CRÓNICAS: El Golpe de Estado de 1962

04 junio 2012

Por:  Manuel Benza Pflücker

A partir del fraude a Haya de la Torre en los Comicios Generales de 1962 se iniciaron las conversaciones secretas entre el APRA y la Unión Nacional Odriísta (UNO). Mi abuelo Manuel Benza Casanova, querendón y extrovertido, era odriísta y masón. Pese a mi juventud (tenía 18 años) debatíamos abiertamente entre nuestras posiciones políticas. Había advertido, como toda la izquierda y el centro-izquierda, que el APRA estaba virando a la derecha desde la publicación de "Treinta años de aprismo"(1956) y aún desde antes. En la Juventud Demócrata Cristiana se daba una corriente minoritaria de derecha pero predominábamos los izquierdistas y centro-izquierdistas. Estábamos por la nacionalización de la IPC, una Reforma Agraria que liquide el latifundio y capacite al campesino, una Reforma Tributaria para que los impuestos directos cobren mayor peso que los indirectos, etc. Mi abuelo perdía la paciencia muchas veces pero conmigo no lo hizo nunca, quizá porque era su nieto mayor. Cuando se ofuscaba, su peor insulto era:"Aprista. Es usted un aprista". Su antiaprismo era de derechas. Yo ya debatía con jóvenes apristas. Mi posición estaba a la izquierda de la acción política del APRA, sin desconocer el valor de la primera generación de apristas, como Haya, Manuel Seoane, Orrego, Sánchez, etc., pero discrepando por el cerrado anticomunismo del APRA, que lo conducía a condenar por igual a los "dos imperialismos"(el de EEUU y el de la Unión Soviética), no obstante que el de EEUU era el único que nos dominaba económica y geopolíticamente. El Partido Demócrata Cristiano(PDC) defendía una posición contraria al capitalismo y al comunismo. Se definía por una Sociedad Comunitaria, solidaria y autogestionaria. Estaba, sin duda, en una posición revolucionaria, a la izquierda de las cada vez más tortuosas y acomodaticias posiciones del APRA en relación al capitalismo y a EEUU. Un día ,en la coyuntura post-electoral del 62 y antes de julio de ese año le dije a mi abuelo:"no te extrañe que el APRA y la UNO se unan. Hoy representan a las derechas". Mi abuelo apostó "dos patadas en el culo" que eso no ocurriría nunca. Le dije que la apuesta la aceptaba por solamente dos meses."Hecho", me respondió, molesto. Teníamos en la DC datos del ajetreo de la Embajada norteamericana y de un sector de la masonería: buscaban el entendimiento formal entre el APRA y la UNO, dirigidos por dos masones. Belaúnde no les generaba total confianza a los mineros, la IPC y latifundistas y a la DC le llamaban "rocotos con sotana". Luego del 4 de julio y del memorable "Discurso del Veto", pronunciado por Haya de la Torre ante una enfervorizada y doliente multitud, quedó claro que el Presidente Prado, dueño de una de las mayores fortunas del Perú y nexo con la Embajada de EEUU, había transmitido a Haya el veto a su candidatura, aduciendo que era la posición del Comando Conjunto de la Fuerza Armada. Entendamos: veto a ser candidato en las elecciones indirectas que debían realizar los Parlamentarios electos, y entre los cuales la suma de votos parlamentarios de los apristas y odriístas era mayoría. Los Parlamentarios apristas electos debían votar por el General Manuel A. Odría, el que asesinó y deportó a cientos de apristas, comunistas y democristianos, en ese orden cuantitativo, el que retuvo a Haya de la Torre asilado en la Embajada de Colombia cinco años sin otorgarle salvoconducto. El arreglo fue denominado como "inevitable" por Haya, una medida de extrema renuncia por la "unidad nacional". Mi abuelo no quiso convencerse cuando le expliqué el seguro desenlace al día siguiente del famoso discurso, al que asistí. Me emocionó la profunda tristeza de los militantes apristas. Las conversaciones entre los dos partidos llegaron a la firme decisión de elegir a Odría Presidente del Perú y constituir una alianza parlamentaria entre los dos grupos. El Comando Conjunto de la Fuerza Armada tomó, en secreto, la decisión de impedir dicha elección. Su decisión, sin duda, ya no solamente estaba dirigida contra el APRA, sino contra Odría. Fue así que el 18 de julio tomó el Poder la Fuerza Armada institucionalmente, en el primer "golpe militar" institucional de la historia peruana. En la parte trasera de mi casa, en el Malecón Cisneros, se pudo observar muy temprano el despliegue exagerado de soldados camuflados que capturaron al Presidente del Jurado Nacional de Elecciones, Bustamante y Corzo, en una bella casa miraflorina con vista al mar. En la víspera habían conminado al Gobierno de Prado y al JNE para que declarara nulo el proceso electoral. Desde ese día hasta el 3 de marzo presidió la Junta de Gobierno el Gral.(Ejército) Pérez Godoy. La Junta estaba integrada, además, por el Gral. Lindley (Ejército),el Vice Almirante Torres Matos(Marina) y el Teniente Gral. Vargas Prada(Aviación).El 3 de marzo de 1963 fue defenestrado Pérez Godoy y asumió la Presidencia Lindley. Prometieron el 62 llamar a Elecciones Generales para el 63 y cumplieron. Fue una Junta que, notoriamente, asumió cierta posición reformista para evitar un estallido social. En enero de 1963 el Gobierno metió presos en la isla del Frontón y en el Penal del Sepa(selva) a 1500 dirigentes obreros, campesinos, intelectuales de izquierda. En ese mismo mes se iniciaron los contactos para establecer la Alianza Electoral AP-DC. Belaúnde aceptó el programa de los seis puntos de la DC y se publicó como programa de la Alianza. AP no tenía un programa estructurado, pero si un caudillo "enamorador de masas". El 9 de junio Belaúnde triunfó holgadamente con 39% , Haya obtuvo 34% y Odría 25%.En esas circunstancias se formó "la super-convivencia", el compromiso programático derechista entre el APRA y la UNO, que con mayoría parlamentaria se opuso a los débiles arrestos reformistas de Belaúnde desvirtuando la Reforma Agraria y otras medidas reformistas. Algunas informaciones periodísticas permitieron que la ciudadanía conozca detalles sórdidos del pacto: Haya de la Torre y Odría, flanqueados por Eudocio Ravines, un ex-comunista agente de la CIA, convinieron detalles de esa unión en un restaurante de la Playa "La Herradura". Mi abuelo se refugió en un silencio profundo. En esas circunstancias yo no podía "cobrar" la apuesta. Belaúnde convocó para noviembre de 1963 los primeros comicios municipales de la historia, en los cuales se eligió Alcaldes y Regidores Provinciales y Distritales en todo el Perú, los que iniciaron su labor en enero del 64.Mi madre fue elegida Regidora de Miraflores por la DC.A los pocos meses ocupó el cargo de Teniente Alcaldesa. Para esa misma elección, Belaúnde, sin consultar a la DC nominó Candidato a Alcalde por Lima a Luis Bedoya Reyes, un democristiano de derecha a quien sacó del anonimato luego que Bedoya perdiese cinco veces los comicios internos de la DC: cuatro para Presidente de la DC y uno para Candidato a la Presidencia del Perú. Bedoya ganó la Alcaldía de Lima dos veces. Antes de ejercerla por segunda vez ya se había ido del PDC en diciembre del 66,cuando con seis inteligentes neoliberales renunciaron a la DC al día siguiente de una denuncia de la JDC de formar parte de la célula pesquera que Banchero Rossi, millonario que reunía en el "Hotel Crillón" todos los miércoles a un representante de cada uno de los cuatro partidos en el Parlamento(AP,DC,APRA y UNO) para obtener granjerías. Se fueron cinco: Ramírez del Villar, M. Polar, Bedoya Reyes, Alayza Grundy y Espinoza. De esta manera la DC, casi diez años después de su fundación fue dividida, y los cinco lograron formar el Partido Popular Cristiano(PPC),el primer partido neoliberal de la derecha peruana, que consiguió mucha fuerza en los distritos pudientes de Lima. La DC se retiró del Gobierno por discrepar ideológicamente con el curso del mismo. Fue y sigue siendo la única vez que un Partido deja un Gobierno(Ministerios incluidos)por razones principistas. Hoy el PDC no está inscrito, no tiene Parlamentarios, y el PPC goza de buena salud y del apoyo incondicional de la CDU alemana. El Gobierno de Belaúnde fue conducido, en lo fundamental, por Manuel Ulloa, un Gigoló que no vaciló en relacionarse con lobbies financieros y mineros. La promesa de resolver "en 90 días" el problema del petróleo (el fraudulento Laudo Arbitral del que sacó partido la International Petroleum Company, filial de la Standard Oil of New Jersey por el que la IPC no pagaba impuestos al Estado peruano) no se cumplió. La prometida Reforma Agraria fue un fraude. Para levantar su alicaída popularidad, Belaúnde anunció el 28 de julio del 68(cuando le faltaba un año de gobierno) que "la bandera peruana flameaba en los campos de La Brea y Pariñas". El arreglo entreguista cayó en impopularidad cuando se descubrió que una sumilla(que implicaba relativamente poco dinero que debía pagar la IPC)había sido hurtada. El escándalo facilitó los planes golpistas del Gral. Velasco Alvarado, quien desalojó del Palacio a Belaúnde el 3 de octubre de 1968 y el 9 de octubre nacionalizó el petróleo de la IPC. Belaúnde se fue sin apoyo popular.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...