el menester, la crisis y el hambre sobreponen sus huestes en nuestras ciudades y campos.

La incertidumbre, la miseria y las injusticias sociales, que desafortunadamente pueblan nuestra realidad, nos obligan a exorcizar, con nuestras plumas, el sufrimiento, la desesperación y las experiencias dolorosas. Hemos de vivir desafiando las adversidades. La consigna, mantenernos al corriente del movimiento de la Historia. Testimoniar nuestra adhesión, valerosa y sincera, a la causa de los oprimidos. Un manifiesto claro y contundente a favor de los desposeídos.

Que el acto de escribir y el hacer uso de una mente crítica, no sea privilegio de unos cuantos. Que la lucidez extienda sus dominios, aclare y alivie nuestra zozobra y pesimismos. Que pronto, ese hombre nuevo del que tanto se hablara no hace mucho, no se aleje de nuestras esperanzas cercanas. 
.
A propósito de los actuales momentos que estamos viviendo, deseo especular en torno a las íntimas relaciones entre escritores, política y cultura. Para Marx, el principio de toda actividad cultural es la praxis y lejos de plantear un divorcio del artista con la sociedad, para éste, el arte es la forma de acción a través de la cual su vida cobra sentido y realidad. El hecho de que el artista elabore un universo imaginario donde lucha por encontrar la libertad y la coherencia que le niega la realidad histórica, lejos de constituir un renunciamiento a la acción debe interpretarse como un tema de posición política y filosófica con implicaciones prácticas ineludibles. El arte, verdaderamente importante no es fuga, sino búsqueda; no es apatía, sino compromiso; no es refugio para la inacción, sino acción que responde imaginativamente a las tensiones históricas más importantes" (Rev.CASA DE LAS AMERICAS Nº 85).

Si nos acogemos a la siguiente afirmación "la política es el nexo entre el pensamiento intelectual y el popular" (Gramsci), el diálogo a iniciarse, en los encuentros, congresos y demás actividades culturales, será doblemente beneficioso.

La influencia positiva y mutua entre escritores de diferentes ideologías y tiendas políticas son el contacto humano que esto conlleva y significa. Y esto trae consigo una grata influencia. "Creo que el arte, no es una experiencia humana secundaria sino un modo privilegiado de relación del hombre con su realidad. Mediante la belleza el hombre accede a un mundo que no sustituye a esa realidad ni se le agrega sino que la menciona y presenta de nuevo (representa) a nivel esencial. A tal punto que podemos comprender mejor y más sencilla, directa e inmediatamente esa realidad" (Pablo Macera).

Estamos comprometidos hasta la médula con el destino de nuestra gente. Lo cual exige hacer nuestras, sus indigencias y gritos, buscar nuestras raíces profundas y enraigamiento en las distintas fuerzas creadoras de nuestro pueblo y nuestra tierra. "...un proceso de liberación de energías y de dinamismos atrofiados, una movilización del país en la dura empresa contra la miseria, contra la ignorancia, la enfermedad, el desempleo y la tristeza. ...Tenemos que recobrar la confianza en nosotros mismos y la fe en nuestras propias fuerzas. (...) Nosotros hemos hecho esta república: sus leyes, sus instituciones y sus grandes conquistas sociales son todas nuestras. Tenemos una impecable tradición de progreso que nos llena de autoridad para reclamar el manejo del futuro. (...) La libertad en el mundo contemporáneo no consiste únicamente en expresar uno sus ideas, sino en no ser vulnerado en la vida, la honra y los bienes" ( Nicolás Suescún ) Estas ideas nos sugieren la articulación de un verdadero movimiento, primero a nivel citadino, luego tal vez regional y finalmente nacional, que nos permita a los escritores, intelectuales y artistas, concentrar los esfuerzos y recursos en favor de la transformación para devenir en un país sin explotaciones, "sin el envilecimiento y la frustración de sus posibilidades colectivas". 


¿Es acaso una utopía la unión de poetas, narradores, dramaturgos, críticos y ensayistas literarios y que a ellos, a los escritores , se asocien pintores, músicos, críticos plásticos, especialistas en artes visuales, musicólogos, etc. Es decir que haya representantes de todas las artes. Existe urgencia de que todos los que están en las lides literarias, plásticas, etc. se comuniquen entre sí.

"Una verdadera responsabilidad que deben adquirir quienes crean cultura, la creación debe ser un acto de comunicación y la comunicación ha de ser masiva". De este modo cristalizar un viejo anhelo largamente esperado, la integración de las artes. ¿Arte total o totalización de las artes? 


Se hace imprescindible una síntesis cultural llena de vida. Aportar algo nuevo y diferente. Esperamos que no haya aferramiento, personalismos ni resistencia a la aceptación de nuevas ideas. Se necesita y se podría exigir intelectuales o escritores...abiertos al diálogo, en el que pongan a revisión sincera sus ideas, una actitud de apertura, un buscar sincero, en colaboración, el verdadero camino. "...aprender a actuar de acuerdo con el principio que todo, en el hombre y sus preocupaciones, es progresivo y nada puede ser encerrado para siempre en las mismas formas, a menos que destruyamos enseguida la vida que lleva dentro" (J.Blanco White).

Saludo la tesonera labor de los grupos culturales que conhesionan a escritores y artistas guiándolos por los destinos de ideales prístinos, enfatizando en los profundos mensajes de lo peruano, auscultando la interioridad de los creadores. Indefectiblemente, el pronunciamiento por la solidaridad nos rescatará del desinterés e individualismo.

A todos nos toca ir creando en los hombres del mañana una mentalidad de inspiración social que los comprometa íntimamente con el destino colectivo de nuestro pueblo. Cabe la disquisición ¿Para qué sirve la literatura no crítica ? Una literatura conformista ¿ es siquiera literatura ? Y sin embargo, el conformismo ronda nuestras esquinas, corroe imperceptiblemente los resquicios de nuestro diario vivir. No ser conformistas podría ser inicio y distintivo de una nueva mentalidad.

Despertar conciencias, animar esfuerzos, recomendar iniciativas y sugerir planes. Un programa de trabajo intenso y al mismo tiempo complejo. En todo caso, los escritores e intelectuales tienen en sus manos una responsabilidad tremenda: No defraudar. No pertenecer a la generación del desencanto y la inacción. Las palabras del escritor uruguayo Angel Rama, al respecto, son muy esclarecedoras : "...una función tan múltiple como la que aún cabe al escritor de esta región del mundo, quien como alguna vez teorizó Wright Mills, sigue siendo un hombre inmerso en un pueblo cultural que lo contempla como héroe potencial de vastas hazañas y no meramente como un literato. Del mismo modo sus obras tienen la condición de carbones encendidos".


LUIS ALBITRES MENDO



Nació en la ciudad de Cajamarca-PERU el 11 de Octubre de l946.

Realizó estudios secundarios y superiores en Colegios Maristas de Cajamarca y Lima.
 
Se graduó como Profesor de Educación Secundaria (Idiomas).
 

Hizo periodismo cultural en diarios y revistas , principalmente en el Diario La Industria de Trujillo, La Libertad, PERU.
 
Es poeta, escritor y artista plástico. Recibió galardones literarios: 2º Puesto en Narrativa (l969, Concurso a nivel nacional, jurado presidido por el novelista peruano Eduardo Gonzáles Viaña) y Mención Honrosa en Poesía (Trujillo l970).
 
Artista de libre formación, tiene en su haber exposiciones individuales y colectivas.
Su primera Muestra Individual la realizó en la Galería de Arte del Club Central, Trujillo-PERU (1979).
En 1993 obtuvo Mención Honrosa en Cajamarca-PERU, con motivo del Concurso Binacional promovido por las Universidades del Sur de ECUADOR y el Norte del PERU.
 
Participó con exposiciones personales y colectivas en las principales ciudades del Perú, y más de 30 años de trayectoria artística. Ha exhibido sus obras en galerías de arte de Lima, como TRAPECIO de Miraflores, 2VS de Chacarilla y PRAXIS de Barranco.
 
Sus obras han sido adquiridas y expuestas en Bolivia, Brasil, USA, España, Holanda y Francia.
 

En Febrero del 2008 fue invitado para presentar sus obras en Machala-ECUADOR (Sala de Exposiciones del Muelle Antiguo de la Casa de la Cultura, Puerto Bolívar).
De allí pasó a Manta donde también exhibió pinturas.

Sus obras fueron expuestas en la galería de arte LA CASA DE HORACIO, creada por el poeta ecuatoriano Horacio Hidrovo Peñaherrera, en la ciudad de Portoviejo-ECUADOR, en dos oportunidades (2009 y 2010).
 

Invitado por el Ateneo "José Hernández" de Melipilla,en el mes de Marzo del 2009 expuso sus obras en la ciudad de Melipilla-CHILE.

  
Ha sido invitado a exponer sus pinturas en Guyana Francesa, México y Canadá.
 

Se han ocupado de sus obras, con comentarios críticos, los poetas: Carlos Garrido Chalén (Tumbes), Angel Gavidia Ruiz (Santiago de Chuco, La Libertad), Carlos Zúñiga Segura (Huancavelica); los catedráticos: Manuel Pantigoso Pecero (Arequipa), Manuel Velásquez Rojas (Piura), y los periodistas: Manuel Jesús Orbegoso (Otuzco, La Libertad), entre otros.
 


Dispone de varios proyectos pictóricos, y publicación de textos personales que irá concretando durante este año y el próximo.
 

Integra el Movimiento Cultural Capulí Vallejo y su Tierra. Es directivo de la Sociedad Universal de de Artistas y Literatos (SUAL).








 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...