Victoria Espada Caldas: Poemas II

12 marzo 2011

Victoria Espada Caldas, Nació en el distrito de Ámbar en la quietud de un lugar campesino, (Churín de Jalcán) en una casita hecha de adobe y tejas, un día lluvioso de invierno. Su llanto infantil hizo ecos con los canticos de los jilgueros y ruiseñores y posiblemente el bajo las sombras de sauzales, entre perfumes de eucaliptos; también en medio del resonar del rio caprichoso que pasaba a unos cuantos metros de distancia de su dulce hogar. Sus primeras oraciones las aprendió en la escuela primaria de Jalcán, luego estudió del 2do al 4to grado en el colegio de mujeres del distrito de Ámbar, el 5to grado lo terminó en una escuela primaria de Jesús María en Lima y la secundaria estudió en la Gran Unidad Escolar Teresa Gonzales del Fanning en Lima. Estudió el francés en la Alianza francesa de Bruselas, Bélgica. Ingles en el Hunter College de la Universidad de la ciudad de Nueva York y estudios universitarios en el Empire State College de Nueva York. Laboró muchos años en servicio social ayudando a diversas familias que cuidaban a personas con discapacidades. Es una madre orgullosa de dos jóvenes profesionales como son sus hijos Diana, y David. Nació bajo el signo Aries, Lleva casada mas de 25 años con otro Ariano, su hijo también nació bajo el signo de Aries es así entonces que en sus escritos decide usar el Seudónimo de "Arianna". Escribe desde hace mucho tiempo cuando niña mirando las laderas de hermosa tierra Jalcán soñaba trabajar como "periodista" y hablar muchos idiomas.
Hoy la Poeta Victoria Espada Caldas es la embajadora literaria del pueblo de Ámbar en los EEUU. Nación desde donde nos envía sus poemas para beneplácito de los amantes de la literatura Ambarina y Regional.


RAICES Y CAMINOS

Sauzales, eucaliptos y rosales
escoltaron mis progenies al nacer,
suaves vientos y aromas de pastales
y mil coros de pájaros al amanecer.

Faustoso un cielo en llamas se reintegra
á mi niñez que se abrió cual girasol
Jalcán- fue lugar con noches muy negras
en donde la luna llena, solemne era un sol.

Recogía piedras y limpiaba los trechos;
hilaba mis ansias con pasos intensos
moldeaba un camino entre historias y hechos
cargaba mi cesto con sueños inmensos.

Niñas frágiles, vestidos floreados,
de pureza atavíos y hondo sentimiento
de tiernas miradas, cabellos trenzados
inocencias blancas y risas al viento.

Sentí a los gorriones aletear mi cuna
dejando el llamado de ecos lejanos,
levanté el vuelo como ave ninguna
para seguir a las nubes por crestas y llanos.

Tomé mis sueños y surqué en el espacio
dejando atrás mis áridos prados,
el río bravo, la piedra ...tiempos quedados
donde brotó y murió un amor.. .despacio.

Atravesé horizontes mares y océanos
guarde en mis recuerdos el lugar natal
aprendía vivir entre mundos lejanos
deje olvidado el amor de la ciudad capital.

Me busqué un nido, encontré morada
me vestí de fuerza y seguí a los vientos,
he vivido lapsos de amante enamorada
he llorado por minutos y por cientos...

He visto en mis viajes variados paisajes
entre el sentimiento de mujer emigrante,
mi cuerpo visto de diversos ropajes
guardo el amor a mi tierra vivo y latente.

Entre retos, regocijos y sinsabores
encontré bellas y duraderas alegrías
adornan mi vida con flores y colores
las realidades que hablan mis poesías,
el orgullo de mis raíces y caminos.

Autora: Arianna V.E.C
Jalcán 1970


SI EL MAÑANA

Si el mañana me sorprende entumecida tal vez,
en la necedad de eternas esperanzas
quizás, estaré dormida envuelta
en el manto gris de la indiferencia.

Mi cabeza descansando sobre una almohada
completa de añoradas realidades,
al seno de la búsqueda intrínseca de sueños incompletos.

Mi placido descanso será una visión mientras
la luz del alba no podrá saludar
más mis perennes ilusiones.

Si el mañana llega cual potrillo del tiempo...

A llevarse en su galope prorrogados
deseos que languidecen guardados,
la boca ávida que no recuerda el auténtico
deleite de ese amor que esperaba.

Si ese armazón vacio del espacio ciego
no me permite obtener el laurel
de todas las batallas libradas,
dejará mis manos vacías,
mi cuerpo exhausto
por haberse movido tanto
al flote de las olas de la vida
y mi corazón inconforme,
consumido en la eterna espera.

Si el mañana llega callada...
sin darme una explicación
de todas las infinidades
que se quedarán incompletas,
de las luchas incansables
que a veces fueron inservibles,
de mi paciencia finalmente revocada,
de mis lágrimas saladas
que a veces fueron al fango
y mi fortaleza inmune
que se torna en gigantesca hoja de fino cristal.

Si el Mañana llega intempestivamente
a mostrarme el ocaso de mi vida y
me embarca en un navío sin retorno.

Me llevaría un equipaje acaso incompleto
guardando los erarios conseguidos
por mis pequeños frutos,
pero quedarían espacios vacios
que podrían llenar aquellas existencias
que nunca llegaron,
o se perdieron en las vueltas del camino.

Sí, si el mañana me tira al muelle
me embarcaré con la boca aún sedienta,
el cuerpo fatigado pero no vencido;
el corazón extenuado
por la espera de incomprensibles escenarios
pero la mente aun deseosa por entender este mundo
que no fue tan pulcro en mis vivencias.

Guardaran aun llantos escondidos
y silentes mis ojos que han llorado infinidades;
mientras que en mis venas circulando
quedarían hilitos de esperanzas.

Si el mañana llega como un huracán
y destruye aquel palacio
construido a través de los años
sobre tierras arenosas,
al romper la máscara de conformismo
que por tanto tiempo me ha protegido,
me sorprenderá al despertarme
del letargo en que he vivido,
para enbarcarme luego
en alas del sueño eterno.

Voy a enfrentar con honor el cataclismo
de mi existencia apretando entre mis dedos
una semilla de esperanza,
la nueva luz de mis ojos
cerrados será más clara,
y el amor sentido entre mi invisible pecho
será más agudo,
más vehemente, más completo.


Autora:Arianna V.E.C
New York, 2/ 26/08

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...