Diego Remigio Vicuña Villar: DÉCIMAS

20 enero 2012

EN ESTE MUNDO AL REVÉS

Qué cosa vederes Sancho
en este mundo increíble,
que se pierda un imperdible
o tal vez volando un chancho.
Convertido en zafarrancho
pocos cumplen su papel,
hoy hay locura a granel
y un gran desentendimiento,
que será en algún momento
otra «Torre de Babel».

Hoy no hay palabra de honor
ni se cumplen las promesas,
ni existen delicadezas
en expresiones de amor.
Hoy la palabra «pudor»
se empolva en el diccionario,
cualquiera es Parlamentario,
es Congresista o Ministro
y se llenan los registros
de seres atrabiliarios.

Hay mujeres boxeadoras
y hombres con lindos aretes,
gente amarga con diabetes
y diablas encantadoras.
Hoy ya las computadoras
han reemplazado a «Cupido»,
ese «diablillo atrevido»
que va quedando sin «chamba»:
Hoy se hace el amor ¡caramba!
por teléfono, al oído.

Hoy las noticias eróticas
aparecen a raudales,
muy poco las culturales
casi nada las patrióticas.
Invenciones estrambóticas
unas buenas, otras magras
no lo digo por el «viagra»
que hace gozar a «viejitos»,
hay otros aparatitos
que el autogozo consagran.
Qué sabia la «Creación»
que tan perplejos nos deja,
de encargar a la pareja
la gran multiplicación.
Y valga esta aclaración
para el viejo o el muchacho:
«Pareja» es hablar ¡Caracho!
de un hombre y una mujer,
o es que ya, «por no poder»
van quedando pocos «machos».

Hoy existen pareceres
sin autores y sin nombres
hoy se casan entre hombres
y también entre mujeres.
Si hoy se tuercen los deberes,
¿qué nos pasará después?
EN ESTE MUNDO AL REVÉS
que está viviendo ¡Carajo!
con la cabeza pa’ abajo
y para arriba los pies.

DÉCIMAS SUELTAS

Penetrante y enjundioso,
gran escritor, gran bohemio,
nos dijo sin grande apremio
que hay que ser siempre juicioso.
Que hay que aceptar generoso,
esa celestial verdad,
que Dios con suma bondad
ama mucho a los muchachos,
mas si los hizo borrachos:
¡Hágase su voluntad!

Un Maestro se cayó
cuando dictaba una clase
y sin decir una frase
solito se levantó.
Mas, luego se le escuchó
decir cual lento refrán,
si al piso mis huesos van
porque estoy medio famélico,
no me lleven donde un médico,
llévenme a un restaurant.

Vi un día un santo Cura
con elegante sotana,
que conoce una fulana
de colosal hermosura.
Vi que al principio él procura
ignorarla en su donaire,
mas, luego no habrá desaire
y me hacen tragar saliva.
Vi falda y sotana arriba
y todito el resto al aire.

Hablas hasta por los codos,
me difamas, me amenazas,
mi dignidad despedazas
usando tus malos modos.
Ya les voy diciendo a todos
que esa bravata te pierde,
si para mí sigues verde,
antes de mostrar tu afán,
acuérdate del refrán:
«perro que ladra no muerde».

Palabra divino don
regalo, gracia y ofrenda,
virtud, donativo, prenda
de mágica trasmisión.
Es Divina concesión
que distingue al ser humano,
la que lo hace artesano,
constructor de su lenguaje,
y el riquísimo bagaje
que nos permite el Arcano


                   Diego Vicuña Villar:
Poeta, decimista y compositor Nació en la Provincia de Canta en el año 1937, ex regidor de la Municipalidad Metropolitana de Lima , y como líder sindical ha desempeñado una serie de cargos al interior de su partido político y en la Federación Nacional de Trabajadores del Poder Judicial, entre otros. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...