“Casa y Balcón de Huaura”, hoy “Museo de Sitio Memorial San Martín”

30 marzo 2010

José Jorge Nava Pittaluga:

La Casa y Balcón histórico desde donde el General José de San Martín y Matorras proclamó por primera vez la independencia del Perú el 27 de noviembre de 1820, fue adquirida por el Gobierno Peruano mediante Resolución Suprema de fecha 29 de junio de 1921, siendo Presidente don Augusto Bernardino Leguía y Salcedo, con el voto deliberativo del Consejo de Ministros, declarando de utilidad pública su adquisición; para cuyo efecto el Sr. Ministro de Fomento quedó encargado de organizar el respectivo expediente de expropiación, aplicando el egreso que origine al crédito especial denominado: “Primer Centenario de la Independencia”.

Asimismo, el Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada que presidíó el General Div. EP don Juan Velasco Alvarado, mediante Decreto Ley Nº 17815 de fecha 16 de setiembre de 1969, crea la COMISION NACIONAL DEL SESQUICENTENARIO DE LA INDEPENDENCIA DEL PERU, presidida por el Grl. Div. EP don Juan Mendoza Rodríguez, como representante del señor Presidente de la República; acompañado de los más ilustres historiadores peruanos, civiles, militares y del clero, al considerar que es deber del Estado exaltar los hechos que forjaron la República para vigorizar nuestra devoción por la patria y la nacionalidad y que, al cumplirse el 28 de julio de 1971 el 150º aniversario de la proclamación de la independencia del Perú, por el General San Martín, este magno acontecimiento debe celebrarse solemnemente.

Que, el Perú debe evocar este hecho glorioso y enaltecer la memoria de los peruanos que con su heroísmo e ideales nos dieron Patria Libre y Soberana; manifestando la importancia e interés nacional la celebración del Sesquicentenario de la Independencia del Perú en 1971, declarando ese año: “Año del Sesquicentenario de la Independencia del Perú” y encargando a La Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia del Perú, preparar y dirigir la ejecución del programa con que se conmemorará en todo el país el 150º Aniversario de la Emancipación; asimismo, la edición de una “Colección de Documentos sobre la Emancipación del Perú”, entre otros puntos a incorporarse en su programaciçon.La mañana del 6 de setiembre de 1974 se inauguró el MUSEO DE SITIO “MEMORIAL SAN MARTIN”, obra emprendida, por la Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia del Perú, en esta casona, que lleva el nombre del Libertador y Padre de nuestra Patria General José de San Martín, desde cuyo balcón histórico proclamó por primera vez la Independencia del Perú.

En tan importante acto, el destacado Amauta, ilustre historiador peruano y miembro de la Comisión Nacional del Sesquicentenario de la Independencia del Perú, Dr. Gustavo Ponz Muzzo (Como Delegado del Instituto Sanmartiniano del Perú –ISMP-. Actualmente Presidente del mismo), en su Discurso de Orden dijo -entre otras cosas-: “La inauguración del Museo de Sitio “Memorial San Martín” en la histórica casa de y balcón de Huaura, halaga mis íntimas convicciones sanmartinianas por dos motivos:Primero.”
Porque el Perú cumple en convertir este lugar que siempre fue de sagrada veneración para los peruanos, en un santuario cívico destinado a honrar la memoria del fundador de la independencia del Perú; y Segundo: “Porque me da la oportunidad, al hacer uso de la palabra debido a la gentileza del señor Presidente de la Comisión del Sesquicentenario de la Independencia del Perú” General EP Juan Mendoza Rodríguez y de los distinguidos colegas que lo componen, de exaltar una vez más, la obra y el pensamiento del Generalísimo don José de San Martín y Matorras”.

Casa Cuartel de la Hacienda “El Ingenio”

En tan importante ocasión nos visitó el Sr. Ing. Manuel Augusto de Ingunza Simonetti. en su condición de Secretario General de la Benemérita sociedad Fundadores de la Independencia. Después de 31 años, el 26 de noviembre de 2005, nos visita nuevamente, en esta ocasión como Vicepresidente del Instituto Sanmartiniano del Perú. En su Discurso de Orden nos hace el recuerdo de tan magna ocasión, felicitando con gran fervor patriótico la incorporación de la Casa-hacienda “El Ingenio” al circuito turístico de Huaura, convirtiendo simbólicamente una casa vetusta y olvidada, en el santuario destinado ahora en adelante a honrar la memoria del Fundador de la Independencia del Perú y a la de sus soldados, muchos de los cuales, yacen enterrados en las catacumbas de la Iglesia San José aledaña a los improvisados camposantos de los alrededores, muertos a consecuencia de las epidemias, allá por el mes de febrero de 1821, cuando fallecían de cien a ciento veinte hombres diario por no contarse con el antídoto necesario para contrarrestar la enfermedad”.

“El Ingenio” tuvo una existencia interesante –continúa-, desde la fundación de la Villa Carrión de Velasco en 1597, erigida sobre el pueblo de “Guaura” de muy antigua data. En esa ocasión el Capitán Juan Fernández de Heredia manifestó que la mayor parte de las tierras de Huaura eran suyas. En1658 el Capitán Juan Infante Trujillo arrendó a don Francisco Alguacil de Paredes la hacienda “El Ingenio” y otras tierras con un total de 150 fanegadas.

En 1684, el Capitán don Juan Infante Trujillo cedió su hacienda al colegio de los Desamparados de Lima, dependiente de la Compañía de Jesús, habiéndola recibido el padre Jacinto de Arrué. Cuando los jesuitas fueron expulsados (En 1767 el Rey Carlos III de España decretó la expulsión de los Jesuitas de América, orden que acató el virrey Manuel Amat y Junyent, con desusada eficiencia y gran celeridad) perdieron todos su bienes, “El Ingenio” de Huaura pasó a poder del Estado español y luego fue adquirida por el Maestre de Campo don Francisco José de la Puente y Sandoval, perteneciente a la orden de Santiago, que desde el 1º de enero de 1777 desempeñó la alcaldía de Lima conjuntamente con don Felipe Sancho Dávila y Salazar.

La siguiente propietaria parece haber sido doña Joaquina de Salazar y Gaviño, quien la heredó de su hermano y albacea don Manuel Salazar y Vicuña en 1814. Después de pasar por otros propietarios, actualmente la posee el grupo Wong.”“Cuando el General San Martín desembarcó con su Estado Mayor General el día 13 de noviembre de 1820 en la aplaya de Huacho, vivían en el pueblo 1,500 almas y otros mil en la campiña, pero fueron pocos los que bajaron a la playa porque el virrey don Joaquín de la Pezuela y Sánchez Muñoz de Velasco, había decretado pena de muerte para todos aquellos que abandonasen su casa a la llegada de la escuadra de los insurgentes, según narración de Diego Paroissien, ayudante de Campo del General San Martín.

Sin embargo, pronto perdieron el temor y empezaron a llegar hasta convertirse en multitud, que empezó a vivar al General San Martín mientras se dirigía con sus oficiales al pueblo, ocupando varias casas particulares de muy precaria construcción.

Entre los que se acercaron a presentar su saludo estuvo el dueño de la hacienda “El Ingenio”, don Manuel Salazar y Vicuña, que obsequió al Libertador un corcel blanco debidamente enjaezado, y algunos pilones de azúcar refinada; y para los oficiales envió dos barricas de vino y cuatro arrobas de azúcar. Además, puso a disposición del General su casa-hacienda, sus esclavos y fortuna. Para entonces, las tropas realistas asentadas en la zona, incluyendo el batallón “Burgos”, se habían retirado hacia Chancay”“Por su parte el General San Martín le informó al Coronel José Ignacio Centeno, Ministro de Guerra de Chile, su llegada a Huacho, las operaciones de desembarco y desplazamiento de fuerzas, incluyendo el plano topográfico que hizo el teniente coronel Alberto D’Alve, después de hacer un reconocimiento militar de Huaura y Supe.

Manifiesta que el día 14 mandó construir tres reductos en las alturas del puerto de Huacho para su defensa, siendo el principal el que coronó el peñón de Carquín, así como el muelle para comodidad del desembarco, que quedó concluido el día 15. Sin mayor demora ordenó que toda la infantería se dirigiera a Supe a ordenes del Coronel Mayor Las Heras, el Regimiento de Granaderos a caballo lo envió a Huaura y el Regimiento de Cazadores permaneció en Huacho.

El 18 el general se dirigió a Huaura y el 19 llegó a Supe.” “Según documentos de la época, en Huacho y Huaura se formaron de inmediato tres escuadrones con 700 hombres a caballo, llamado cívicos, que lo integraban los patriotas de esos pueblos, así como una compañía de infantería de cien piezas. Esa fuerza tenía como Comandante en Jefe, al teniente coronel Manuel Salazar y Vicuña, propietario de la hacienda “El Ingenio”, con nombramiento de fecha 24 de noviembre de 1820.”“El General San Martín permaneció en Supe 15 días y a partir del 5 de diciembre de instaló en la casa-hacienda “El Ingenio” como lugar de residencia, pero utilizando la casa y balcón como Cuartel General.

Ya hemos visto que el 26 se dirigió con su ejército a Sayán y luego a Retes, de donde volvieron quince días después, trasladando su Cuartel General a “El Ingenio”, debido a que estaba mejor situado y requería de más espacio para trabajar, si tenemos en consideración que muchos patriotas se habían incorporado a su Ejército, además de las tropas de Alvarez de Arenales, el batallón “Numancia” e infinidad de asesores del Ejército Realista, sin contar con los importantes refuerzos peruanos llegados de Lambayeque y Trujillo.” “La Plana Mayor la constituían: General José de San Martín, General en Jefe; Dr. Bernardo Monteagudo, Secretario de Guerra y Auditor; Dr. Juan García del Río, Secretario de Hacienda y Gobierno; Crl Mayor Juan Gregorio de Las Heras, Jefe de Estado Mayor; Diego Paroissien y Tomás Guido, Ayudantes.

A ellos se unieron el Dr. Fernando López Aldana, el Crl. Agustín Gamarra y Messía (Años después Presidente del Perú), Basilio Cartagena, Manuel Laiseca, Joaquín Campino y muchos otros que prestaron su más amplia colaboración.” “Muchas de las disposiciones iniciales del General San Martín, fueron trabajadas y discutidas, y promulgadas en el Cuartel General instalado en estas casa-hacienda y no en la Casa y Balcón como podría pensarse.

Así por ejemplo el “Reglamento Provisional que establece la demarcación del territorio que ocupó el Ejército Libertador y la forma como debía administrarse hasta que se instalase una autoridad central”, dado a conocer en este Cuartel General el 12 de febrero de 1821. Fue allí donde se creó entre otros el Departamento de la Costa, constituido por los partidos de Santa, Chancay y Canta, con su sede capital en Huaura.

Otro decreto importante se refiere a la recaudación de aportes voluntarios de los ciudadanos para auxiliar al Ejército Libertador, garantizando su devolución por el Estado con un interés del 6% al año. Este decreto se expidió el 1º de marzo de 1821 y tuvo gran acogida. El 21 de febrero ya se había expedido un decreto por el que los negros esclavos podían enrolarse en el Ejército a tomar las armas, quedando libres del dominio de sus amos, a quienes se ofreció pagar el valor de cada uno. Según el propio San Martín, esta medida se tomó para contrarrestar el decreto del virrey de fecha 7 de febrero que armaba a mil quinientos negros esclavos para combatir a las fuerzas patriotas.” “Después de esta interesante reseña histórica, se hace necesario incidir en el hecho de haberse traficado demasiado con las versiones vernaculares sobre los acontecimientos ocurridos en Huaura y pueblos aledaños.

Así por ejemplo, en diciembre de 1920 apareció en la revista “Variedades” de Lima, el testimonio de un negro nieto de esclavos, que públicamente dijo en un aniversario del Primer Grito de Libertad, que su abuela Mónica Reyes, que murió de 110 años, le contó que San Martín desembarcó en la isla Martín y luego en la caleta de Végueta, acompañado de su esposa doña María Dolores Remedios, describiéndola como una dama llena de atributos. Que los dueños de la hacienda “El Ingenio” eran los condes de Monte Blanco y que el 18 de marzo, día de San José, el Libertador dispuso que se celebrara una fiesta en su honor, lo que se hizo con toda solemnidad en la iglesia de la hacienda, proclamando San Martín a San José como patrón de los trabajadores peruanos.
Como es fácil deducir, estas narraciones a excepción de las que se refiere a San José, pero el 19 de marzo, no son sino especulaciones folklóricas que deben descartarse, por ser producto de la imaginación y no del estudio serio y responsable, respaldado por documentación fehaciente o el testimonio indudable de los protagonistas.” “Finalmente de este particular momento histórico, es digno rendir homenaje a don Manuel Salazar y Vicuña, prócer de la Independencia, que con el cargo de teniente coronel fue designado por San Martín, Comandante en Jefe del Regimiento de Cívicos de Huaura y Huacho, siendo promovido a la clase de coronel el 13 de setiembre de 1822. Elegido diputado por Huaylas, fue integrante del Primer Congreso Constituyente.

Fue elegido Alcalde Constitucional de Lima, asumiendo el cargo el 24 de junio de 1825; asumió la Prefectura de Lima el 9 de diciembre de 1825, siendo distinguido con Medalla Cívica por el Congreso. Fue elegido diputado por Lima en 1826, continuando con sus funciones edilicias hasta 11828. Gracias a patriotas como este insigne ciudadano, que contribuyó ilimitadamente con esta hacienda, su fortuna y su propia persona, fue que el General San Martín alcanzó éxitos insospechados en su expedición al Perú.” La Ley Nº 9636 del 28 de octubre de 1942, firmado por el Sr. Presidente Constitucional de la República Dr. Manuel Prado Ugarteche; declaró Monumentos Históricos Nacionales, las casas de Pisco y Huaura en donde se hospedara el Generalísimo don José de San Martín¸ indicando en su artículo 2º que “El Poder Ejecutivo dispondrá lo conveniente al cuidado y conservación de dichos inmuebles”.

Esta Ley al no haber sido derogada sigue vigente para todos sus efectos. Letra muerta, pues como sabemos, el Gobierno no se preocupa por la cultura.“Casi por milagro, podemos hoy conocer la histórica casa desde donde el General San Martín y colaboradores inmediatos planificaron la caída del régimen virreynal, donde los patriotas peruanos encontraron el apoyo necesario para lograr su independencia.

He tenido la oportunidad de conocer –nos dice el Ing. de Ingunza- lo que fueron hermosas casas-hacienda en muchos lugares del país, verificando su destrucción por los comuneros que, al verse favorecidos por la Ley de la Reforma Agraria en 1968, no aprovecharon ese golpe de suerte y en cambio se dedicaron a destruir lo que demandó el trabajo y ahorro de generaciones de hacendados, hasta verse en la mayor miseria. Pero, gracias a Dios, la Cooperativa Agraria de Producción que hace honor al General Juan Velasco Alvarado, supo respetar esta propiedad y ahora, en manos privadas nuevamente, tenemos la esperanza de que “El Ingenio” se convierta en polo de atracción turística, y que los sanmartinianos podamos volver a peregrinar cada año para recordar a nuestro Patrono y Guía”.

Aquella extraordinaria ceremonia realizada en El Ingenio, en cuya casona, ara de la gloria y púlpito donde se recuerda la sabiduría y el valor del Santo de la Espada, sorprendió y alegró fervientemente a todos y cada uno de los asistentes; saliendo de entre la multitud el Ing. de Ingunza para felicitar al organizador responsable de este homérico evento, Sr. Lic. Mario Vitaliano Gutiérrez Rojas, Presidente de la Filial Sanmartiniana de Huaura, no solo por sus siete años de fructífera y destacada actuación en el norte chico, sino además, por el rotundo éxito obtenido al llegar a un acuerdo con los administradores de “El Ingenio”, a quienes también extendió sus felicitaciones por su altruismo e inteligente decisión de rescatar una valiosa reliquia histórica para que sirva de lugar de peregrinaje a peruanos, argentinos, chilenos y cuantos aman lo auténtico y guardan gratitud por quienes nos legaron una Patria soberana.

Le hizo entrega, además, de la “Historia del Libertador don José de San Martín” del autor Dr. José Pacífico Otero, en 8 volúmenes, impreso por el Círculo Militar Argentino, que el gran Sanmartiniano Sr. Grl EA Jorge Stol remitió por su intermedio desde Buenos Aires, para la Biblioteca de la Filial, en agradecimiento y reciprocidad por la forma como fue recepcionado en Huaura y otros pueblos, en la visita que efectuó el 23 de setiembre de 2004; acto que fue atestiguado por el Sr. Agregado Militar Argentino, Crl EA César Milani, quien al hacer uso de la palabra manifestó “conocer por primera vez la Casa Cuartel en que vivió y despachó el General San Martín, y los importantes hechos históricos que allí se planearon, antes de hacer su ingreso a la Ciudad de los Reyes, Lima.

Finalmente, estimados internautas, debo invocar que es tarea de todos y cada uno de los huaurinos y hermanaos de la Provincia de Huaura de la mano con sus autoridades provinciales y regionales, iniciar las gestiones necesarias a fin de que el cuidado, conservación y administración de este altar de la Patria pase a cargo de la Municipalidad Distrital de Huaura, por ser patrimonio de todos los peruanos.

Con gran emoción, respeto, y especial deferencia a mi querido pueblo de Huaura y a su glorioso acontecer histórico republicano, hago propicia la ocasión para enviar un saludo fraterno a sus buenos y hospitalarios hijos, a mis compatriotas, y a los turistas que cada día nos honran con su amable visita para conocer in situ esta hermosa parte de nuestra historia patria.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...