Olivier Herrera Marín: POEMAS

04 diciembre 2011

LA TIERRA AZUL Y FÉRTIL DE LA ARAUCANÍA
 
 Hoy, desde Alcossebre-Alcalà
 a las orillas del Mediterráneo
 vuelan por encima del océano
 Atlántico, del Aconcagua
 y de la Gran Cordillera, 
 unos versos apresurados:
 
 De amor, luz y de vida,
 de paz y de libertad,
 de digna resistencia,
 buscando a los hijos
 del pueblo Mapuche,
 en Ercilla y Temuco.
 
 Vuela el espíritu del poeta
 para maldecir a aquellos
 que venden el corazón,
 venden el alma de Chile,
 su Cobre y Pascua Lama...
 Por treinta monedas.
 
 ¡Y maldigo!!! a quienes escupen
 en la tumba de sus padres,
 incapaces de SER y respetar;
 la Historia de su pueblo,
 el nombre y la memoria,
 los huesos de sus muertos.
 
 Hoy, desde Alcossebre-Alcalà
 a las orillas del Mediterráneo
 vuelan por encima del océano
 Atlántico, del Aconcagua
 y de la Gran Cordillera,
 unos versos apresurados:
 
 Para daros las manos
 con un abrazo infinito
 de paz y de solidaridad
 de respeto y de ternura
por vuestra justa causa
 Y más digna lucha.
 
Hoy, en la Región de los Lagos
 se eleva por encima del Osorno,
 el Canto General de Neruda
 y la voz telúrica del VIENTO,
 la LUZ de vuestros ancestros
 Lautaro, Pelantaru y Caupolicán.
 
 Se eleva de Lientur la voz
 de su espíritu indomable
 que sigue alumbrando
 las sendas y los caminos,
 la tierra azul y fértil
 de la Araucanía.
 
 “Dexe mis tierras porque tus Españoles
 me forzaban mis mujeres,
 y me robaban mis comidas,
 y por no ver semexantes sinrazones
 me retiré a las montañas,
 a morir siendo de guerra,
 por no morir en mala paz”.
 
 Hoy, por encima del Osorno
 en la Región de los Lagos
 la LUZ de vuestros Tokis
 vuelve a iluminar los pasos
 y el camino del irreductible
 y noble Pueblo Mapuche
 
 La Luz que arma el valor,
 alumbra la generosidad,
 ilumina y guía el alma,
 la altura de miras
 y la grandeza moral
 de vuestros corazones.
 
 Hoy, desde Alcossebre-Alcalà
 a las orillas del Mediterráneo
 vuelan por encima del océano
 Atlántico, del Aconcagua
 y de la Gran Cordillera,
 unos versos apresurados:
 
 Vuela el eco lejano
 de los Tokis inmortales,
 de la Luz y el VIENTO
 que no muere y va más lejos,
 que sabe SER y defender
 su Tierra, lengua y cultura.
 
 Hoy, sobre el Azul de la Tierra,
 Santiago y el Blanco de la Cordillera,
 sobre el Verde del Mar Austral,
 Roxana Miranda Rupailaf
 Leonel Lienlaf y Graciela Huinao
 David Aniñir y Elicura Chiuailaf.
 
 Cantan del Pueblo Mapuche,
 de su alma limpia e indómita,
 sus baladas de Amor y de Vida
 que nos enseñan a Amar y a Vivir,
 amar y vivir en Paz y en Libertad
 con nosotros y con los demás.
 
II
 
 SIN TI, SIN VOSOTROS,
 Consciente de lo que digo.
 ¡Soy! Que sé lo que escribo.
 Y sé, que serán tan temidos.
 Cómo amados mis versos,
 en manos de la gente noble
 y sencilla de Latinoamérica.
 
 Sé, que en vuestras manos:
 mis versos serán al Alba,
 las lagrimas de la Media Luna;
 sobre los dátiles de la palmera.
 Y las espigas de trigo y arroz,
 la rosa azul y la flor del maíz.
 
 Consciente soy, cómo lo soy,
 de que sin ti, sin vosotros;
 sin la LUZ y el VIENTO
 de Latinoamérica,
 que alumbra y esparce
 el eco lejano de mi verbo.
 
 Que le da alas a mis versos;
 para que vuelen, y vuelen
 más alto, más y más lejos,
 para que vuelen y lleguen…
 Allí donde moran las almas
 de los nobles chamanes.
 
 Allí donde no llega la garra
 afilada del buitre, ni se oye,
 el graznido del cuervo,
 puñales y siervos a sueldo.
 
 De las mitras purpúreas,
 de los sapos del Pentágono.
 
 ¡LUZ y VIENTO! de mis versos;
 ¡Haz! que estos vuelen y lleguen…
 Allí donde nacen los ríos,
 allí donde nacen y crecen,
 los sueños de amor y de vida
 de todos los niños del Mundo.
 
 Consciente de lo que digo,
 ¡soy! Que sé lo que escribo,
 y responderé de mis versos,
 sabiendo qué ¡Soy!, Si soy,
 el eco lejano de vuestra voz
 cabalgando la furia del viento.
 
 Sabiendo qué ¡Soy! Si soy,
 el eco lejano de vuestra voz
 cabalgando los relámpagos
 en las noches más oscuras,
 las ondas y los truenos
 en los tiempos de silencio.
 
 Sabiendo qué ¡Soy! Si soy,
 el eco lejano de vuestra voz
 cabalgando la fuerte lluvia
 y las olas del mar bravío.
 
 Qué, el poeta es nadie, nada,
 no existe ni tiene nombre.
 
SIN TI, SIN VOSOTROS,
 LA LUZ Y EL VIENTO.
 
 
 III
 
 Y LA LUZ Y EL VIENTO
 Y la Luz y el Viento,
 es la voz: de Cuba,
 Venezuela y Ecuador,
 Bolivia y Costa Rica,
 México y Nicaragua,
 Es la voz de Honduras.
 
 Y de toda Latinoamérica.
Que estalla y cabalga;
 la lluvia y las ondas,
 las olas del mar bravío.
 
 Y la Luz y el Viento
 es la voz más firme
 y autentica del Pueblo;
 son los ríos profundos
 de magna incandescente
 que riegan y vertebran
 la columna dorsal
 de Latinoamérica
 desde Río Grande 
 a Cabo de Hornos.
 
 Y la Luz y el Viento
 de Latinoamérica:
 es la voz digna,
 leal e indómita,
 cálida y serena,
 sensual  y libre,
 de sus tierras vírgenes,
 húmedas y sedientas,
 exuberantes y áridas,
 siempre, bellas y ricas.
 
 Y la Luz y el Viento
 de Latinoamérica:
 es la voz del Pueblo
 y de sus libertadores;
 de Simón Bolívar,
 San Martín y Zapata,
 de un único pueblo
 tan noble y sencillo,
 sensible y humano,
 como culto y diverso.
 
 Y la Luz y el Viento:
 es la recia voz de fuego
 que brota de la tierra
 y alumbra las cumbres
 del Llaima y del Rukapillán
 del Poás y del Arenal
 del Turrialba y del Irazú.
 
 Alumbrando el alma y el cielo
 de Chile y de Costa Rica,
 del Tucán y de Latinoamérica.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...