Pedro Castañeda Pardo: SUEÑOS

26 marzo 2011

Ayer en sueños pude verte,
estabas linda como siempre,
y con tu sonrisa de niña
envolvías mi recuerdo.

Ibas por el perfumado valle,
cruzando el jardín de mi niñez.
Entre las trovas de las avecillas
y el movimiento de las ramas
escuchaba tu voz a la distancia.

Quise tocarte y no pude
me miraste como siempre,
te parecías a la luna y
a una perfecta diosa.

Tu sonrisa agradable,
se mezcló con mi alma, y
tu cuerpo delicado,
se aproximó al mío.

Pretendí darte un mensaje
y tú presurosa caminaste,
pasaste como el viento y
en la penumbra te perdiste.

Desperté y ya no habían flores
ni el perfume de mi sueño,
aunque estés muy lejos
te seguiré buscando,
llegaré hacia ti
te diré lo mucho que te quiero
¡entonces moriré!

¡Sí, sucumbiré!
sabiendo que te tuve cerca,
que pude respirar tu aliento
y gozar de tu sonrisa,
recordando que un día no lejano
decías quererme para siempre.

Tal vez una gota de lágrima
brote por mi mejilla,
como el último suspiro
de haberte querido tanto

Cuando tú vuelvas
por el azar del destino
hallarás el jardín de mi ilusión
muriéndose de amor
¡pero, ya no me encontrarás!

Florecerán tal vez las flores blancas
alumbrará el fulgor de las estrellas
encontrarás nuestros pasos
¡pero será tarde, ya no me verás!

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...