“LOS HERALDOS NEGROS Y MASA” - INTERPRETACION SOCIAL

23 junio 2010

Por: Brander Alayo Alcántara
1.El poema vital “Los heraldos negros”, lo escribió Vallejo en un ambiente geográfico e histórico social, distinto al poema revolucionario “Masa”, del poemario “España Aparta de mi este Cáliz”, es un compromiso de conciencia ideológica y política –de Vallejo- con la guerra civil española de 1936, adhiriéndose a la causa de los republicanos, en contra de la monarquía y dictadura de Franco (ya fascista), con humana convicción marxista, hasta su muerte en 1938.

2.Los Heraldos negros tienen el algo energético de la raíz mestiza indígena-americana, salida de sus entrañas telúrica profundas, con el legado ancestral de nuestra cultura milenaria.
Vallejo, en su periplo de vida de 1910 a 1018, acrisola las vicisitudes en el interno sicológico y racional, que perfilaran la personalidad de su lenguaje innovador, como en sus versos:”Hay golpes en la vida tan fuertes…Yo no sé!”. Se refiere a la dolencia más que física, a la sicológica y emocional, aquella que angustia deprime al ser humano, como sustantivo individuo.

3. En el poema “Masa”, desde un inicio hay un mensaje, de ser colectivo de lucha de contrarios (enfrentamiento entre si con su conciencia). La solidaridad, es el símbolo de un colectivo de masa humana, llamada a revivir la fe, dar vida, por encima de la muerte, por que habla de batalla, y de la muerte del combatiente.

4. Los heraldos negros, es un ser único en el contexto-contenido. Veamos, el verso “Golpes como el odio de Dios”
Es el reproche del ser-hijo, que enjuicia y juzga, la actitud del ser supremo o Dios, lo lleva internamente hacia el pueblo (lo que muchas veces piensa y siente dentro de su casa).
Ese odio celestial, lo siente el obrero mal pagado, (Vallejo trabajó en la Hacienda Roma en 1912, como planillero), el desocupado, el mendigo, incluso los niños trabajadores de la calle de las ciudades, en las minas, las niñas prostituidas, los huérfanos por matanzas y desapariciones forzadas (caso de Santa), y los millones que mueren de hambre y abandono…la falta de servicios básicos (vivienda, agua potable, electricidad, desagüe), entonces surge la desolación, sienten que hasta por Dios han sido abandonados (en la figura de las autoridades). Entonces emerge el resentimiento contestatario, la incredulidad que debilita su fe. Pasa su vida rebesiando de su mala suerte, llegando a maldecir hasta el día que nació, o recordando la expresión bíblica de Jesús moribundo, “Padre, ¿por qué me has abandonado?”. No hubo respuesta (silencio de la autoridad). Incluso los fenómenos naturales (terremotos, maremotos, aluviones o huaycos, desbordes de ríos), lo ven como un signo de castigo de Dios, un signo fatalista (de odio no expreso).

5.En el verso del poema “Masa” “y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre/ no mueras te amo tanto/ Pero el cadáver ¡ay¡ siguió muriendo”/ Vallejo hace ver en su mensaje, que el efecto solidario de un solo individuo, no es suficiente o es insuficiente, el compromiso de lucha debe ser mas amplio en su objetivo histórico, para derrotar al monstruo de la guerra de las tropas fascistas (de Franco, aliado del nazi Hitler), entonces el pueblo republicano sigue derrotado, postrado… (como sucede con aquellos líderes sindicales honestos), cosa parecida ocurre con las luchas gremiales, campesinas o populares, todos juntos camino a la victoria, unos cuantos a la derrota sin conquistar sus derechos, logrando atención a sus reclamos.
El cadáver es el símbolo de la fe y la esperanza que necesita de la solidaridad del pueblo para ir creciendo (sean niños, estudiantes, jóvenes, mujeres, ancianos, etc.).

6.El verso de los Heraldos Negros “Son pocos pero son…” Alude a situaciones de carácter mortal, como los escuadrones de la muerte o paramilitares, existentes en diferentes países del mundo, específicamente el nuestro (grupo colina y otros), sin necesidad de una tropa como en Ayacucho.
“Abren zanjas oscuras/ en el rostro mas fiero y en el lomo mas fuerte ” . Es el mensaje sobre aquellos individuos que su personalidad se debilita –su moral – deprime, en aquellos, supuestamente inconmovibles – tratándose de los gobiernos, estados y dictadores que ruedan al abismo del suicidio, sea un caso particular de hombre o mujer autoritarios en casa, trabajo o en sus relaciones sociales (amistades). Es una connotación expresa a la barbarie represiva que causa dolor y trae desesperanza- los desaparecidos de Santa, las fosas comunes, represión a trabajadores, en la selva (caso de Bagua), territorios invadidos (Iraq, Haití, pretextando ayuda),o tener una noticia funesta. Los países imperialistas, superpotencias, no han superado su estado de barbarie, porque imponen su “superioridad”, mediante la guerra, en nombre de los derechos humanos y la democracia.

7.”Se le acercaron dos y repitieronle / No nos dejes ¡valor! vuelve a la vida” / Es el llamado miliciano o de miliciana de la república española, también, interpretamos el dilema de la pronta ausencia de una vida prometedora, aun joven con proyección de hacer cosas buenas en beneficio de la humanidad, como Melgar, Mariátegui, Herod, y tantos jóvenes del pueblo, mueren antes de cumplir sus ideales.
El clamor de dos no es suficiente, no tiene la fuerza necesaria para mover la enorme piedra que obstruye el porvenir de los pueblos. Es criticable la costumbre de valorar a un ser humano cuando esta moribundo o después de muerto. Volver a la vida es el retorno al compromiso solidario mancomunado para cambiar una sociedad injusta en otra justa, el hambre en pan, la sed en saciedad, donde la vida de todos los seres humanos tenga un valor de dignidad y libertad sin penurias, y ser vivida con una moral honesta, y que la fe y la esperanza de los niños, perdure y, no sigan muriendo mucho antes de nacer, es el anhelo de Vallejo.
8. En los Heraldos negros, tenemos “Son las caídas hondas de los Cristo del alma/ de alguna fe adorable que destino blasfema”.
Cuando al trabajador, al desocupado no le sale bien las cos
as, reniega de su destino, incluso los estudiantes, reniegan de su fe religiosa, no asisten a misa, o la escuela, colegio o universidad, se tornan incrédulos, cuestionan a Dios o a Jesús, que no les ayuda, los problemas de familia los abruma, carencia de vestido, vivienda, alimentación, hijos enfermos accidentes por negligencia, abortos, etc. Carece de un norte u objetivo en la vida, pretende eliminarse, la inercia es un estado de frustración. Recordemos el verso “de algún pan que en la puerta del horno se nos quema” Esto no lleva a un reminiscencia, en 1910 Vallejo no pudo cumplir su anhelo de estudiar medicina, por falta de medios económicos familiares. Como sucede con muchos estudiantes jóvenes de familias pobres. Posiblemente conoció otros casos parecidos al suyo. Es entonces que se abriga un resentimiento social y religioso, especialmente contra Dios que le hicieron creer que todo lo puede, no le ayuda a solucionar sus problemas, o estudiar la profesión que desea . Son parte las promesas incumplidas de las autoridades, parlamentarios, el gobierno, etc. Que generan falsas expectativas en los niños, jóvenes, y el pueblo, sean alcaldes, gobierno regional (Chinecas) parlamento, gobierno nacional y poder judicial (infiltrado de corrupción y mafia). No hay credibilidad o ética moral, en las relaciones sociales, amicales, sindicales, vecinales o comunales,( barrio).

9. En Masa leemos “Acudieron a él veinte, cien mil, quinientos mil/ clamando ¡tanto amor, y no poder nada contra la muerte!” No es suficiente miles de comprometidos para salvar la vida-tierra, por una nueva existencia de equidad y bienestar general, para los pueblos del mundo, sin bloqueos económicos (caso de Cuba y otros), sin tratados de libre comercio (TLC) onerosos, desiguales, en perjuicio del agricultor, del parcelero, de la pequeña y mediana industria nativa. Es también unirnos el campo y la ciudad contra la contaminación.
Se necesitan más voluntades y conciencias organizadas, conscientes de sus problemas, los niños, los jóvenes, niños estudiantes, trabajadores, desocupados- motivar a aquellos que están en la delincuencia, la drogadicción- son parte de ese ser moribundo, para no dejarlo en la inanición al ser vivo popular (pueblo) de la fe y la esperanza de exigir con el clamor de la protesta el derecho a la propiedad comunitaria, a la preservación de la biodiversidad, a vivir y convivir con respeto estudioso a las leyes de la naturaleza, sin arrasar los bosques, sin contaminar mares y ríos, como la minería formal o informal, donde hay sobre explotación del obrero y del trabajo infantil, así como en las fábricas y el campo, denunciando el calentamiento global de la Tierra, especialmente por los países industrializados el grupo de los siete, empezando por Estados Unidos, Rusia, Alemania, Inglaterra, Italia, etc. Agregando a la China. No firman los tratados ni los respetan, -para la descontaminación- va contra sus intereses financieros, imperialistas monopólicos. Por eso como instrumentos decisivo hegemónico mundial de imposición y contribución e el calentamiento global (que deshiela nuestros nevados) son las guerras, como dice una canción “es un monstruo grande y pisa fuerte/ la inocencia de toda la gente”. Pero la fe y la esperanza que representa el miliciano moribundo, en el poema Masa es el ser humano necesitado, el hijo de la humanidad doliente, la humanidad explotada, es la energía del pueblo-pobre y mundo valiente que resiste ataduras, y mordazas, y que su tarea e revivir al moribundo optimismo.

10.En los Heraldos Negros tenemos “Y el hombre…Pobre…pobre! vuelve los ojos, como/ cuando por sobre el hombro nos llama una palmada, / Puede ser el llamado fraterno de un familiar de un amigo o de un desconocido. Interpretamos el sobresalto social o anímico, descontrol emocional, sicológico, con relación a un hecho importante de fuerte repercusión en su vida: económico, cultural, el inocente inculpado de culpable (calumnia), es tanto el drama de la situación del pobre, en lo material, espiritual, moral y e intelectual, que cae en abismos sicológicos de desconcierto, impulsados por la imagen del miedo, del temor a la burla, la critica domestica, el control represivo del estado, la presión en el trabajo, luego desfoga sobre la mujer –con agresividad y celos. Estableciendo una relación de sub dominación o dominación propia de la cultura machista (patriarcado). Esta sociedad, vía el medo oculto, lo convierte en un ser neurótico que retrocede hasta la infancia y remueve sus secuelas con sus fantasmas. Veamos, “vuelve los ojos locos,
y todo lo vivido / se empoza, como charcho de culpla, en la mirada/ Hay golpes en la vida tan fuertes…Yo no sé!
Se siente culpable de una suerte de pecado original de su fe religiosa, relacionándola con su condición socio-económica. Pero, en este estado de confusión existe alguien que da aliento, le anima: la madre, un familiar, un amigo o desconocido, parte del pueblo, o incluso un dirigente hombre o mujer en su ejemplo de vida. Aunque desconfía, percibe que no es la solución a su postración o marginación, es una realidad cotidiana, que lo viene observando desde su niñez, y lo tiene como un rescoldo de recelo puesto a la defensiva, como si todos lo fueran a agredir. A falta de análisis o reflexión de los factores que originan su sufrimiento, esos golpes o factores debemos acabarlos de forma definitiva, sin olvidarnos de su origen
la pobreza y el olvido, que nos hace seres alienados.

11. En el poema Masa “Le rodearon millones de individuos, / con un ruedo común ¡quédate hermano!” / pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo
Al notar que no son todos, lo que no son todos, los comprometidos, no organizados del todo, sea por intereses personales, de grupo (sectarismo, anarquía, como sucede en los Frentes de Defensa, Federaciones Campesinas, gremios sindicales, en Asociación de Padres de Familia, de moradores, en los propios estudiantes y jóvenes, la familia misma (dividida) el Perú por el racismo y otras cosas, el deporte incohesionado, etc. Entonces la fe y la esperanza del miliciano moribundo, del pueblo sigue postrada, porque sigue esperando que nadie le de la espalda, empezando por la lealtad de las autoridades de salud, educación, los programas políticos de los gobernantes de las superpotencias hegemónicas mundiales.

12. Finalisa con un canto a la esperanza, a la fe, pleno de optimismo, cumplía el principio dela unidad humana “Entonces todos los hombres de la tierra/ le rodearon, les vio el cadáver triste, emocionado, incorpose lentamente, / abrazo al primer hombre, echose andar “ (10 de Nov. 1937) Así, un día no muy lejano, la esperanza del pueblo unido se echara a andar transformando la pobreza en bienestar popular.

Chimbote, abril l5 del 2010

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...