José Mazza Ramos: EL NIÑO POBRE

24 abril 2011

El niño estaba jugando
en la puerta de su casa
con la pelota de trapo
y sus penas a la espalda.
Sus zapatos parecían
dos barquitas con ventanas
su camisita ya rota
le quedaba como una capa.
El sol en medio día
iluminaba las plazas
con sus rayos de corolas
con sus cuentas de ondas claras.
El niño estaba jugando
en la puerta de su casa
y su pelota de trapo
de vieja, ya no rodaba.

II

El niño estaba jugando
en la puerta de su casa
con su pelota de trapo
que el padre logró arreglarla.
Otros niños de su barrio
que jugaban y saltaban
con su pelota de cuero,
llamáronle a que jugara.
El niño miró a los otros
con su carita de grana
y una alegría muy grande
iluminaba su cara.
¡El niño estaba jugando
en la puerta de su casa
con sus amigos más grandes
que conoció esa mañana!

III

¡Tráela, niño, tráela!,
decíanle al que jugaba
corriendo tras la pelota
que otro niño botara.
El niño vino corriendo;
tras la pelota alcanzada,
sin darse cuenta que un carro
-que a velocidad pasaba
su cuerpecito de seda
muy lejos lo arrojara...
¡La gente estúvose quieta
ante semejante drama;
y el niño quedó sin vida
tendido en' la calzada!...
¡El niño estaba jugando...
en la puerta de su casa!

Epílogo

¡Hoy el niño está jugando
En la puerto de gran Casa
Con sus amigos alados
Que Dios les puso en la espalda!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...