A TI MADRE QUERIDA

10 mayo 2012

Autor: Fabio Caldas Huamán

Oh cuán lejos están aquellos días
en que cantando alegre y placentero,
jugaba con tu negra cabellera
en las noches heladas, cuando acogido
en tu blanco regazo me dormía.

Con qué grato embeleso recogía
de tus labios la balbuceante frase pasajera
tan sabias llenas de amor puro,
y por ser de mis labios, la primera, brotaba
tu maternal orgullo cuando yo la repetía

Madre, en mi corazón cada día que pasa
siento que tu accionar fue lento y triste.

Hoy que la vejez con el quebranto siento
también mi barba se está blanqueando
Y contemplo la vida sin encanto, que no es vida.

Al recordar tu celestial cariño, me apena
y de mis cansados ojos brota el llanto;
busco pensando en ti madre amada,
sentirme nuevamente un niño.
                                                                        

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...